/ martes 27 de octubre de 2020

Aguas Profundas | AMLO va contra el T-MEC

La amenaza de llevar a cabo una contrarreforma energética es el inicio de un verdadero problema que va más allá del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su secretaria de Energía, Rocío Nahle; que en su comparecencia en el Senado claramente demostró que o no sabe de qué se trata el T-MEC o está a punto de desconocerlo.

El presidente y su secretaria toman un rumbo muy peligroso y de seguir tendrá como resultado que México termine acusado de no cumplir con el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá en aras de defender a CFE o Pemex, convertidos en símbolos de soberanía.

Nahle debería de saber que no es directora de Pemex o de CFE, es la responsable de la política energética; la COFECE no le dirá como hacerla, no es su chamba; pero el trabajo que hace es, por decirlo suavemente, ubicar los alcances que tiene dentro del marco legal vigente.

La secretaria se equivoca al ofrecer que en el futuro habrá concesiones petroleras, está prohibido; habla de construir minicentrales eléctricas nucleares, es imposible; o que el acuerdo de confiabilidad eléctrica es positivo para la industria cuando en realidad frena la apertura, la libre concurrencia y las políticas de competencia.

Es inconstitucional y regresiva la política seguida hasta ahora por Sener y el Presidente, hay al menos 10 capítulos relacionados con el sector, unos más que otros; no es un tema que quedó fuera de la discusión. Pero o no saben o no les importa.

Buzos

1.- Dice la Amcham que sus esfuerzos para defender la reforma energética están enfocados en promover seguridad energética; mayor integración con Estados Unidos y un entorno de libre competencia con reglas claras que se respeten en el largo plazo y nada tienen que ver con las campañas de grupos de interés –como el US Grains Council- que presionan a la CRE y a Pemex para cambiar la norma de gasolinas y que puedan vender etano en México; se deslindan, pues, de la costosa campaña acompañada por los servicios del ex jefe negociador del TLC, Kenneth Smith y Juan Acra, Presidente de Conemer.

2.- El presidente del Betis y dueño de PRODIEL, Ángel Haro, hace de las suyas, junto con sus directivos, en México. Dejaron sin pagar a más de una docena de sus contratistas y subcontratistas en todos los proyectos fotovoltaicos y eólicos donde participaron: La Pimienta Solar, en Campeche; Los Cuervos Solar y Pachamama Solar, en Aguascalientes; Border Solar, en Ciudad Juárez; y Potero Solar, en Jalisco. Prodiel, con una larga lista de incumplimientos y falta de pagos en todo el continente, parece que solo saquea a los que realizan su trabajo en países como Brasil, Colombia, México y Chile. Incumplen a su personal, a sus proveedores, sindicatos, contratistas y subcontratistas. A todos les dejan de pagar ¿Hasta cuándo se le permitirá a esta empresa española continuar estafando a las mexicanas de las que se sirven?

3.- Quien apuesta a la verificación de combustibles es NYCE, de Carlos Pérez, que ya creó su “Unidad de Inspección de Petrolíferos”, y la acreditará ante la EMA, de Jesús Cabrera; y la CRE, deVicente Melchi;para poder certificar la NOM-016-CRE-2016, de “Especificaciones de Calidad de los Petrolíferos“. Esta firma 100% mexicana va por un mercado que crece anualmente a doble digito. México consume diariamente 789 millones de barriles de gasolina y 389 millones de diésel y el consumidor no está seguro de lo que compra.





Aquí puedes escuchar el podcast de nuestro columnista ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

La amenaza de llevar a cabo una contrarreforma energética es el inicio de un verdadero problema que va más allá del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su secretaria de Energía, Rocío Nahle; que en su comparecencia en el Senado claramente demostró que o no sabe de qué se trata el T-MEC o está a punto de desconocerlo.

El presidente y su secretaria toman un rumbo muy peligroso y de seguir tendrá como resultado que México termine acusado de no cumplir con el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá en aras de defender a CFE o Pemex, convertidos en símbolos de soberanía.

Nahle debería de saber que no es directora de Pemex o de CFE, es la responsable de la política energética; la COFECE no le dirá como hacerla, no es su chamba; pero el trabajo que hace es, por decirlo suavemente, ubicar los alcances que tiene dentro del marco legal vigente.

La secretaria se equivoca al ofrecer que en el futuro habrá concesiones petroleras, está prohibido; habla de construir minicentrales eléctricas nucleares, es imposible; o que el acuerdo de confiabilidad eléctrica es positivo para la industria cuando en realidad frena la apertura, la libre concurrencia y las políticas de competencia.

Es inconstitucional y regresiva la política seguida hasta ahora por Sener y el Presidente, hay al menos 10 capítulos relacionados con el sector, unos más que otros; no es un tema que quedó fuera de la discusión. Pero o no saben o no les importa.

Buzos

1.- Dice la Amcham que sus esfuerzos para defender la reforma energética están enfocados en promover seguridad energética; mayor integración con Estados Unidos y un entorno de libre competencia con reglas claras que se respeten en el largo plazo y nada tienen que ver con las campañas de grupos de interés –como el US Grains Council- que presionan a la CRE y a Pemex para cambiar la norma de gasolinas y que puedan vender etano en México; se deslindan, pues, de la costosa campaña acompañada por los servicios del ex jefe negociador del TLC, Kenneth Smith y Juan Acra, Presidente de Conemer.

2.- El presidente del Betis y dueño de PRODIEL, Ángel Haro, hace de las suyas, junto con sus directivos, en México. Dejaron sin pagar a más de una docena de sus contratistas y subcontratistas en todos los proyectos fotovoltaicos y eólicos donde participaron: La Pimienta Solar, en Campeche; Los Cuervos Solar y Pachamama Solar, en Aguascalientes; Border Solar, en Ciudad Juárez; y Potero Solar, en Jalisco. Prodiel, con una larga lista de incumplimientos y falta de pagos en todo el continente, parece que solo saquea a los que realizan su trabajo en países como Brasil, Colombia, México y Chile. Incumplen a su personal, a sus proveedores, sindicatos, contratistas y subcontratistas. A todos les dejan de pagar ¿Hasta cuándo se le permitirá a esta empresa española continuar estafando a las mexicanas de las que se sirven?

3.- Quien apuesta a la verificación de combustibles es NYCE, de Carlos Pérez, que ya creó su “Unidad de Inspección de Petrolíferos”, y la acreditará ante la EMA, de Jesús Cabrera; y la CRE, deVicente Melchi;para poder certificar la NOM-016-CRE-2016, de “Especificaciones de Calidad de los Petrolíferos“. Esta firma 100% mexicana va por un mercado que crece anualmente a doble digito. México consume diariamente 789 millones de barriles de gasolina y 389 millones de diésel y el consumidor no está seguro de lo que compra.





Aquí puedes escuchar el podcast de nuestro columnista ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer