/ viernes 30 de abril de 2021

Expediente Confidencial | ¿A quién le importan las niñas y los niños?

Es 30 de abril, día que, increíblemente, se sigue llamando “del niño”, cuando, hace mucho debiera haberse renombrado como “de las niñas y los niños”.

Y el hecho de que permanezca así, situación que, siendo estrictos, es cosmética, revela algo más profundo: las niñas y los niños no le importan a nadie de las élites.

A los políticos no les importan porque no votan. Y como no votan, pues no son factor para que ellos puedan seguir viviendo, como mantenidos del pueblo, su vida de excesos

Es más rentable hacer una reforma para los empresarios, o los ambientalistas, o la comunidad LGBT, o hasta los ciclistas, porque esos si votan. Y la política se ha envilecido a un grado tal, que el 99% de los políticos actuales solamente están interesados en temas que les permitan hacer negocio.

Tan solo en Baja California, hay cientos de niñas y niños que, justo mientras usted lee esto, son maltratados por sus madres y padres. Pero eso no importa a los políticos. No votan y punto.

A los políticos de izquierda o centro, autonombrados “progresistas”, solamente les interesan reformas que le permitan a las niñas y los niños decidir si quieren ser transexuales. Y a los derechistas, prohibir el aborto para que vengan a este mundo, no importa que sea a sufrir.

De los empresarios, ni hablemos. Solo tienen interés en que niñas y niños expriman, con ganas, la cartera de sus madres y padres…

Que les pidan el juguete de moda, el videojuego del momento, que les compren una tableta o, de perdida, unas Sabritas. Si se enferman por llevar esa vida sedentaria y de pésima nutrición, qué importa. Lo trascendente para los del billete es que niñas y niños les engorden las cuentas en Andorra y Panamá.

Ni a los activistas les interesan ¿Usted ha visto que, así como hay grupos feministas, ambientalistas, en pro o en contra del aborto, en pro de la legalización de las drogas, o en favor o en contra de la comunidad LGBT, haya uno solo peleando por el bienestar de las niñas y niños? NO ¿Y sabe por qué? Porque no votan. Y como no votan, no son factor para que los amos y creadores de esos grupos, que son los políticos, lleguen al poder o conserven este

Peor aún. Ni las madres, ni los padres, tienen interés en sus hijas e hijos. Los dejan al cuidado del Internet, de Netflix, de la TV, de los videojuegos, que son unas “niñeras” nefastas. Y no es que tengan tiempo. Es que no tienen ganas. Es que el 90% de las madres y padres actuales no querían serlo, porque ellos mismos no han salido, mentalmente, de la adolescencia. Asco de padres, eh…

Una sociedad mercantilista como la actual, la más putrefacta de todos los tiempos, sin duda, no tiene ningún interés en sus niñas y niños. Y todos pagamos los platos rotos de ese desinterés.

Si tenemos violencia contra las mujeres, adicciones, baja productividad laboral, corrupción, contaminación y delincuencia, entre otros males, es por lo que no hicimos por los adultos de hoy cuando fueron niñas y niños. Atérrese pensando cómo nos va a ir en 20 años, con el abandono de la infancia actual…

Hoy, la sociedad, más que celebrar a las niñas y los niños, debe pedirles perdón, por lo mucho que les debe…

P.D.: Si algo nos pasa, es que buscan callarnos...

Comentarios: gerardofm2020@gmail.com

Es 30 de abril, día que, increíblemente, se sigue llamando “del niño”, cuando, hace mucho debiera haberse renombrado como “de las niñas y los niños”.

Y el hecho de que permanezca así, situación que, siendo estrictos, es cosmética, revela algo más profundo: las niñas y los niños no le importan a nadie de las élites.

A los políticos no les importan porque no votan. Y como no votan, pues no son factor para que ellos puedan seguir viviendo, como mantenidos del pueblo, su vida de excesos

Es más rentable hacer una reforma para los empresarios, o los ambientalistas, o la comunidad LGBT, o hasta los ciclistas, porque esos si votan. Y la política se ha envilecido a un grado tal, que el 99% de los políticos actuales solamente están interesados en temas que les permitan hacer negocio.

Tan solo en Baja California, hay cientos de niñas y niños que, justo mientras usted lee esto, son maltratados por sus madres y padres. Pero eso no importa a los políticos. No votan y punto.

A los políticos de izquierda o centro, autonombrados “progresistas”, solamente les interesan reformas que le permitan a las niñas y los niños decidir si quieren ser transexuales. Y a los derechistas, prohibir el aborto para que vengan a este mundo, no importa que sea a sufrir.

De los empresarios, ni hablemos. Solo tienen interés en que niñas y niños expriman, con ganas, la cartera de sus madres y padres…

Que les pidan el juguete de moda, el videojuego del momento, que les compren una tableta o, de perdida, unas Sabritas. Si se enferman por llevar esa vida sedentaria y de pésima nutrición, qué importa. Lo trascendente para los del billete es que niñas y niños les engorden las cuentas en Andorra y Panamá.

Ni a los activistas les interesan ¿Usted ha visto que, así como hay grupos feministas, ambientalistas, en pro o en contra del aborto, en pro de la legalización de las drogas, o en favor o en contra de la comunidad LGBT, haya uno solo peleando por el bienestar de las niñas y niños? NO ¿Y sabe por qué? Porque no votan. Y como no votan, no son factor para que los amos y creadores de esos grupos, que son los políticos, lleguen al poder o conserven este

Peor aún. Ni las madres, ni los padres, tienen interés en sus hijas e hijos. Los dejan al cuidado del Internet, de Netflix, de la TV, de los videojuegos, que son unas “niñeras” nefastas. Y no es que tengan tiempo. Es que no tienen ganas. Es que el 90% de las madres y padres actuales no querían serlo, porque ellos mismos no han salido, mentalmente, de la adolescencia. Asco de padres, eh…

Una sociedad mercantilista como la actual, la más putrefacta de todos los tiempos, sin duda, no tiene ningún interés en sus niñas y niños. Y todos pagamos los platos rotos de ese desinterés.

Si tenemos violencia contra las mujeres, adicciones, baja productividad laboral, corrupción, contaminación y delincuencia, entre otros males, es por lo que no hicimos por los adultos de hoy cuando fueron niñas y niños. Atérrese pensando cómo nos va a ir en 20 años, con el abandono de la infancia actual…

Hoy, la sociedad, más que celebrar a las niñas y los niños, debe pedirles perdón, por lo mucho que les debe…

P.D.: Si algo nos pasa, es que buscan callarnos...

Comentarios: gerardofm2020@gmail.com