/ jueves 10 de diciembre de 2020

Expediente Confidencial | La burla de Jaime


En memoria de las y los 4628 bajacalifornianas y bajacalifornianos que (oficialmente) han perdido la vida debido al Covid-19, pero, sobre todo, a la incapacidad de los gobiernos. Dedicado este texto también a todo el personal sanitario que se la está jugando, a diario. Y recordando que en Tijuana mueren 21 de cada 100 enfermos de Covid-19, en San Diego mueren uno de cada 100...

Una burla. Eso fue todo el ‘show’ que se montó en torno al contagio de Covid-19 que sufrió el gobernador.

Una burla para los enfermos que hacen fila en el Hospital General de Tijuana, esperando a que los atiendan, desesperados, mientras les falta el oxígeno.

Una burla para los pacientes intubados en la UCI, donde no hay ni anestesia para dormirlos.

Una burla para los médicos, enfermeras y enfermeros, quienes han denunciado, una y otra vez, las carencias que enfrentan.

Jaime fue a hacer un ‘show’ electorero, lamentable, irrespetuoso.

Ante los rumores que apuntaban a su ingreso en un hospital de San Diego, la mañana de ayer Jaime apareció haciendo su ‘streaming’ matutino ¡desde la mismísima Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Tijuana!

Y en ese ‘streaming’, se hizo un gigantesco infomercial para mostrar que el HGT, parafraseando al presidente, es como un nosocomio danés.

Bonilla apareció en la “cama uno” de la Unidad de Cuidados Intensivos y así, de inicio, saltan algunas preguntas:

1.- ¿Acaso todos los pacientes que llegan al HGT gozan de su propia habitación individual en la UCI, como Jaime?

Porque todas y todos sabemos que las UCI, en los hospitales públicos, son habitaciones donde hay varios pacientes, juntos, sin más separación que una cortina de plástico. Pero Jaime estaba solito en su cuarto…

2.- ¿Se vació la UCI del HGT para que Jaime pudiese hacer su ‘streaming’?

3.- Si eso fue así, ¿cuántas vidas se pusieron en riesgo para que Jaime pudiese hacer su ‘show’ matutino por Facebook?

4.- Un hombre de 70 años que, en sus propias palabras y las de sus médicos, acaba de tener “neumonía”, ¿podría hablar durante dos horas y media, sin que se le apreciara falta de aire o secuela alguna?

Refrendando que se trataba de hacer un ‘show’ con objetivos de comunicación política, por la tarde, cuando Jaime salió -¡en silla de ruedas!-, se convocó a todos los medios para atestiguarlo.

Lo más lamentable fue cuando el secretario de Salud, Alonso Pérez, haciendo su habitual papel de patiño del mandatario, salió con que la clave para recuperarse del Covid-19 es “echarle ganas” y que, si se recuperó “tan rápido” fue porque no tenía obesidad, hipertensión, ni diabetes.

“El Hospital General de Tijuana tiene una de las mejores atenciones médicas del mundo”, dijo Bonilla en ese momento. Es decir que, si la gente se muere de Covid-19, es porque quiere, por no “echarle ganas”, por ser obesa, hipertensa y diabética ¿Quién les manda? ¿Verdad?

Claro, con brutal insensibilidad, ni Bonilla, ni Pérez, reparan en que no todos son como ellos: dos sujetos mantenidos por los impuestos de todos nosotros, que no se ven en la necesidad de comer la chatarra con la que muchos, por falta de recursos, deben alimentarse; que tienen el dinero para hacerse ‘check ups’ cada año, evitando así que se desarrolle o agrave alguna enfermedad; y, por supuesto, también tienen el poder para vivir tranquilamente y sin preocupaciones, como no lo puede hacer el 99% de la gente, cuyo estrés le lleva a deteriorar su salud y padecer esas comorbilidades.

De la falta de medicamentos que los propios médicos del Hospital General de Tijuana han denunciado, ni media palabra. De la falta de anestesia para quienes se hallan intubados, menos. En la narrativa de Bonilla, todo es como en Dinamarca. Si en San Diego mueren uno de cada 100 enfermos, mientras en Tijuana fallecen 21 de cada 100, es culpa de que la gente no le “echa ganas”.

Por otra parte, Bonilla ¿tuvo que hacer fila afuera del HGT para que lo atendieran, como cualquiera? ¿A todos los enfermos se les permite hacer un ‘streaming’ en la UCI? ¡Si a los enfermos les quitan hasta el celular, impidiéndoles tener contacto con su propia familia! Pero ahora vemos que, si a los pacientes les quitan el teléfono, no es porque no se pueda usar, pues Bonilla hizo una transmisión en vivo por dos horas y media en terapia intensiva ¿Será, entonces, que al resto le quitan los teléfonos para que no graben las verdaderas condiciones que hay ahí?...

Así las cosas, todo ese ‘show’ parece tener una sola intención: curarse en salud y lavarle la cara a este gobierno, por anticipado, de la catástrofe que viene. Cuando la crisis sanitaria rebose durante enero, no será culpa de este gobierno, ni del HGT, que “tiene una de las mejores atenciones médicas del mundo”, sino de la gente, que no le echa “ganas” y es obesa, hipertensa y diabética. Pero Bonilla y su administración, habrán hecho todo bien, perfecto, como en Dinamarca. Macabro, ¿no creen?

P.D.: Si algo nos pasa, es que quieren callarnos

Comentarios: gerardofm2020@gmail.com


En memoria de las y los 4628 bajacalifornianas y bajacalifornianos que (oficialmente) han perdido la vida debido al Covid-19, pero, sobre todo, a la incapacidad de los gobiernos. Dedicado este texto también a todo el personal sanitario que se la está jugando, a diario. Y recordando que en Tijuana mueren 21 de cada 100 enfermos de Covid-19, en San Diego mueren uno de cada 100...

Una burla. Eso fue todo el ‘show’ que se montó en torno al contagio de Covid-19 que sufrió el gobernador.

Una burla para los enfermos que hacen fila en el Hospital General de Tijuana, esperando a que los atiendan, desesperados, mientras les falta el oxígeno.

Una burla para los pacientes intubados en la UCI, donde no hay ni anestesia para dormirlos.

Una burla para los médicos, enfermeras y enfermeros, quienes han denunciado, una y otra vez, las carencias que enfrentan.

Jaime fue a hacer un ‘show’ electorero, lamentable, irrespetuoso.

Ante los rumores que apuntaban a su ingreso en un hospital de San Diego, la mañana de ayer Jaime apareció haciendo su ‘streaming’ matutino ¡desde la mismísima Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Tijuana!

Y en ese ‘streaming’, se hizo un gigantesco infomercial para mostrar que el HGT, parafraseando al presidente, es como un nosocomio danés.

Bonilla apareció en la “cama uno” de la Unidad de Cuidados Intensivos y así, de inicio, saltan algunas preguntas:

1.- ¿Acaso todos los pacientes que llegan al HGT gozan de su propia habitación individual en la UCI, como Jaime?

Porque todas y todos sabemos que las UCI, en los hospitales públicos, son habitaciones donde hay varios pacientes, juntos, sin más separación que una cortina de plástico. Pero Jaime estaba solito en su cuarto…

2.- ¿Se vació la UCI del HGT para que Jaime pudiese hacer su ‘streaming’?

3.- Si eso fue así, ¿cuántas vidas se pusieron en riesgo para que Jaime pudiese hacer su ‘show’ matutino por Facebook?

4.- Un hombre de 70 años que, en sus propias palabras y las de sus médicos, acaba de tener “neumonía”, ¿podría hablar durante dos horas y media, sin que se le apreciara falta de aire o secuela alguna?

Refrendando que se trataba de hacer un ‘show’ con objetivos de comunicación política, por la tarde, cuando Jaime salió -¡en silla de ruedas!-, se convocó a todos los medios para atestiguarlo.

Lo más lamentable fue cuando el secretario de Salud, Alonso Pérez, haciendo su habitual papel de patiño del mandatario, salió con que la clave para recuperarse del Covid-19 es “echarle ganas” y que, si se recuperó “tan rápido” fue porque no tenía obesidad, hipertensión, ni diabetes.

“El Hospital General de Tijuana tiene una de las mejores atenciones médicas del mundo”, dijo Bonilla en ese momento. Es decir que, si la gente se muere de Covid-19, es porque quiere, por no “echarle ganas”, por ser obesa, hipertensa y diabética ¿Quién les manda? ¿Verdad?

Claro, con brutal insensibilidad, ni Bonilla, ni Pérez, reparan en que no todos son como ellos: dos sujetos mantenidos por los impuestos de todos nosotros, que no se ven en la necesidad de comer la chatarra con la que muchos, por falta de recursos, deben alimentarse; que tienen el dinero para hacerse ‘check ups’ cada año, evitando así que se desarrolle o agrave alguna enfermedad; y, por supuesto, también tienen el poder para vivir tranquilamente y sin preocupaciones, como no lo puede hacer el 99% de la gente, cuyo estrés le lleva a deteriorar su salud y padecer esas comorbilidades.

De la falta de medicamentos que los propios médicos del Hospital General de Tijuana han denunciado, ni media palabra. De la falta de anestesia para quienes se hallan intubados, menos. En la narrativa de Bonilla, todo es como en Dinamarca. Si en San Diego mueren uno de cada 100 enfermos, mientras en Tijuana fallecen 21 de cada 100, es culpa de que la gente no le “echa ganas”.

Por otra parte, Bonilla ¿tuvo que hacer fila afuera del HGT para que lo atendieran, como cualquiera? ¿A todos los enfermos se les permite hacer un ‘streaming’ en la UCI? ¡Si a los enfermos les quitan hasta el celular, impidiéndoles tener contacto con su propia familia! Pero ahora vemos que, si a los pacientes les quitan el teléfono, no es porque no se pueda usar, pues Bonilla hizo una transmisión en vivo por dos horas y media en terapia intensiva ¿Será, entonces, que al resto le quitan los teléfonos para que no graben las verdaderas condiciones que hay ahí?...

Así las cosas, todo ese ‘show’ parece tener una sola intención: curarse en salud y lavarle la cara a este gobierno, por anticipado, de la catástrofe que viene. Cuando la crisis sanitaria rebose durante enero, no será culpa de este gobierno, ni del HGT, que “tiene una de las mejores atenciones médicas del mundo”, sino de la gente, que no le echa “ganas” y es obesa, hipertensa y diabética. Pero Bonilla y su administración, habrán hecho todo bien, perfecto, como en Dinamarca. Macabro, ¿no creen?

P.D.: Si algo nos pasa, es que quieren callarnos

Comentarios: gerardofm2020@gmail.com

Local

Investigación de agente de la FGE asesinado se centrará en trabajo que realizaba

Jorge Luis López Núñez estaba adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida

Local

Solo hay citas para la visa hasta el 2023

Quien quiere renovar el documento para viajar a Estados Unidos debe esperar hasta mayo del siguiente año, indicó Carlos Santana.

Local

Recibe alcaldesa de Tijuana a Laura Galván

Participará corredora olímpica en La Milla Internacional 2021

Deportes

SD Loyal se complica previo a los playoffs

San Diego Loyal también creó sus propias oportunidades de anotación incluyendo una al minuto 27 por el mediocampista Jack Blake

Justicia

Comando Tlahuica asesinó al activista Samir Flores: Fiscalía

La Fiscalía de Morelos, adjudicó al grupo criminal el homicidio cometido en febrero de 2019 en Amilcingo, Temoac

Deportes

El “Guty” ya quiere vestir como toro

La noticia de su llegada a Tijuana le cayó de sorpresa; su carrera en la LMB siempre ha estado ligada en Monterrey

Local

Recibe alcaldesa de Tijuana a Laura Galván

Participará corredora olímpica en La Milla Internacional 2021

Sociedad

Desaparecidas 10 mujeres en área de carretera a Laredo y municipio de Sabinas Hidalgo

Ahora Nuevo León pasó del sexto al cuarto lugar nacional en desaparecidos

Local

Investigación de agente de la FGE asesinado se centrará en trabajo que realizaba

Jorge Luis López Núñez estaba adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida