/ viernes 26 de octubre de 2018

Premisa Mayor / Por la fuerza de las urnas

Con el enorme y contundente triunfo del señor Licenciado Andrés Manuel López Obrador, suena la hora de reconstruir el país.

El clamor colectivo encauzado antes en las urnas es de paz, orden, seguridad y democracia real como regla categórica.

La población votó masiva, razonada y contundentemente en la pasada elección presidencial haciendo de los comicios la hora de reconstruir el país común ante el saqueo enorme, las privatizaciones del petróleo y del agua, así como la escandalosa megadeuda pública nunca antes vista y por la cual el próximo gobierno tendrá que pagar $738,000 millones de pesos el año venidero y solo por el concepto de intereses.

Viene aún antes de tomar posesión del más alto cargo al que puede aspirar un mexicano, la enorme presión de los intereses económicos y de los poderes fácticos para obligar al presidente electo a aceptar la enorme deuda pública por el nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco.

En cualquier actividad humana, más en la política, y sobre todo en el arte de gobernar serena y juiciosamente, siempre será preferible convencer que forzar, persuadir que pisotear, proponer y escuchar que imponer.

Ante la enorme crisis del Estado neoliberal autoritario, privatizador, saqueador y antidemocrático que ha venido despojando de los bienes públicos a la "Suave Patria", la población zaherida inteligentemente canalizó sus agravios en las urnas no en las calles toda vez que los graves problemas heredados son de gobernabilidad, no viabilidad; es un problema de política no de policía; es un problema derivado del actual bloqueo del poder, no del bloqueo de las calles, "es un problema de hombres de Estado, no de agentes de tránsito ni de voceros a sueldo en los medios totémicos de información. Por eso la población salió a votar como nunca antes.

¡Fragor, estrépito y exigencia ciudadana en las calles es un catalizador positivo en contra de los anarquismos y extremismos que le apuestan al capricho de las minorías irresponsables proclives al autoritarismo como una estrecha salida falsa para hacer el camino más ancho a la discordia!

Como dijera Julio Ma. Sanguineti en El País: "Los pueblos tienen que gritar, hacerse oír, porque la hipocresía reinante en las superestructuras del poder económico-político, no la soportan más los pueblos oprimidos por los poderes fácticos. Las consultas en los pueblos que han estado oprimidos, saqueados, empobrecidos por una élite se deben abrir espacios para la renovación.

Las cúpulas político-empresariales no deben atentar contra la más elemental libertad ciudadana conscientes de aquellas palabras de Benjamín Franklin que con justeza acotó diciendo: "Los que ceden la libertad para tener un poco de tranquilidad y seguridad no merecen ni libertad ni seguridad", y esto la población mexicana mayoritaria lo entendió ya.

En esa tesitura, he escuchado con atención y prudencia los argumentos y las opiniones en favor y en contra del proyecto con muy relativo avance del aeropuerto en el lago de Texcoco, así como la posible utilización de los aeropuertos como el actual en la ciudad de México con reparaciones y simultáneamente los aeropuertos de Toluca y el de Santa Lucía.

En ese orden y por razones de espacio aludo hoy al proyecto de Aeropuerto en Texcoco con un avance de entre el quince y el treinta por ciento dependiendo de quienes emiten la opinión.

Lo anterior, enmarcado en la Consulta popular del 25 al 28 del presente mes en 538 municipios y mil 73 mesas de recepción como una medida común a sociedades civilizadas.

Habida cuenta de ello, transcribo parcialmente las opiniones publicadas en los medios, algunas columnas periodísticas y en las redes sociales, todo ello incentivando por la fuerza de las urnas como nuevo paradigma y obvio momento de inflexión.

"México evalúa", El Universal, El País, Forbes, otros: Monstruoso costo que empezó en 168 mil millones de pesos y ahora en 300 mil millones de pesos.

The Economist "Proyecto de Aeropuerto en Texcoco es un desastre ecológico, con enormes sobrecostos para beneficio de cinco grandes capitalistas: Slim, Bernardo Quintana, C. Hank Rhon, Hipólito Gerardo Rivero familiar de Carlos Salinas de Gortari y Olegario Vázquez Raña, destacando que no detallan información sobre contratos con cargo a la deuda pública ni hacen alusión a la terrible devastación del vaso lacustre y sus inmediaciones”.

"México Evalúa: Gobierno no propició real competencia para licitar contratos en pesos, cobran en dólares".



Con el enorme y contundente triunfo del señor Licenciado Andrés Manuel López Obrador, suena la hora de reconstruir el país.

El clamor colectivo encauzado antes en las urnas es de paz, orden, seguridad y democracia real como regla categórica.

La población votó masiva, razonada y contundentemente en la pasada elección presidencial haciendo de los comicios la hora de reconstruir el país común ante el saqueo enorme, las privatizaciones del petróleo y del agua, así como la escandalosa megadeuda pública nunca antes vista y por la cual el próximo gobierno tendrá que pagar $738,000 millones de pesos el año venidero y solo por el concepto de intereses.

Viene aún antes de tomar posesión del más alto cargo al que puede aspirar un mexicano, la enorme presión de los intereses económicos y de los poderes fácticos para obligar al presidente electo a aceptar la enorme deuda pública por el nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco.

En cualquier actividad humana, más en la política, y sobre todo en el arte de gobernar serena y juiciosamente, siempre será preferible convencer que forzar, persuadir que pisotear, proponer y escuchar que imponer.

Ante la enorme crisis del Estado neoliberal autoritario, privatizador, saqueador y antidemocrático que ha venido despojando de los bienes públicos a la "Suave Patria", la población zaherida inteligentemente canalizó sus agravios en las urnas no en las calles toda vez que los graves problemas heredados son de gobernabilidad, no viabilidad; es un problema de política no de policía; es un problema derivado del actual bloqueo del poder, no del bloqueo de las calles, "es un problema de hombres de Estado, no de agentes de tránsito ni de voceros a sueldo en los medios totémicos de información. Por eso la población salió a votar como nunca antes.

¡Fragor, estrépito y exigencia ciudadana en las calles es un catalizador positivo en contra de los anarquismos y extremismos que le apuestan al capricho de las minorías irresponsables proclives al autoritarismo como una estrecha salida falsa para hacer el camino más ancho a la discordia!

Como dijera Julio Ma. Sanguineti en El País: "Los pueblos tienen que gritar, hacerse oír, porque la hipocresía reinante en las superestructuras del poder económico-político, no la soportan más los pueblos oprimidos por los poderes fácticos. Las consultas en los pueblos que han estado oprimidos, saqueados, empobrecidos por una élite se deben abrir espacios para la renovación.

Las cúpulas político-empresariales no deben atentar contra la más elemental libertad ciudadana conscientes de aquellas palabras de Benjamín Franklin que con justeza acotó diciendo: "Los que ceden la libertad para tener un poco de tranquilidad y seguridad no merecen ni libertad ni seguridad", y esto la población mexicana mayoritaria lo entendió ya.

En esa tesitura, he escuchado con atención y prudencia los argumentos y las opiniones en favor y en contra del proyecto con muy relativo avance del aeropuerto en el lago de Texcoco, así como la posible utilización de los aeropuertos como el actual en la ciudad de México con reparaciones y simultáneamente los aeropuertos de Toluca y el de Santa Lucía.

En ese orden y por razones de espacio aludo hoy al proyecto de Aeropuerto en Texcoco con un avance de entre el quince y el treinta por ciento dependiendo de quienes emiten la opinión.

Lo anterior, enmarcado en la Consulta popular del 25 al 28 del presente mes en 538 municipios y mil 73 mesas de recepción como una medida común a sociedades civilizadas.

Habida cuenta de ello, transcribo parcialmente las opiniones publicadas en los medios, algunas columnas periodísticas y en las redes sociales, todo ello incentivando por la fuerza de las urnas como nuevo paradigma y obvio momento de inflexión.

"México evalúa", El Universal, El País, Forbes, otros: Monstruoso costo que empezó en 168 mil millones de pesos y ahora en 300 mil millones de pesos.

The Economist "Proyecto de Aeropuerto en Texcoco es un desastre ecológico, con enormes sobrecostos para beneficio de cinco grandes capitalistas: Slim, Bernardo Quintana, C. Hank Rhon, Hipólito Gerardo Rivero familiar de Carlos Salinas de Gortari y Olegario Vázquez Raña, destacando que no detallan información sobre contratos con cargo a la deuda pública ni hacen alusión a la terrible devastación del vaso lacustre y sus inmediaciones”.

"México Evalúa: Gobierno no propició real competencia para licitar contratos en pesos, cobran en dólares".



viernes 26 de octubre de 2018

Premisa Mayor / Por la fuerza de las urnas

lunes 23 de abril de 2018

Premisa Mayor

lunes 16 de abril de 2018

Premisa Mayor

miércoles 11 de abril de 2018

Premisa Mayor

martes 06 de marzo de 2018

Premisa Mayor

lunes 26 de febrero de 2018

Prisa contra certeza

martes 20 de febrero de 2018

No bastan más promesas

domingo 18 de febrero de 2018

No bastan más promesas

lunes 12 de febrero de 2018

MOMENTOS DELICADOS

lunes 05 de febrero de 2018

Rutas equivocadas

Cargar Más