/ jueves 9 de julio de 2020

El encierro evoluciona el proceso de la moda

La industria se adaptó a la falta de materiales y a la necesidad de hacer desfiles sin modelos


PARÍS. Ante el problema de las entregas de telas y el cierre de proveedores durante el confinamiento por el coronavirus en Francia y el mundo, el diseñador de moda Alexis Mabille tuvo que improvisar para salvar su colección, recurriendo a materiales que tenía a la mano.

Al igual que sus colegas que en estos días presentan sus colecciones en la Semana de la Alta Costura de París, en un formato online, el modista Mabille comenzó a trabajar en la confección de sus prendas antes de que se levantaran las restricciones al movimiento en Europa.

Esto descarriló todo, desde la disponibilidad de bordados hechos a medida hasta el proceso de fundir modelos de accesorios que usualmente llegan a distintos lugares del mundo, pero también proporcionó a los diseñadores de moda una renovada inspiración en la cuarentena.

"Trabajé en la dirección opuesta: en lugar de trabajar en el diseño, el material y el color, empecé por el color de la tela y luego por la colección", explicó Mabille a la agencia Reuters.

Agregó que había buscado proyectar en su colección una "visión brillante sobre las cosas", con vestidos que iban desde el púrpura intenso al amarillo y fuertes estampados de estilo animal.

La Semana de la Alta Costura de París presenta prendas únicas cosidas a mano de un selecto club de diseñadores.

Alexis Mabille eligió primero los materiales y al final realizó el diseño / Foto: Reuters

Sin embargo, incluso para las marcas más grandes, las cuarentenas en Europa representaron un verdadero desafío.

Maria Grazia Chiuri, quien diseña ropa de mujer para Christian Dior, propiedad del conglomerado de lujo Moët HennessyLouis Vuitton (LVMH), coordinó el armado de su colección desde Roma a través de videollamadas con las costureras, así como con los equipos de producción que trabajaban desde sus hogares.

La marca también debió enfrentar demoras o pérdidas de entregas, mientras intentaba plasmar su concepto de la colección en maniquíes en miniatura.

Christian Dior también hizo un cambio a su tradicional desfile, al presentar sus complejos diseños en maniquíes en miniatura, en un giro provocado por el confinamiento de la pandemia del coronavirus.

Las marcas tienen que presentar sus colecciones online y a través de películas como parte de la Semana de la Alta Costura de París, una vidriera de prendas de alto nivel y piezas únicas, después de que las presentaciones a las que suelen asistir fashionistas de todo el mundo fueron canceladas por el brote del virus.

Los vestidos de Dior se inspiraron en artistas surrealistas femeninos, como la fotógrafa Lee Miller, y presentaron bordados complicados, así como plumas de pies a cabeza en un estilo lila.

Las prendas fueron colocadas en 37 pequeños maniquíes de modisto, que luego se enviarán a los principales clientes de todo el mundo y se presentaron el lunes al público en una película filmada por el director de Gomorra, Matteo Garrone.

"Hicimos este proyecto en un momento muy particular de nuestras vidas", dijo la diseñadora Maria Grazia Chiuri, quien comenzó a trabajar en la presentación de manera remota durante la cuarentena en Roma, coordinando todo con las costureras y el equipo de producción, quienes también estaban en casa.

Las miniaturas itinerantes se hicieron eco de un formato que las casas de alta costura francesas usaron durante la Segunda Guerra Mundial para intentar mantener las colecciones a la vista y llegar a los clientes. Chiuri dijo que la marca había intentado enviar el mensaje de que "las tradiciones estaban vivas" en París.

"Es una experiencia diferente. Pero creo que es una hermosa experiencia", expresó la diseñadora italiana sobre la posibildad de trabajar en la película, que presentó ninfas y sirenas cautivadas por los vestidos de alta costura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


PARÍS. Ante el problema de las entregas de telas y el cierre de proveedores durante el confinamiento por el coronavirus en Francia y el mundo, el diseñador de moda Alexis Mabille tuvo que improvisar para salvar su colección, recurriendo a materiales que tenía a la mano.

Al igual que sus colegas que en estos días presentan sus colecciones en la Semana de la Alta Costura de París, en un formato online, el modista Mabille comenzó a trabajar en la confección de sus prendas antes de que se levantaran las restricciones al movimiento en Europa.

Esto descarriló todo, desde la disponibilidad de bordados hechos a medida hasta el proceso de fundir modelos de accesorios que usualmente llegan a distintos lugares del mundo, pero también proporcionó a los diseñadores de moda una renovada inspiración en la cuarentena.

"Trabajé en la dirección opuesta: en lugar de trabajar en el diseño, el material y el color, empecé por el color de la tela y luego por la colección", explicó Mabille a la agencia Reuters.

Agregó que había buscado proyectar en su colección una "visión brillante sobre las cosas", con vestidos que iban desde el púrpura intenso al amarillo y fuertes estampados de estilo animal.

La Semana de la Alta Costura de París presenta prendas únicas cosidas a mano de un selecto club de diseñadores.

Alexis Mabille eligió primero los materiales y al final realizó el diseño / Foto: Reuters

Sin embargo, incluso para las marcas más grandes, las cuarentenas en Europa representaron un verdadero desafío.

Maria Grazia Chiuri, quien diseña ropa de mujer para Christian Dior, propiedad del conglomerado de lujo Moët HennessyLouis Vuitton (LVMH), coordinó el armado de su colección desde Roma a través de videollamadas con las costureras, así como con los equipos de producción que trabajaban desde sus hogares.

La marca también debió enfrentar demoras o pérdidas de entregas, mientras intentaba plasmar su concepto de la colección en maniquíes en miniatura.

Christian Dior también hizo un cambio a su tradicional desfile, al presentar sus complejos diseños en maniquíes en miniatura, en un giro provocado por el confinamiento de la pandemia del coronavirus.

Las marcas tienen que presentar sus colecciones online y a través de películas como parte de la Semana de la Alta Costura de París, una vidriera de prendas de alto nivel y piezas únicas, después de que las presentaciones a las que suelen asistir fashionistas de todo el mundo fueron canceladas por el brote del virus.

Los vestidos de Dior se inspiraron en artistas surrealistas femeninos, como la fotógrafa Lee Miller, y presentaron bordados complicados, así como plumas de pies a cabeza en un estilo lila.

Las prendas fueron colocadas en 37 pequeños maniquíes de modisto, que luego se enviarán a los principales clientes de todo el mundo y se presentaron el lunes al público en una película filmada por el director de Gomorra, Matteo Garrone.

"Hicimos este proyecto en un momento muy particular de nuestras vidas", dijo la diseñadora Maria Grazia Chiuri, quien comenzó a trabajar en la presentación de manera remota durante la cuarentena en Roma, coordinando todo con las costureras y el equipo de producción, quienes también estaban en casa.

Las miniaturas itinerantes se hicieron eco de un formato que las casas de alta costura francesas usaron durante la Segunda Guerra Mundial para intentar mantener las colecciones a la vista y llegar a los clientes. Chiuri dijo que la marca había intentado enviar el mensaje de que "las tradiciones estaban vivas" en París.

"Es una experiencia diferente. Pero creo que es una hermosa experiencia", expresó la diseñadora italiana sobre la posibildad de trabajar en la película, que presentó ninfas y sirenas cautivadas por los vestidos de alta costura.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

No hay estadísticas sobre aborto en Baja California

Una mujer que se aplique un aborto podría ser objeto de una pena de entre uno a cinco años de prisión

Local

Pandemia afecta al medio ambiente

Por el momento, la autoridad no tiene la capacidad para reparar residuos como cubrebocas, guantes y gel antibacterial

Local

El lúpulo es esencial en producción de cerveza

Miguel Loza, residente del condado de San Diego en California, produce cosecha lúpulo para consumo personal y lo hizo durante varios años en el Valle de Guadalupe en Ensenada

Local

Con el aumento del calor, exhortan a evitar factores de atracción de mosquitos y garrapatas

En lo que va del año se han nebulizado más de 505 hectáreas en 12 comunidades de la región

Local

Descartan reapertura de bares en Tijuana

Baja California sigue en semáforo rojo, luego de acumular 14 mil 217 casos de Covid-19

Local

Buena comida y cheve artesanal

Border Psycho, Lúdica Artesanal, Rámuri Cervecería, entre otras cervecerías locales y de la región se llevaron medallas por sus creaciones en la Copa Cerveza MX 2019

Local

El lúpulo es esencial en producción de cerveza

Miguel Loza, residente del condado de San Diego en California, produce cosecha lúpulo para consumo personal y lo hizo durante varios años en el Valle de Guadalupe en Ensenada

Local

Pandemia afecta al medio ambiente

Por el momento, la autoridad no tiene la capacidad para reparar residuos como cubrebocas, guantes y gel antibacterial

Local

Costoso, el internet en las zonas rurales

El proyecto tardaría aproximadamente un año en lograrse, de acuerdo a la experiencia de la Canieti