imagotipo

El Poder

  • Víctor Manuel Hernández

Una opinión muy certera para el conocimiento del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, y del secretario de seguridad pública del estado, Daniel de la Rosa Anaya, dio el arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, al referirse a la ola de criminalidad que ha impactado a Baja California, pues abordó las causas que deben atenderse en los hogares, las escuelas y las iglesias.

Esto es, que por lo regular, las declaraciones al respecto se dan para exigir mano dura contra el hampa organizada, pidiendo mayor presencia del ejército, más patrullas, armamento y mejor equipo para que las corporaciones policíacas hagan su tarea, para dar tranquilidad a la población.

Desde luego, se justifican plenamente tales demandas, solo que así se combaten los efectos y se dejan a un lado los factores que originan el aumento del índice delictivo, mismos que se han detectado en la Cruzada por la Seguridad.

Las causas se encuentran en los hogares, donde hay desintegración familiar, falta de valores, de civismo, de buenos ejemplos porque existen generaciones perdidas que son incapaces; por tanto, de educar a sus hijos; en las escuelas, que pueden y deben formar a buenos ciudadanos en base a la disciplina, la puntualidad y la limpieza.

También desde el púlpito, la iglesia católica, que representa el arzobispo Francisco Moreno Barrón, podría iniciar una campaña permanente para que los feligreses tengan información elemental sobre lo que conlleva escuchar narcocorridos; el respeto a las señales de tránsito, para evitar estacionarse en doble fila alrededor de los planteles educativos, que no jueguen en la calle, y otras recomendaciones para restaurar el tejido social.

 

LA POLÍTICA ES ASÍ

ARCO instaló dos estaciones de gasolina en Tijuana, ofreciendo combustible importado de Estados Unidos, cumpliendo la norma oficial mexicana, de acuerdo a la Comisión Reguladora de Energía.

Dicen los enterados que, con la apertura del Partido Revolucionario Institucional, para postular a un candidato presidencial que no sea militante, verbigracia José Antonio Meade, suben los bonos del delegado de la Secretaría de Economía, Rufo Ibarra Batista, y del exalcalde de Tecate, César Moreno González de Castilla, para el Senado de la República, por sus perfiles empresarial y político, además de su vinculación con los sectores representativos de la sociedad de Baja California.