imagotipo

Política… Bajo El Sol

  • Enrique Sánchez Díaz

Sin ánimo de ofender a nadie en lo particular, la realidad es que jamás habíamos visto al Partido Revolucionario Institucional en una crisis de inactividad política, ni desánimo, peor que en estos momentos en Baja California. Y no es una crítica contra su dirigente estatal JAIME CHRIS LÓPEZ ALVARADO, quien está muy desgastado por esa inercia que persiste en su liderazgo, después de la debacle que registraron con las elecciones locales del año pasado en junio. Más bien se suma a esta situación de desánimo el que su líder nacional, ENRIQUE OCHOA REZA, después del compromiso que hizo en diciembre con el priismo, para arrancar una reestructuración que les diera un fuerte impulso para la sucesión presidencial del 2018, no les ha cumplido, y el reto está ya a la vuelta de la esquina; lo mismo, que el comité ejecutivo nacional siga deteniendo la emisión de la convocatoria para llevar a cabo el cambio de dirigencias. Tanta inercia y pasividad, primero se consideró como un hecho natural, porque OCHOA REZA estaba inmerso de tiempo completo en las elecciones de los cuartro estados que tuvieron comicios el 4 de junio, muy en especial en el Estado de México, ya que fue la primera gran medición de fuerzas entre el PRI de ENRIQUE PEÑA NIETO y el poderío del populismo de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, donde mostraron que si bien han perdido fuerza, aún no están vencidos. Pues bien, así se entendía la abulia prestada hacia el priismo de Baja California. Pero ahora que el líder nacional nombró como dirigente estatal de Morelos a FERNANDO CHARLESTON HERNÁNDEZ, exsecretario de finanzas en Chihuahua, existe la posibilidad de que una situación parecida podría repetirse en Baja California: que nombren un dirigente para que convoque a elecciones en un tiempo no tan corto, como podría ser.

Lo cierto es que, mientras tanto, se siguen moviendo los nombres del exalcalde de Ensenada, y extitular del Órgano de Fiscalización Superior del Estado, MANUEL MONTENEGRO ESPINOZA. Por otro lado, al dos veces diputado local DAVID RUVALCABA FLORES, y en una tercera opción también fuerte, CARLOS BARBOZA CASTILLO. O será que tal vez, para evitar conflictos, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, se decida por LAURO ARESTEGUI, delegado de la Sedatu, quien fue electo como secretario general en compañía de NANCY SÁNCHEZ ARREDONDO, quien dejó la dirigencia a CHRIS LÓPEZ, cuando se fue a buscar la diputación federal que ahora tiene. Aunque sinceramente se observa como que OCHOA REZA está esperando la decisión del hombre que despacha en Los Pinos para armar un equipo político que vaya a estructurar la campaña presidencial del PRI para un candidato que realmente tenga posibilidades de triunfar en la elección, y que ese sea el motivo de que estén esperando a que llegue un nuevo dirigente a armar una estructura nacional que sepa moverse con respaldo en todo el país.

A propósito, la diputada NANCY SÁNCHEZ ARREDONDO estará hoy a las 10:00 de la mañana en la sede del tricolor local, con el presidente del Instituto de Capacitación Política, PAÚL OSPITAL para poner en marcha la preparación de jóvenes en la actividad política.

El que sigue siendo un político de ocurrencias es el expresidente VICENTE FOX QUEZADA, quien abiertamente declaró ayer en la Ciudad de México que él se va a encargar de que AMLO no gane la elección del 2018. “Si no es el pueblo de México, yo me voy a encargar, yo personalmente, que ese cuate no llegue, porque no queremos otra Venezuela aquí, no queremos más populismo y demagogia”, expresó el panista que en 2000 logró la primer alternancia en la presidencia de México. Aprovechando la presentación de una carta que firmaron 23 expresidentes latinoamericanos para pedir la intervención de la Organización de Estados Americanos, el guanajuatense solo está reconociendo que el candidato a vencer en la elección presidencial del año entrante es ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, mostrando además que hay una fuerte preocupación de la derecha. La verdad es que FOX y AMLO han tenido encuentros y desencuentros espectaculares en el pasado, sobre todo cuando el expresidente pretendió desaforar al tabasqueño, pero regresó fortalecido con una manifestación popular impresionante en la Ciudad de México. La segunda fue en la campaña donde apenitas ganó (?) FELIPE CALDERÓN HINOJOSA en 2006.