imagotipo

Política… Bajo El Sol

  • Enrique Sánchez Díaz

 

JOSÉ LUIS OVANDO PATRÓN empezó a marcar una raya política muy dura que va a generar controversias, principalmente entre priistas y algunos panistas, porque el líder estatal de Acción Nacional se pronunció ayer muy puntualmente en contra de cualquier reforma política que pretenda cambiar la elección de gobernador en 2019, para un período de cinco años, y no de dos años, como aprobó la pasada legislatura estatal. El empate de elecciones locales y federales debe de mantenerse como fue aprobado por la legislatura estatal en 2014, es decir, que en 2019 la elección de gobernador, alcaldes y congreso local, coincida con la llamada votación intermedia federal. Si se trata de hacer una reforma para la gubernatura de cinco años y empatar la siguiente elección con la presidencial del 2024; la realidad, la campaña federal se va a comer los temas estatales, nadie va a hablar en la elección de la presidencial de los temas que le interesan a Baja California”, dijo en una entrevista que le hizo nuestro compañero DANIEL ÁNGEL RUBIO. La postura del dirigente panista en Baja California se contrapone con una propuesta que presentó el consejero del Instituto Estatal Electoral, RODRIGO MARTÍNEZ SANDOVAL, quien presentó una iniciativa ante el IEEBC para que la homologación de los comicios se programe para 2024, a fin de que coincidan la elección de gobernador y presidente de la república, algo con lo que el PAN en esta entidad no está de acuerdo.

El caso es que esta propuesta de empate electoral para que en 2019 se elija un gobernador de cinco años; pero los alcaldes y diputados locales, exclusivamente de dos años, va a generar una fuerte polémica entre los grupos de los políticos, especialmente del PRI y el PAN, porque ninguno de los más fuertes aspirantes está dispuesto a meterse a una contienda tan candente, corta y muy costosa para gobernar solo dos años. Para nadie es secreto que JORGE HANK RHON, por el PRI, y el diputado federal JORGE RAMOS HERNÁNDEZ son los únicos que hasta ahora han levantado la mano desde hace tiempo para disputar la sucesión de FRANCISCO ARTURO VEGA DE LAMADRID; están considerando meter toda la influencia a su alcance para lograr esta reforma política en Baja California. Incluso, sin aspirar a esa posición, la diputada federal NANCY GUADALUPE SÁNCHEZ ARREDONDO, hace dos semanas, se pronunció a favor de esa reforma para gobernador de cinco años, y que el empate de los comicios de los poderes del estado y presidencial tenga lugar hasta 2024. Y es que la legisladora plurinominal, mencionada para disputar una senaduría en la elección del 2018, dijo que dos años para un gobernador no son nada porque apenas sería un año en plena actividad gubernamental, cuando ya estaría preparando la siguiente elección para gobernador en 2021. Así pues, SÁNCHEZ ARREDONDO destacó que dos años no alcanzarían para atender los programas de largo alcance sobre los proyectos que requiere Baja California para mantener su desarrollo económico y social.

OVANDO PATRÓN remarcó que es una elección de ajuste, por única vez, de dos años y destacó que está seguro que habrá muchos políticos levantando la mano para gobernar durante ese corto tiempo. La ley nos obliga a empatar las elecciones, pero lo que le conviene al Estado de Baja California es hacerlo en la intermedia federal porque de otra manera, por su influencia, la elección presidencial va a acaparar la problemática del país y no se tocarán los temas regionales que nos interesan. Finalmente, el líder estatal del blanquiazul como que patinó, pues los periodistas le preguntaron si está en riesgo para su partido la elección de gobernador en 2019, pues respondió: “El PAN va a ganar la siguiente elección, sea de dos o sea de cinco años, la va a ganar el PAN”. Sin embargo, es prematuro predecir qué sucederá con la propuesta de reforma política porque en realidad tendrán que subir el tema al Congreso local en poco tiempo, pues debe aprobarse en unos meses, ya que la elección presidencial que seguramente se desatará con toda su furia después del quinto informe de  gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO el 1 de septiembre; toda la atención se enfocará en una lucha muy dura entre los partidos, sus líderes, sus candidatos y toda la influencia de los gobiernos federal, estatal y municipales; ésta última, medio disfrazada. Sin descuidar que esta legislatura es una de las más débiles; por su falta de credibilidad ante la sociedad, por sus fallidas decisiones en la nueva Ley del Agua y en los conflictos de las APP para financiar magnos proyectos para desaladoras en Baja California, que sí son necesarias, pero lo que la vox populi cuestiona es si llevan dedicatoria para privatizar la distribución y manejo del vital líquido.