imagotipo

Política… Bajo El Sol

  • Enrique Sánchez Díaz

 

Con mayoría panista, con excepción de MIGUEL OSUNA MILLÁN, pero con la suma de la diputada perredista ROCÍO LÓPEZ GOROZABE, ayer en la mañana se aprobó en el Congreso del Estado el Dictamen 95, avalado en lo general con 13 votos a favor y cuatro en contra, pero con la ausencia de otros ocho legisladores que se enteraron tarde de que hubo una convocatoria de última hora para la sesión extraordinaria. El caso es que el ambiente se “incendió” en la capital del estado por las fuertes reacciones en contra del PRI, MORENA, el PES y el Partido de Baja California que acodaron, cada quien por su parte, impugnar esta aprobación, calificándola de inconstitucional. La Legislatura emitió un comunicado señalando que, en sesión extraordinaria, el Pleno del Congreso local aprobó el Dictamen 95 de la Comisión de Hacienda, con algunas modificaciones, con el objetivo de fortalecer y precisar los proyectos de construcción de dos plantas desalinizadoras, una en Playas de Rosarito y otra en San Quintín, además de la realización de tubería troncal en Mexicali. Entre los aspectos relevantes, señalan que, con la aprobación del referido dictamen, se fortalecen financieramente los proyectos descrito, se cuidan las finanzas estatales al establecer la bancalidad de los créditos en cuenta corriente, irrevocable y contingente, al autorizar la participación conjunta de los entes contratantes con el Gobierno del Estado para garantizar el pago de las correspondientes obligaciones contraídas. Remarcan que son proyectos de infraestructura de gran alcance, cuya realización por parte del estado únicamente no sería posible, destacando el mecanismo de APP para su inmediatez, además de que se está siendo responsable a la luz de la nueva normatividad de disciplina financiera.
El líder priista DAVID RUVALCABA FLORES señaló que diputados del PAN violaron la Ley Orgánica, pues no incluyeron orden del día en la convocatoria, que tampoco hicieron llegar a todos los legisladores, y, de paso, reconoció el trabajo de los diputados del PRI (ALEJANDRO ARREGUI y BERNARDO PADILLA) que votaron en contra del Dictamen 95, y se hicieron presentes para protestar en la sesión extraordinaria. Así, dijo que el tricolor, en coordinación con la bancada del partido en el Congreso del Estado, irá por la nulidad y la inconstitucionalidad de la sesión extraordinaria y el proceso legislativo mediante el cual se aprobó el Dictamen 95, porque, asegura RUVALCABA FLORES, endeuda de manera estratosférica durante décadas al Estado. LUIS MORENO, del PES, declaró que fue un madruguete legislativo y violó procesos parlamentarios. “El aval que 13 diputados locales otorgaron a la desalinizadora de Rosarito es no solamente vergonzoso, sino ilegal y en razón de ello, el PES irá ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, promoviendo una acción de inconstitucionalidad, para tratar de revertir esta decisión”, afirmó.

Igual, se sumó MORENA para revertir esa aprobación con la presencia de su líder estatal, JAIME BONILLA VALDES, así como los diputados CATALINO ZAVALA y VÍCTOR MANUEL MORÁN, que estuvieron ausentes en el Congreso. En resumen, se da una confrontación partidista que seguramente hará más difíciles los consensos en las siguientes sesiones de la Legislatura. Aunque, por otro lado, con la diputada LÓPEZ GOROZABE, los panistas en el Congreso, que ahora preside RAÚL CASTAÑEDA POMPOSO, saben que tienen mayoría simple para aprobar sus temas. El conflicto mayor se dará con los grupos ciudadanos disidentes que ahora se pueden volver más radicales allá en Mexicali.