imagotipo

Experto emite recomendaciones para observar eclipse solar

  • Notimex
  • en Ciencia

La Paz, 13 Jul (Notimex).- El próximo 21 de agosto ocurrirá un eclipse total de Sol, visible en América del Norte, señaló en entrevista Miguel Ángel Norzagaray Cosío, catedrático de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

En un comunicado, indicó que la sombra de la Luna recorrerá de costa a costa los Estados Unidos, y en México se verá en parcialidad, es decir, el Sol oculto en una porción, que depende del sitio del observador.

Este fenómeno, según el docente universitario, ocurre cuando un astro se interpone entre otro y el Sol. Si la Tierra se pone en medio de la Luna y el Sol, entonces la Luna entrará al cono de sombra de la Tierra y ello dará origen a un eclipse Lunar.

Explicó que si es la Luna la que se pone entre la Tierra y el Sol, el cono de sombra de la Luna será el que toque a la Tierra y se obtiene un eclipse solar.

En el caso del eclipse que ocurrirá en agosto, en La Paz la entrada del disco lunar al Sol ocurrirá antes de las 10:30 horas; el momento culminante será a las 11:41 y dejará el disco solar a las 13:00 horas. Esto significa que el suceso podrá apreciarse por espacio de dos horas y media.

Al ocurrir durante el transcurso de la mañana, Norzagaray indicó que será una valiosa oportunidad para que los docentes aprovechen el eclipse, como un recurso didáctico, siempre y cuando tomen las precauciones necesarias.

Señaló que hay que pensar en la manera adecuada de observarlo, al enfatizar que lo más importante es cuidar los ojos.

“Normalmente no vemos al Sol. Cuando por accidente dirigimos nuestra vista a mitad del día y coincidimos con su brillo, como reflejo volteamos la vista, porque es una sensación desagradable”, expuso.

Refirió que es posible verlo en las puestas de Sol, cuando la atmósfera lo torna rojizo. “Aún en ese corto momento, el astro más grande del sistema solar es capaz de dañar nuestra vista, pues la atmósfera no detiene toda su radiación dañina”, dijo.

Cuando hay un eclipse no se puede observar de manera directa, expuso, ni con métodos improvisados debido a que se arriesga la vista, pues una vez que la radiación solar quema la retina, no hay manera de revertir el daño.

Resaltó que existen varios métodos seguros para ver un eclipse. Lo más fácil es notar qué está ocurriendo mediante las sombras de los árboles. Cada rayo de Sol que pega en el suelo forma una lunaa que revela el progreso del paso de la Luna frente al Sol.

A partir de este fenómeno, es fácil tomar un pedazo de cartulina o madera y hacerle orificios pequeños para poder observar el progreso del eclipse. Se pueden sacar fotos o hacer dibujos de las lunas cada 15 minutos y medir qué tan rápido pasa la Luna por el disco solar. Esta es una práctica sencilla.

Además, si se tiene un telescopio, nunca debe verse el Sol directamente, pero puede usarse la salida de la luz para proyectarla en una superficie lisa que no refleje y se obtendrá una imagen del Sol más detallada.

Otra opción que sugirió fue el uso de filtros especiales o con un visor solar de mano, aunque es muy importante que sean certificados por la ISO 12312-2, y no hechos en casa o lentes de sol ordinarios, aunque sean muy oscuros, expresó el catedrático.