/ jueves 23 de abril de 2020

¡Hay esperanza! Según estudio, los rayos solares podrían matar rápidamente el Covid-19

Según una investigación de EU, hay una posibilidad de que el calor pueda frenar la pandemia

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Local

Aún hay espacios en escuelas

La adición de alumnos a escuelas mientras avanza el ciclo escolar es una constante en Tijuana

Local

No llegarán las 30 mil vacunas

De las 30 mil vacunas que se solicitó el estado a la federación para trabajadores de la salud de Baja California, llegará la mitad, informó Pérez Rico

Policiaca

Tijuana registra 96 homicidios dolosos

Localizan a una persona sin vida y restos óseos en diferentes partes del municipio

Celebridades

Federico Ayos disfruta interpretar papeles complejos

El argentino participa en Te acuerdas de mí, una producción en la que comparte créditos con Gabriel Soto y Fátima Molina

Local

Serían optativas las clases presenciales

Las clases presenciales se darán de forma escalonada y con un número limitado de alumnos, dijo Zavala

Local

Reconocen atrasos en recolección  de basura

En varias zonas de la ciudad, como Lomas Verdes y la Zona del Río, los vecinos han denunciado el deficiente servicio de recolección

Local

Valentina requiere de apoyo, padece cáncer

Los fondos recaudados estarán destinados a los gastos en medicamento de la pequeña de 7 años

Local

[VIDEO] Enfermeros exigen un sueldo digno

Los enfermeros aseguran que no cuentan con servicios médicos en caso de enfermar y no tienen derecho a incapacidad

Política

Caen extradiciones hacia EU con AMLO

El total de envíos de jefes criminales desde México bajó a 58 en 2019 y en su mayoría fueron peces pequeños