/ miércoles 17 de marzo de 2021

AT&T cambiará el juego para mujeres: Mónica Aspe

La CEO de la empresa en México dice que implementan políticas para estimular la equidad de género

Uno de los mayores impactos de la pandemia de Covid-19 que azota a México desde hace un año es que profundizó las brechas de desigualdad preexistentes en el país, entre ellas las de inequidad de género, consideró Mónica Aspe, CEO de AT&T México.

En entrevista con El Sol de México, la directiva aseguró que para contrarrestar el impacto, la empresa que lidera está cambiando el juego para impulsar la participación de las mujeres en la organización.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Estamos cambiando el juego, por ejemplo, con programas para el desarrollo profesional de las mujeres, la flexibilidad laboral y las licencias parentales, la revisión constante que nos permita evitar la brecha salarial de género, la eliminación de ternas exclusivamente masculinas para cualquier posición y el acceso a servicios de cuidado y capacitación constante de nuestro talento”, dijo en la primera entrevista tras ser ratificada como CEO de la compañía, el 10 de marzo, dos días después de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer. Con el nombramiento, Aspe se convirtió en la primera mujer en encabezar una empresa de telecomunicaciones en el país.

En AT&T, añade, las mujeres ocupan 35 por ciento de las posiciones de liderazgo, aunque la directiva destacó que se ha avanzado de manera importante, pues cuando la compañía comenzó a operar en el país, hace casi seis años, la proporción era de 10 por ciento.

Como CEO de AT&T México, se añade al grupo de mujeres que presiden una empresa, quienes representan poco más de 20 por ciento de estos puestos a nivel global, de acuerdo con el informe CS Gender 3.000, publicado recientemente por Credit Suisse Research Institute (CSRI).

Aspe fue ratificada por la transnacional tras casi un año de ocupar el cargo de forma interina, luego de la salida de Laurent Therivel en abril de 2020.

Desde esta posición, la exfuncionaria federal aseguró que en AT&T México se han impulsado programas cuya finalidad es equilibrar el trabajo entre mujeres y hombres.

“Las estadísticas muestran que hemos retrocedido en términos de participación de la mujer en la economía, de brecha salarial entre mujeres y hombres y de la distribución de las labores en el hogar”, dijo.

Para muestra, apuntó que de los 2.9 millones de empleos que se perdieron en el país a raíz de la crisis, 62 por ciento eran ocupados por mujeres, de acuerdo con el Inegi.

“El costo de la pandemia ha sido asumido, desproporcionadamente, por las mujeres”, enfatizó la directiva.

En ese sentido, Aspe urgió a todas las organizaciones, públicas y privadas, a asumir parte de la responsabilidad para impulsar un cambio.

En el sector de las telecomunicaciones, en donde se ha desempeñado los últimos 15 años, reconoció que las cifras siguen siendo bajas, con 23 por ciento de los puestos de trabajo ocupados por mujeres, según datos del Inegi.

“Las mujeres que estamos en sectores dominados por hombres, sobre todo las que ocupamos una posición de liderazgo, tenemos la responsabilidad de cambiarlos estructuralmente para que más mujeres puedan tener la posibilidad de participar y aportar su esfuerzo y talento para que ganemos todos”, destacó.

En esta tarea, indicó que la digitalización es una herramienta para la impulsar la igualdad y el desarrollo, y que la tecnología tiene un poder disruptivo y transformador de la realidad social.

Sin embargo, Aspe comentó que su carrera ha requerido enorme tenacidad y esfuerzo, de los que se siente orgullosa, aunque no ha estado exenta de confrontar al machismo.

“Cuando las mujeres alcanzamos posiciones de poder que son visibles, siempre surgen cuestionamientos machistas que ponen en tela de juicio nuestros méritos. Siempre hay alguna conjetura que tiene que ver con hombres más poderosos que nosotras pues, en el fondo, dudan de la posibilidad de que una mujer cuente con las competencias necesarias para construir victorias y ocupar roles de enorme grado de complejidad y responsabilidad”, refirió.

CAMINO AL LIDERAZGO

Detrás del nombramiento de Mónica Aspe como CEO de AT&T México hay una trayectoria de 15 años en el sector de las telecomunicaciones, en cargos públicos y privados, como subsecretaria del ramo en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En 2018 llegó a la empresa como vicepresidenta de Asuntos Externos para posteriormente encabezar las operaciones en un año complejo para el mundo, marcado por la pandemia.

El año pasado, los ingresos totales de AT&T en México cayeron 10.7 por ciento respecto a 2019. La contracción fue provocada por una baja de 11.1 por ciento en el valor de las ventas de servicios de telefonía en el país, mientras que la colocación de teléfonos se hundió casi 10 por ciento. La empresa también perdió poco más de 200 mil clientes en 2020.

La compañía destacó en un comunicado que “Mónica ha demostrado el tipo de visión, valentía y tenacidad necesarios para liderar con éxito AT&T México”.

Para la directiva, contar con mujeres en los equipos de liderazgo permite permear una cultura de inclusión en cualquier empresa.

Aspe se ciñe a sus logros y resultados para mostrarle a su hija que se puede ser mujer y madre a la vez que se es subsecretaria, embajadora o CEO.

Uno de los mayores impactos de la pandemia de Covid-19 que azota a México desde hace un año es que profundizó las brechas de desigualdad preexistentes en el país, entre ellas las de inequidad de género, consideró Mónica Aspe, CEO de AT&T México.

En entrevista con El Sol de México, la directiva aseguró que para contrarrestar el impacto, la empresa que lidera está cambiando el juego para impulsar la participación de las mujeres en la organización.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Estamos cambiando el juego, por ejemplo, con programas para el desarrollo profesional de las mujeres, la flexibilidad laboral y las licencias parentales, la revisión constante que nos permita evitar la brecha salarial de género, la eliminación de ternas exclusivamente masculinas para cualquier posición y el acceso a servicios de cuidado y capacitación constante de nuestro talento”, dijo en la primera entrevista tras ser ratificada como CEO de la compañía, el 10 de marzo, dos días después de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer. Con el nombramiento, Aspe se convirtió en la primera mujer en encabezar una empresa de telecomunicaciones en el país.

En AT&T, añade, las mujeres ocupan 35 por ciento de las posiciones de liderazgo, aunque la directiva destacó que se ha avanzado de manera importante, pues cuando la compañía comenzó a operar en el país, hace casi seis años, la proporción era de 10 por ciento.

Como CEO de AT&T México, se añade al grupo de mujeres que presiden una empresa, quienes representan poco más de 20 por ciento de estos puestos a nivel global, de acuerdo con el informe CS Gender 3.000, publicado recientemente por Credit Suisse Research Institute (CSRI).

Aspe fue ratificada por la transnacional tras casi un año de ocupar el cargo de forma interina, luego de la salida de Laurent Therivel en abril de 2020.

Desde esta posición, la exfuncionaria federal aseguró que en AT&T México se han impulsado programas cuya finalidad es equilibrar el trabajo entre mujeres y hombres.

“Las estadísticas muestran que hemos retrocedido en términos de participación de la mujer en la economía, de brecha salarial entre mujeres y hombres y de la distribución de las labores en el hogar”, dijo.

Para muestra, apuntó que de los 2.9 millones de empleos que se perdieron en el país a raíz de la crisis, 62 por ciento eran ocupados por mujeres, de acuerdo con el Inegi.

“El costo de la pandemia ha sido asumido, desproporcionadamente, por las mujeres”, enfatizó la directiva.

En ese sentido, Aspe urgió a todas las organizaciones, públicas y privadas, a asumir parte de la responsabilidad para impulsar un cambio.

En el sector de las telecomunicaciones, en donde se ha desempeñado los últimos 15 años, reconoció que las cifras siguen siendo bajas, con 23 por ciento de los puestos de trabajo ocupados por mujeres, según datos del Inegi.

“Las mujeres que estamos en sectores dominados por hombres, sobre todo las que ocupamos una posición de liderazgo, tenemos la responsabilidad de cambiarlos estructuralmente para que más mujeres puedan tener la posibilidad de participar y aportar su esfuerzo y talento para que ganemos todos”, destacó.

En esta tarea, indicó que la digitalización es una herramienta para la impulsar la igualdad y el desarrollo, y que la tecnología tiene un poder disruptivo y transformador de la realidad social.

Sin embargo, Aspe comentó que su carrera ha requerido enorme tenacidad y esfuerzo, de los que se siente orgullosa, aunque no ha estado exenta de confrontar al machismo.

“Cuando las mujeres alcanzamos posiciones de poder que son visibles, siempre surgen cuestionamientos machistas que ponen en tela de juicio nuestros méritos. Siempre hay alguna conjetura que tiene que ver con hombres más poderosos que nosotras pues, en el fondo, dudan de la posibilidad de que una mujer cuente con las competencias necesarias para construir victorias y ocupar roles de enorme grado de complejidad y responsabilidad”, refirió.

CAMINO AL LIDERAZGO

Detrás del nombramiento de Mónica Aspe como CEO de AT&T México hay una trayectoria de 15 años en el sector de las telecomunicaciones, en cargos públicos y privados, como subsecretaria del ramo en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En 2018 llegó a la empresa como vicepresidenta de Asuntos Externos para posteriormente encabezar las operaciones en un año complejo para el mundo, marcado por la pandemia.

El año pasado, los ingresos totales de AT&T en México cayeron 10.7 por ciento respecto a 2019. La contracción fue provocada por una baja de 11.1 por ciento en el valor de las ventas de servicios de telefonía en el país, mientras que la colocación de teléfonos se hundió casi 10 por ciento. La empresa también perdió poco más de 200 mil clientes en 2020.

La compañía destacó en un comunicado que “Mónica ha demostrado el tipo de visión, valentía y tenacidad necesarios para liderar con éxito AT&T México”.

Para la directiva, contar con mujeres en los equipos de liderazgo permite permear una cultura de inclusión en cualquier empresa.

Aspe se ciñe a sus logros y resultados para mostrarle a su hija que se puede ser mujer y madre a la vez que se es subsecretaria, embajadora o CEO.

Local

Crecimiento industrial es positivo para economía local: Canacintra

Las cámaras de seguridad de las empresas se enlazaron al centro de control

Gossip

Cultura rockera que no tiene fronteras

Radio Ritual ha grabado temas apoyado por Gibson Guitar, además de utilizar instrumentos de esa poderosa compañía

Policiaca

Una pareja fue detenida por robo en un comercio

A José Gustavo “N” se le relaciona a otro robo a comercio con violencia

Política

Para Mario Delgado, Monreal es otro presidenciable

El dirigente nacional de Morena dijo que el partido cuenta con muchas opciones de candidatos para 2024

Finanzas

"Para mi, la acumulación de riqueza no es motivante": Amaury Vergara

Asegura que el aprendizaje de sus dos años al frente de Omnilife fueron su “maestría y doctorado”

Mundo

Elecciones en Alemania: Socialdemocrátas se encaminan al poder

Aventajan por poco al CDU de Merkel; ambos buscan formar el nuevo gobierno

Sociedad

Militares no conocían los límites de la frontera con EU

Aseguran que los 14 militares que ya fueron regresados a México desconocían los límites fronterizos al ser oriundos del sur

Gossip

La esencia de “Matando Cabos 2” fue tomar el riesgo de innovar con humor: Alejandro Lozano

La cinta se estrena este 1 de octubre, a través de Amazon Prime Video y narra la venganza de el Máscara por un asesinato

Mundo

Biden liberó a más de 12 mil haitianos

Espera liberar a más que buscaron asilo; Mayorkas culpa a la pandemia de las deportaciones a Haití