/ sábado 25 de marzo de 2017

Colombia, primer mercado de Latinoamérica al que llega el tabaco sin humo”, iQOS

  • En el país no existe regulación específica para estosproductos

BOGOTÁ, Colombia. (EFE).- Un dispositivo para consumir tabacosin que haya combustión e ideado por la industria tabacalera parareemplazar definitivamente los cigarrillos llegó al mercado deColombia, donde aún no existe una regulación específica paraestos productos.

"El iQOS es un producto que tiene nicotina, pero que calienta eltabaco sin quemarlo, generando un vapor que arroja en promedio de90 a 95 por ciento menos de componentes nocivos asociados a losmales del tabaquismo", dijo a EFE, Humberto Mora, vicepresidente deColtabaco, filial en Colombia de Philip Morris International(PMI).

Mora precisó que se escogió a Colombia para lanzar elproducto, descrito como potencialmente menos dañino que elcigarrillo, "porque es un país con buenas perspectivas decrecimiento para la inversión" y en el que ven posibilidades deque se emita una regulación específica para el producto.

La firma, dueña de marcas como Marlboro, Chesterfield y L&My que ha invertido unos tres mil millones de dólares desde 2008 ensu proyecto de "tabaco sin humo ni ceniza", considera que el riesgopara la salud no es la nicotina, pese a ser adictiva, sino lacombustión que se produce al encender un cigarrillo.

Esa, afirmó Mora, es la base del iQOS, un dispositivo que tieneuna unidad con forma de bolígrafo en la cual se calienta el tabacoa 250 grados centígrados, a diferencia de los 800 grados de uncigarrillo convencional, para evitar la combustión y laproducción de humo y ceniza.

El calentador funciona con una batería recargable y lasunidades que contienen el tabaco son más cortas que loscigarrillos convencionales, pero están hechas también con papel yfiltro.

El directivo aclaró que, a diferencia de los cigarrilloselectrónicos, el iQOS sí contiene tabaco, algo que consideranfundamental para replicar al máximo posible la experiencia delfumador respecto al sabor y sensación.

El dispositivo entra al mercado colombiano catalogado "porAduanas como producto de tabaco sin combustión diferente alcigarrillo", aseguró Mora, pero, a falta de una directivasanitaria específica, se regirá por las mismas normas delcigarrillo.

Es decir, mantendrá restricciones como las de publicidad y deconsumo en lugares cerrados, algo que la tabacalera espera que semodifique ya que "el vapor de iQOS no afecta a la calidad delaire", indicó el directivo.

Esperamos también "advertencias diferenciadas" en los empaquespor "ser un producto que no genera humo", agregó.

Ante estudios que muestran datos dispares sobre los efectos, laOrganización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado cautela anteestas alternativas, por considerar que aún no existen evidenciasde que son menos riesgosas.

En Colombia todavía se estudia qué tipo de recomendaciónemitir ya que, según las autoridades sanitarias locales, aún nohay evidencia concluyente sobre su efecto.

PMI aplicó en diciembre ante la Administración Estadounidensede Alimentos y Medicamentos (FDA), brújula mundial en temas deregulación sanitaria, para que el IQOS se catalogue como productode tabaco de riesgo modificado y dar un referente a otrasregiones.

El producto ya está disponible en más de 20 países en elmundo y la compañía espera una expansión rápida hasta alcanzar35 mercados este año.

PMI prevé inicialmente combinar los dos negocios enLatinoamérica y Canadá, en donde su volumen de ventas decigarrillos cayó 5.9 por ciento en 2016, principalmente por elalza de precios derivado del aumento de impuestos.

La empresa, con un 51 por ciento de participación en el mercadocolombiano, ve en su nuevo portafolio un "respiro" ante la rebaja"dramática" de las ventas de cigarrillo, que atribuyeprincipalmente al impulso del contrabando por los aumentostributarios, manifestó Mora.

La firma anunció este año que pondrá fin paulatinamente a sunegocio de cigarrillo para centrarse en alternativas "más seguras"para los fumadores, con la meta de transformar de 10 a 15 porciento de su portafolio al de productos con potencial de reducir eldaño por tabaquismo en los próximos cinco a 10 años.

En la presentación en Bogotá, Jeanne Pollés, presidenta paraLatinoamérica de PMI, expresó que la vía hacia esa meta "ya esuna realidad" en la región, donde buscarán "proporcionaralternativas potencialmente menos nocivas a más de 40 millones deadultos fumadores".

  • En el país no existe regulación específica para estosproductos

BOGOTÁ, Colombia. (EFE).- Un dispositivo para consumir tabacosin que haya combustión e ideado por la industria tabacalera parareemplazar definitivamente los cigarrillos llegó al mercado deColombia, donde aún no existe una regulación específica paraestos productos.

"El iQOS es un producto que tiene nicotina, pero que calienta eltabaco sin quemarlo, generando un vapor que arroja en promedio de90 a 95 por ciento menos de componentes nocivos asociados a losmales del tabaquismo", dijo a EFE, Humberto Mora, vicepresidente deColtabaco, filial en Colombia de Philip Morris International(PMI).

Mora precisó que se escogió a Colombia para lanzar elproducto, descrito como potencialmente menos dañino que elcigarrillo, "porque es un país con buenas perspectivas decrecimiento para la inversión" y en el que ven posibilidades deque se emita una regulación específica para el producto.

La firma, dueña de marcas como Marlboro, Chesterfield y L&My que ha invertido unos tres mil millones de dólares desde 2008 ensu proyecto de "tabaco sin humo ni ceniza", considera que el riesgopara la salud no es la nicotina, pese a ser adictiva, sino lacombustión que se produce al encender un cigarrillo.

Esa, afirmó Mora, es la base del iQOS, un dispositivo que tieneuna unidad con forma de bolígrafo en la cual se calienta el tabacoa 250 grados centígrados, a diferencia de los 800 grados de uncigarrillo convencional, para evitar la combustión y laproducción de humo y ceniza.

El calentador funciona con una batería recargable y lasunidades que contienen el tabaco son más cortas que loscigarrillos convencionales, pero están hechas también con papel yfiltro.

El directivo aclaró que, a diferencia de los cigarrilloselectrónicos, el iQOS sí contiene tabaco, algo que consideranfundamental para replicar al máximo posible la experiencia delfumador respecto al sabor y sensación.

El dispositivo entra al mercado colombiano catalogado "porAduanas como producto de tabaco sin combustión diferente alcigarrillo", aseguró Mora, pero, a falta de una directivasanitaria específica, se regirá por las mismas normas delcigarrillo.

Es decir, mantendrá restricciones como las de publicidad y deconsumo en lugares cerrados, algo que la tabacalera espera que semodifique ya que "el vapor de iQOS no afecta a la calidad delaire", indicó el directivo.

Esperamos también "advertencias diferenciadas" en los empaquespor "ser un producto que no genera humo", agregó.

Ante estudios que muestran datos dispares sobre los efectos, laOrganización Mundial de la Salud (OMS) ha mostrado cautela anteestas alternativas, por considerar que aún no existen evidenciasde que son menos riesgosas.

En Colombia todavía se estudia qué tipo de recomendaciónemitir ya que, según las autoridades sanitarias locales, aún nohay evidencia concluyente sobre su efecto.

PMI aplicó en diciembre ante la Administración Estadounidensede Alimentos y Medicamentos (FDA), brújula mundial en temas deregulación sanitaria, para que el IQOS se catalogue como productode tabaco de riesgo modificado y dar un referente a otrasregiones.

El producto ya está disponible en más de 20 países en elmundo y la compañía espera una expansión rápida hasta alcanzar35 mercados este año.

PMI prevé inicialmente combinar los dos negocios enLatinoamérica y Canadá, en donde su volumen de ventas decigarrillos cayó 5.9 por ciento en 2016, principalmente por elalza de precios derivado del aumento de impuestos.

La empresa, con un 51 por ciento de participación en el mercadocolombiano, ve en su nuevo portafolio un "respiro" ante la rebaja"dramática" de las ventas de cigarrillo, que atribuyeprincipalmente al impulso del contrabando por los aumentostributarios, manifestó Mora.

La firma anunció este año que pondrá fin paulatinamente a sunegocio de cigarrillo para centrarse en alternativas "más seguras"para los fumadores, con la meta de transformar de 10 a 15 porciento de su portafolio al de productos con potencial de reducir eldaño por tabaquismo en los próximos cinco a 10 años.

En la presentación en Bogotá, Jeanne Pollés, presidenta paraLatinoamérica de PMI, expresó que la vía hacia esa meta "ya esuna realidad" en la región, donde buscarán "proporcionaralternativas potencialmente menos nocivas a más de 40 millones deadultos fumadores".

Local

En Baja California la basura no se separa

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente dio a conocer estadísticas sobre el tema

Local

Descarta Secretaría de salud muertes masivas por Covid-19

Autoridades de salud explicaron que se trata de un problema técnico en las plataformas de registro de las defunciones a nivel nacional

Local

Es improcedente la Ley Bonilla 2: Jaime Martínez Veloz

El presidente del Congreso del Estado si no propone retirar el tema del orden del día y no acata la resolución de la Corte, se verá inmiscuido en serios problemas

Local

En Baja California la basura no se separa

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente dio a conocer estadísticas sobre el tema

Policiaca

Otro homicidio, ahora en Los Álamos

La policía reportó que los responsables huyeron

Gossip

"Be My Quarantine" ayuda a encontrar el amor

Mau Nieto y Romina Sacre conducen un show romántico online

Deportes

Jake Sánchez, renovado tras gran adversidad

El lanzador Jake Sánchez ve la luz al final del túnel tras un complicado proceso de recuperación en su codo

Local

Es improcedente la Ley Bonilla 2: Jaime Martínez Veloz

El presidente del Congreso del Estado si no propone retirar el tema del orden del día y no acata la resolución de la Corte, se verá inmiscuido en serios problemas

Deportes

Proyecta Toros pretemporada en Oaxaca

Toros de Tijuana podría entrenar junto a Gurreros, Diablos Rojos y Pericos en la “Verde Antequera”