/ martes 11 de junio de 2019

X-Men: Dark Phoenix

El final de los mutantes ha llegado, con cargo mínimo por parte de la compañía Fox; ahora hay que esperar aproximadamente cuatro años para verlos integrados en el mundo cinematográfico de Marvel

Itzel Segura

Quién imaginaria que después de 20 años aún seguiríamos hablando de la franquicia de los “X-Men”, que tras su repentino reinicio cambiará cómo veíamos a los mutantes en la pantalla grande, dándonos una de las mejores películas de los “hombres X”.

Pero no todo es miel sobre hojuelas dentro de esta franquicia y con la conclusión de una era creada a cargo de los estudios Fox, donde los mutantes se despiden con la película “Dark Phoenix”, aquí tenía una oportunidad de oro para renacer como un fénix, dejarnos boquiabiertos y salir por la puerta grande, dando el cierre definitivo que los mutantes merecen, pero no fue así, ya que nos presentaron un producto que nos hace cuestionarnos si en realidad fue terminado.

La conclusión de esta tuvo infinidad de problemas desde las odiadas o amadas retomas hasta que el guión estaba siendo modificado con detalles de última hora, pero donde recaen más los problemas es en la dirección y guión de Simon Kinberg, quien pareciera no entender a los personajes o no haber visto ninguna de las películas anteriores, y es que esta comete el mismo error que todas, pero a grande escala, olvida a sus otros personajes y les da solo cinco minutos de atención, algo que la saga inicial de Bryan Singer entendía a la perfección, dándoles tiempo de brillar a todos.

Es precisamente en el guión que todos los horrores se ven y las carencias abundan más con algunos huecos argumentales, por ejemplo, hay momentos donde algunos personajes solo porque sí deciden dejar de actuar como son y cambian de la noche a la mañana y para la mitad de la película, donde debería haber un clímax, ya es demasiado tarde, pues la historia ha sido muy blanda y no hay remedio para arreglarla, y si hablamos de acción, esta no pretende darte grandes escenas que emocione a la audiencia, solo son contados los minutos de acción que nos dan y en cambio no da varios tintes de melodrama, y oportunidades fallidas de darnos algo más. Sophie Turner muestra mucho carácter en cada una de sus escenas e impone emoción en cada una de sus expresiones y más con los planos y lugares donde esta, pero en la gran mayoría de las veces se nota que no existe un guión que la sostenga y mantenga la atención de la audiencia.

Por otro lado, también tenemos el establecimiento de nuevos enemigos, los cuales de verdad no sabes para dónde van o cómo van a lograr el objetivo. No es solo hacer la maldad porque sí, y es el caso de Jessica Chastain, quien es desaprovechada al ser solo un personaje que no sabe lo que quiere y solo está ahí para buscar una oportunidad de ganar de alguna manera en esta situación.

De los que no podemos quejarnos son de Michael Fassbender y James Mcavoy, quienes en sus actuaciones resultan impecables como siempre, sin embargo, no existe ningún otro actor que les de un apoyo en la pantalla y si hablamos de individualidades, no puedo dejar de mencionar que solo Jennifer Lawrence fue a cobrar el cheque, pues en cada película la vemos menos azul y sin ganas de participar en esta saga.

Al final, el largometraje no tiene ninguna sorpresa y si viste alguno de los adelantos, has visto casi la película completa.

Por otro lado, se nota la mano que metieron en las retomas, parece que a Fox le valió todo lo que construyó con “X-Men” y al final solo querían concluir la historia.

En resumen, esta no alcanza a llegar a los niveles de mediocridad que pudo tener su sucesora “Apocalipsis”, pero en definitiva “X-Men: Dark Phoenix” no deja de ser una película que te deja con una enorme decepción y evidencia que solo fue alargada para tener a la gallina de los huevos de oro viva por más de 20 años, aferrándose a tener historias en la tierra, sin querer arriesgar nada, dándonos un producto monótono en la franquicia, ahora la esperanza queda en lo que se podrá venir y ver si los mutantes vuelvan a resurgir de sus cenizas, pero esta vez dentro del universo cinematográfico de Marvel.

¿Vale la pena ir a ver “X-Men: Dark Phoenix”? Tal vez sí, pero no en la semana de lanzamiento, es una película dominguera que nos da un descanso de todas las peleas magníficas de superhéroes, así que tómate algo de tiempo y vela en algún horario donde el precio no sea excesivo.

Esta es la última película de “X-Men”, antes de su llegada a Marvel Studios, debido a la adquisición de FOX por parte de Disney en marzo de 2019

Itzel Segura

Quién imaginaria que después de 20 años aún seguiríamos hablando de la franquicia de los “X-Men”, que tras su repentino reinicio cambiará cómo veíamos a los mutantes en la pantalla grande, dándonos una de las mejores películas de los “hombres X”.

Pero no todo es miel sobre hojuelas dentro de esta franquicia y con la conclusión de una era creada a cargo de los estudios Fox, donde los mutantes se despiden con la película “Dark Phoenix”, aquí tenía una oportunidad de oro para renacer como un fénix, dejarnos boquiabiertos y salir por la puerta grande, dando el cierre definitivo que los mutantes merecen, pero no fue así, ya que nos presentaron un producto que nos hace cuestionarnos si en realidad fue terminado.

La conclusión de esta tuvo infinidad de problemas desde las odiadas o amadas retomas hasta que el guión estaba siendo modificado con detalles de última hora, pero donde recaen más los problemas es en la dirección y guión de Simon Kinberg, quien pareciera no entender a los personajes o no haber visto ninguna de las películas anteriores, y es que esta comete el mismo error que todas, pero a grande escala, olvida a sus otros personajes y les da solo cinco minutos de atención, algo que la saga inicial de Bryan Singer entendía a la perfección, dándoles tiempo de brillar a todos.

Es precisamente en el guión que todos los horrores se ven y las carencias abundan más con algunos huecos argumentales, por ejemplo, hay momentos donde algunos personajes solo porque sí deciden dejar de actuar como son y cambian de la noche a la mañana y para la mitad de la película, donde debería haber un clímax, ya es demasiado tarde, pues la historia ha sido muy blanda y no hay remedio para arreglarla, y si hablamos de acción, esta no pretende darte grandes escenas que emocione a la audiencia, solo son contados los minutos de acción que nos dan y en cambio no da varios tintes de melodrama, y oportunidades fallidas de darnos algo más. Sophie Turner muestra mucho carácter en cada una de sus escenas e impone emoción en cada una de sus expresiones y más con los planos y lugares donde esta, pero en la gran mayoría de las veces se nota que no existe un guión que la sostenga y mantenga la atención de la audiencia.

Por otro lado, también tenemos el establecimiento de nuevos enemigos, los cuales de verdad no sabes para dónde van o cómo van a lograr el objetivo. No es solo hacer la maldad porque sí, y es el caso de Jessica Chastain, quien es desaprovechada al ser solo un personaje que no sabe lo que quiere y solo está ahí para buscar una oportunidad de ganar de alguna manera en esta situación.

De los que no podemos quejarnos son de Michael Fassbender y James Mcavoy, quienes en sus actuaciones resultan impecables como siempre, sin embargo, no existe ningún otro actor que les de un apoyo en la pantalla y si hablamos de individualidades, no puedo dejar de mencionar que solo Jennifer Lawrence fue a cobrar el cheque, pues en cada película la vemos menos azul y sin ganas de participar en esta saga.

Al final, el largometraje no tiene ninguna sorpresa y si viste alguno de los adelantos, has visto casi la película completa.

Por otro lado, se nota la mano que metieron en las retomas, parece que a Fox le valió todo lo que construyó con “X-Men” y al final solo querían concluir la historia.

En resumen, esta no alcanza a llegar a los niveles de mediocridad que pudo tener su sucesora “Apocalipsis”, pero en definitiva “X-Men: Dark Phoenix” no deja de ser una película que te deja con una enorme decepción y evidencia que solo fue alargada para tener a la gallina de los huevos de oro viva por más de 20 años, aferrándose a tener historias en la tierra, sin querer arriesgar nada, dándonos un producto monótono en la franquicia, ahora la esperanza queda en lo que se podrá venir y ver si los mutantes vuelvan a resurgir de sus cenizas, pero esta vez dentro del universo cinematográfico de Marvel.

¿Vale la pena ir a ver “X-Men: Dark Phoenix”? Tal vez sí, pero no en la semana de lanzamiento, es una película dominguera que nos da un descanso de todas las peleas magníficas de superhéroes, así que tómate algo de tiempo y vela en algún horario donde el precio no sea excesivo.

Esta es la última película de “X-Men”, antes de su llegada a Marvel Studios, debido a la adquisición de FOX por parte de Disney en marzo de 2019

Local

¡Participa en la Carrera Nacional de Día de Muertos!

El Sol de la Laguna, El Sol de Tijuana y ESTO organizan competencia virtual

Policiaca

Tijuana rebasa los mil 500 asesinatos

En 2020, el mes más violento fue julio, con 169 homicidios, de acuerdo con datos de la FGE

Local

Preparan diferentes marchas para el 2 de octubre

Se espera que estas manifestaciones en el marco del dos de octubre se repliquen en diferentes puntos del país

Local

Preparan diferentes marchas para el 2 de octubre

Se espera que estas manifestaciones en el marco del dos de octubre se repliquen en diferentes puntos del país

Deportes

Fueron más bravos los Xolos e hicieron valer la localía ante Juárez

Se disputó el juego pendiente de la J11 entre los fronterizos; Tijuana llegó a 13 unidades para empatar a los Bravos

Gossip

Kalimba, por primera vez en show digital

Promete deleitar el próximo 3 de octubre con un recorrido musical unplugged, un show para disfrutar desde sus hogares

Mundo

Bancos se alistan para posible caos post-electoral en EU

Se preparan para conflicto post-electoral; actitud de Trump en debate, una “vergüenza nacional”

Finanzas

Disruptores | Dostavista: La revolución del delivery

El futuro de la relación entre las empresas y las plataformas de delivery dependerá de la calidad y el costo, asegura Iñaqui de la Peña, representante de Dostavista en México

Mundo

En pobreza, la mitad de los argentinos por pandemia

Se han perdido más de 3.5 millones de empleos y la economía se derrumbó 19.1%