imagotipo

Amparo a amarillos se puede modificar

  • Daniel Ángel Rubio
  • en Local

Magistrada definirá amparo de amarillos

Suspensión es solo una medida temporal

Tijuana.- La permanencia o no de los taxis amarillos en el cruce fronterizo será definida hasta que la magistrada Flora Arguilés Robert escuché sus argumentos y los del ayuntamiento, informó Carlos Montero Vázquez, magistrado presidente del Tribunal Contencioso Administrativo del estado.

“Estamos en una fase inicial, es una medida provisional. Ella la puede cambiar, y si no, eventualmente se puede cambiar ante el pleno, o se puede sostener”, subrayó sobre la suspensión provisional a favor de los taxistas.

El magistrado enfatizó que el ayuntamiento tiene 15 días para responder la demanda, y después la magistrada, entre tres y diez para resolver.

Estimó que para el mes de agosto podría haber una resolución cuando taxistas y ayuntamiento expongan sus pruebas porque todos los tribunales saldrán de vacaciones.

El secretario de gobierno, Raúl Felipe Luévano Ruiz, dijo esta semana que no acataría la notificación afirmando que “huele a corrupción”.

Al respecto, el magistrado presidente indicó que por el momento no hay ninguna queja formal ante el Tribunal Contencioso.

“Sí me preocupa porque, aunque cualquier queja o crítica se atiende, esta es la queja de un funcionario de primer nivel. Primero que nada, me gustaría que el ayuntamiento defendiera su acto de la mejor manera con su equipo legal”, agregó.

Sus declaraciones fueron en conferencia de prensa no programada tras la polémica generada por la suspensión provisional para que el gremio regrese a los sitios de los que fue retirado por el ayuntamiento.

“Este es un caso particular, pero la sala de Tijuana resuelve alrededor de 3 mil 500 asuntos al año. Esta es la única vez que se hace una conferencia de prensa sobre uno en particular”, mencionó.

Sobre el desacato del Ayuntamiento a la suspensión provisional, Carlos Montero dijo que la parte demandante tendría que inconformarse y entonces la magistrada resolverá si es necesario actuar.

“La ley prevé ciertos medios de apremio, como son amonestación, la multa, e incluso hasta la destitución de ciertos titulares. Todo esto es un proceso, no se hace de la noche a la mañana, toma a veces días o meses”, explicó.

Invitó al secretario Luévano Ruiz a recapacitar, y añadió que hasta ahora no ha sido necesario inhabilitar a algún funcionario porque siempre acatan las ordenes judiciales.

Sobre la celeridad con que la magistrada de la Segunda Sala resolvió otorgar la suspensión provisional, afirmó que él le solicitó cumplir con los términos legales.

“Porque no estoy ciego, sí veo lo que está pasando, veo la preocupación de la ciudadanía. Es un tema muy delicado”, anotó reservándose cualquier comentario sobre las partes involucradas.