/ sábado 22 de octubre de 2022

¿Cómo enfrentarán el duelo las familias que pierden a un ser querido víctima de la violencia?

Requieren apoyo para manejar lo que es el miedo, la inseguridad y la impotencia, dijo la tanatóloga Cecilia Castellanos

Tijuana vive desde hace años un contexto de violencia complejo, en el que familias se ven impactadas por la pérdida de seres queridos de forma violenta. ¿Cómo se les puede abordar a esas familias para que enfrenten el duelo?

La tanatóloga Cecilia Castellanos Barone habló con El Sol de Tijuana sobre la labor que realiza un especialista como ella y cómo sobre llevar esas partidas.

¿Cuál es la labor de una tanatóloga?

Aunque hoy en día se ha comercializado mucho la labor de un tanatólogo, básicamente es acompañar a mejorar la comunicación entre los familiares del paciente, que ellos entiendan los procesos que están viviendo.

Partimos de un dolor, con sufrimiento, la pérdida de un ser querido es uno de los dolores más profundos que el ser humano puede experimentar. Ese desprendimiento nos lleva a la depresión o a la violencia misma.

Lo que se hace es sanar la comunicación de tal manera que no queden asuntos pendientes. Una persona que carga con asuntos pendientes se convierte muchas veces en portador de inseguridad, de echarle la culpa al otro, de sentirse culpable.

La culpa no nos sirve de nada y muchas veces lo que se necesita es acompañamiento. Lo único que podemos hacer es acompañarnos y ayudarnos a nosotros mismos.

Ayuda mucho a paliar el dolor. No va a desaparecer nunca, lo que trabajamos es el sufrimiento, el sufrimiento es opcional.


¿Todos necesitamos un tanatólogo?

No es que se necesite un tanatólogo, lo que se necesita es una persona que nos escuche y acompañe a acomodar nuestro duelo. En esas etapas de primero negación, después ira, el enojo.

Luego viene una etapa de profundidad donde el ser humano se deprime hasta que llega la aceptación. En sí el ser humano por sí solo no lo puede hacer, los seres humanos sociales por naturaleza, necesitamos que alguien nos acompañe.El tanatólogo es un recurso que si no es necesario, es muy recomendable.

¿Cuánto puede llevar un acompañamiento?

No tiene tiempo, cada uno es único e irrepetible, y no es lo mismo alguien que muere por una enfermedad crónica, degenerativa y terminal, que tuvo un lapso de tiempo en el que la familia empezó a vivir el duelo antes que muriera la persona y se cierra el duelo cuando la persona fallece.

No es lo mismo a este tipo de muertes que estamos viviendo ahorita: impredecibles, inmediatas y que no sabemos qué hacer.

En este caso no solo hay dolor y sufrimiento, hay miedo, hay inseguridad, entran muchos factores, que hacen que nuestras emociones y sentimientos se salgan de control.

Esas veces no se necesita un tanatólogo, en estos casos tan violentos a veces lo que se necesita es un psicólogo, un especialista que pudiera manejar dentro de la familia el miedo, la inseguridad y la impotencia.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

¿Para quién es más difícil llevar este tipo de procesos? ¿Para los hijos, los esposos, padres?

Cuesta más trabajo para la persona que no está preparada para vivir el momento. Porque a veces los niños entienden muy bien el proceso, la pareja, los padres, lo pueden trabajar.

Tengo pacientes o personas que llegan desbaratados y me dicen que le acaban de diagnosticar a un paciente cáncer. Les pregunto cuál es el problema para estar tan desesperado. Me dicen se va a morir, y yo les digo que de cáncer no se muere nadie. La única razón por la que nos vamos a morir es que estamos vivos. El único diagnóstico por el que nos vamos morir es que estamos vivos, porque a alguien si le detectan cáncer, diabetes, lo único que nos están diciendo es que esa va a ser nuestra calidad de vida y vamos a pasar por medicamentos, quimios, pero eso no quiere decir que nos vamos a morir. Hay mucha gente que sobrevive todo eso.

Pero en nuestra mente está el temor a la muerte y ante el temor a la muerte, perdemos piso, porque es lo único natural y cierto que nos va a pasar a todos los seres humanos: nos vamos a morir en algún momento.

¿Para quién es más difícil? Para todas aquellas personas que no quieren reconocer que somos seres finitos, que nos vamos a morir. Es hacer las paces con esa situación y disfrutar la vida que tenemos, por si nos dan un plomazo mañana, disfruté hoy.

Tijuana vive desde hace años un contexto de violencia complejo, en el que familias se ven impactadas por la pérdida de seres queridos de forma violenta. ¿Cómo se les puede abordar a esas familias para que enfrenten el duelo?

La tanatóloga Cecilia Castellanos Barone habló con El Sol de Tijuana sobre la labor que realiza un especialista como ella y cómo sobre llevar esas partidas.

¿Cuál es la labor de una tanatóloga?

Aunque hoy en día se ha comercializado mucho la labor de un tanatólogo, básicamente es acompañar a mejorar la comunicación entre los familiares del paciente, que ellos entiendan los procesos que están viviendo.

Partimos de un dolor, con sufrimiento, la pérdida de un ser querido es uno de los dolores más profundos que el ser humano puede experimentar. Ese desprendimiento nos lleva a la depresión o a la violencia misma.

Lo que se hace es sanar la comunicación de tal manera que no queden asuntos pendientes. Una persona que carga con asuntos pendientes se convierte muchas veces en portador de inseguridad, de echarle la culpa al otro, de sentirse culpable.

La culpa no nos sirve de nada y muchas veces lo que se necesita es acompañamiento. Lo único que podemos hacer es acompañarnos y ayudarnos a nosotros mismos.

Ayuda mucho a paliar el dolor. No va a desaparecer nunca, lo que trabajamos es el sufrimiento, el sufrimiento es opcional.


¿Todos necesitamos un tanatólogo?

No es que se necesite un tanatólogo, lo que se necesita es una persona que nos escuche y acompañe a acomodar nuestro duelo. En esas etapas de primero negación, después ira, el enojo.

Luego viene una etapa de profundidad donde el ser humano se deprime hasta que llega la aceptación. En sí el ser humano por sí solo no lo puede hacer, los seres humanos sociales por naturaleza, necesitamos que alguien nos acompañe.El tanatólogo es un recurso que si no es necesario, es muy recomendable.

¿Cuánto puede llevar un acompañamiento?

No tiene tiempo, cada uno es único e irrepetible, y no es lo mismo alguien que muere por una enfermedad crónica, degenerativa y terminal, que tuvo un lapso de tiempo en el que la familia empezó a vivir el duelo antes que muriera la persona y se cierra el duelo cuando la persona fallece.

No es lo mismo a este tipo de muertes que estamos viviendo ahorita: impredecibles, inmediatas y que no sabemos qué hacer.

En este caso no solo hay dolor y sufrimiento, hay miedo, hay inseguridad, entran muchos factores, que hacen que nuestras emociones y sentimientos se salgan de control.

Esas veces no se necesita un tanatólogo, en estos casos tan violentos a veces lo que se necesita es un psicólogo, un especialista que pudiera manejar dentro de la familia el miedo, la inseguridad y la impotencia.

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

¿Para quién es más difícil llevar este tipo de procesos? ¿Para los hijos, los esposos, padres?

Cuesta más trabajo para la persona que no está preparada para vivir el momento. Porque a veces los niños entienden muy bien el proceso, la pareja, los padres, lo pueden trabajar.

Tengo pacientes o personas que llegan desbaratados y me dicen que le acaban de diagnosticar a un paciente cáncer. Les pregunto cuál es el problema para estar tan desesperado. Me dicen se va a morir, y yo les digo que de cáncer no se muere nadie. La única razón por la que nos vamos a morir es que estamos vivos. El único diagnóstico por el que nos vamos morir es que estamos vivos, porque a alguien si le detectan cáncer, diabetes, lo único que nos están diciendo es que esa va a ser nuestra calidad de vida y vamos a pasar por medicamentos, quimios, pero eso no quiere decir que nos vamos a morir. Hay mucha gente que sobrevive todo eso.

Pero en nuestra mente está el temor a la muerte y ante el temor a la muerte, perdemos piso, porque es lo único natural y cierto que nos va a pasar a todos los seres humanos: nos vamos a morir en algún momento.

¿Para quién es más difícil? Para todas aquellas personas que no quieren reconocer que somos seres finitos, que nos vamos a morir. Es hacer las paces con esa situación y disfrutar la vida que tenemos, por si nos dan un plomazo mañana, disfruté hoy.

Local

Empleados del DIF estatal denuncian bajos salarios y piden incremento

Las protestas seguirán hasta que las autoridades correspondientes emitan una respuesta favorable: Sandra Ruiz

Local

Reforzarán vigilancia contra venta de alcohol en la playa

Se han detectado a personas que traen una charola ofreciendo cerveza con clamato y los hemos sancionado: Manuel Purdom

Local

Tijuana debe buscar nuevas tendencias de vivienda, dice consultor inmobiliario

Para 2050 se espera que esta ciudad duplique su población, de acuerdo con un estudio del Inegi

Deportes

Xolos sumó una unidad en su visita a San Luis

El cuadro fronterizo igualó a una anotación ante Atlético de San Luis; la Liga MX se pausará un mes para disputar la Leagues Cup.

Local

Puertos fronterizos y aeropuerto de Tijuana afectados por fallas en los sistemas de Microsoft

Alrededor de las 7 de la mañana, los operadores fueron restaurados y los cientos de personas formados en las garitas peatonales y vehiculares, comenzaron a cruzar.

Local

¿Aún no cuentas con tu e.firma? Estos son los pasos que debes seguir para conseguirla

Genera tu cita rápidamente con las siguientes instrucciones y comienza a hacer uso de ella