/ domingo 23 de junio de 2019

Continúan tirando basura en las calles

En Tijuana hay unos 600 basureros clandestinos, de los cuales 300 son de los propietarios de los terrenos

Antonio Maya

La falta de conciencia por parte de algunas personas al momento de tirar basura en predios abandonados ocasiona grandes problemas al medio ambiente, debido a los gases que se generan al degradarse los desperdicios o al incendiarse.

“Tenemos el problema de que los incendian, que los queman para seguir recibiendo basura, eso genera un problema severo por los gases que se emiten hacia la atmósfera, problemas de salud a los vecinos desde que está la basura en el terreno, porque se está degradando y generando gas metano y otros tipos de gases que golpean directamente a nuestra atmósfera”, explicó el director de Protección al Ambiente (DPA) de Tijuana, Eduardo Pérez.

Estos lugares han proliferado en los últimos años debido a las personas que se dedican a recoger basura a cambio de dinero.

Jesús, de 52 años, lleva 12 años recorriendo las calles ofreciendo servicios de recolección de muebles, escombro o “lo que sea, mientras me paguen”.

Jesús mencionó que cobra desde 50 pesos por llevarse unas bolsas de basura, hasta 7 mil por limpiar y llevarse los desperdicios y maleza de un predio de alrededor de 150 metros cuadrados.

Dijo que esos materiales los lleva a cañones ubicados en las afueras de la ciudad y sobre la carretera libre Tijuana-Ensenada. Si hay objetos que puedan ser reciclados, como el fierro, aluminio, cartón, plástico, entre otros, los vende en los centros de reciclaje.

El hombre comentó que no es rentable ir todos los días hasta el basurero municipal a dejar los desperdicios, ya que “es muy caro, apenas sale para uno y estar pagando por trabajar no es negocio. Sí lo hacía antes, pero luego vi que tienes que pagar para que las personas que viven en esos lugares agarren tu basura y la vendan. Pues no... que fácil es así, yo trabajo y ellos ganan. De ninguna manera, mejor la tiro por ahí”.

Mencionó que con los ingresos que le da el recolectar basura ha logrado solventar los gastos de su casa y los estudios de sus tres hijos. “A veces me los llevo a mi casa —los materiales—, sobre todo el cartón, para que se acumule y luego llevarlo a la recicladora para venderlo, igual con los botes de plástico o aluminio”.

Afirmó que en ocasiones la Policía Municipal lo ha parado por sobrepasar las dimensiones de su camioneta, pero todo se arregla porque “a veces les doy para las cocas o solo me regañan y me voy, ya me conocen que ando en toda la ciudad recogiendo cosas, por eso no me hacen nada”.

De acuerdo con el director de DPA, en estos últimos años lograron regularizar a cerca de 40 recolectores privados.

“Una gran mayoría de los recolectores privados se ha venido a regular, tenemos alrededor de 40, había cero en administraciones pasadas. Debe de haber uno que otro que no esté todavía regulado. Se les ha apoyado para que puedan disponer de manera gratuita del basurero municipal”, declaró Pérez.

Estimó que en Tijuana hay unos 600 basureros clandestinos, de los cuales 300 son de los propietarios de los terrenos. Por realizar esa práctica fueron sancionados hasta con 160 mil pesos.

Precisó que las multas van desde los mil hasta los 800 mil pesos. “Todavía existen más, aún no es suficiente lo que hemos hecho, porque nos hemos dado cuenta de que atacamos un basurero clandestino y al poco tiempo la gente reincide y vuelve a reconvertirlo en basurero clandestino, entonces nos cuesta trabajo estar volviendo, nos quita el tiempo porque deberíamos estar trabajando en lo demás”.

Le atribuyó el problema de los basureros clandestinos en la ciudad a una cuestión cultural, ya que a pesar de los esfuerzos que han realizado como gobierno, a través de cursos de educación ambiental en preescolares, primarias, secundarias, preparatorias, universidades y foros, en diversos lugares logran alcanzar alrededor de 40 mil personas, “las personas no ayudan en no tirar basura en los terrenos”.

“En Otay limpiaron alrededor de mil 500 metros cuadrados, se limpia, se levantan toneladas de basura y al poco tiempo ya hay sillones, ya hay perros muertos, ya hay basura. Es increíble, habrá durado unas dos, tres semanas y hay que volverlo a limpiar. No nos dejan avanzar en lo que sigue y la percepción ciudadana luego es de que no se trabaja”, expresó.

Dijo que el servicio de recolección de basura de la ciudad funciona y que hay los suficientes camiones para cumplir con las rutas para que no haya basura tirada.


INCENDIO DE BASUREROS

“Estos sitios una vez que contienen bastantes materiales, son incendiados sin supervisión por algunas personas para poder seguir recibiendo residuos, lo que puede generar problemas para el medio ambiente y las personas aledañas a los cerros o cañones en donde se ubican esos basureros”, indicó el director del Departamento de Bomberos de Tijuana, José Luis Jiménez.

Detalló que la mayoría de esos lugares son de difícil acceso, lo que provoca mayor esfuerzo y uso de personal para poder sofocar las llamas. “Nos genera mucha problemática por la cuestión de cuándo se incendian los cerros de basura o escombros, donde no es muy fácil apagarlo debemos utilizar maquinaria para estar removiendo todo eso, podemos ponerlo encima, pero hay que estar moviendo y escombrando para poder apagar la lumbre”.

Jiménez dijo que estas prácticas provocan un desgaste en la corporación debido a la fuerte demanda de servicios que han tenido en las últimas semanas, llegando a atender más de 500 reportes de incendios cada siete días. “La cuestión es que hemos tenido muchos incendios en lo que va de este año, algunos son basureros clandestinos y otros son zacatales”.

De igual manera comentó que en esos eventos han acudido hasta tres estaciones de bomberos, lo que deja “desprotegidas ciertas partes de la ciudad o del sector en donde fue el incendio”.

Hay colonias cuyo acceso es muy accidentado, como en el Alamar o Sánchez Taboada; esto ocasiona que el ingreso a los lugares sea complicado y por lo mismo han tardado hasta 12 horas en sofocar un incendio.

“Hay algunos que no los podemos apagar bien, porque ya no se puede remover el escombro o la basura. Y hasta ponemos en peligro al personal, porque muchos de los incendios no podemos acceder y tenemos que dejar las unidades sobre la carretera”, comentó.

Antonio Maya

La falta de conciencia por parte de algunas personas al momento de tirar basura en predios abandonados ocasiona grandes problemas al medio ambiente, debido a los gases que se generan al degradarse los desperdicios o al incendiarse.

“Tenemos el problema de que los incendian, que los queman para seguir recibiendo basura, eso genera un problema severo por los gases que se emiten hacia la atmósfera, problemas de salud a los vecinos desde que está la basura en el terreno, porque se está degradando y generando gas metano y otros tipos de gases que golpean directamente a nuestra atmósfera”, explicó el director de Protección al Ambiente (DPA) de Tijuana, Eduardo Pérez.

Estos lugares han proliferado en los últimos años debido a las personas que se dedican a recoger basura a cambio de dinero.

Jesús, de 52 años, lleva 12 años recorriendo las calles ofreciendo servicios de recolección de muebles, escombro o “lo que sea, mientras me paguen”.

Jesús mencionó que cobra desde 50 pesos por llevarse unas bolsas de basura, hasta 7 mil por limpiar y llevarse los desperdicios y maleza de un predio de alrededor de 150 metros cuadrados.

Dijo que esos materiales los lleva a cañones ubicados en las afueras de la ciudad y sobre la carretera libre Tijuana-Ensenada. Si hay objetos que puedan ser reciclados, como el fierro, aluminio, cartón, plástico, entre otros, los vende en los centros de reciclaje.

El hombre comentó que no es rentable ir todos los días hasta el basurero municipal a dejar los desperdicios, ya que “es muy caro, apenas sale para uno y estar pagando por trabajar no es negocio. Sí lo hacía antes, pero luego vi que tienes que pagar para que las personas que viven en esos lugares agarren tu basura y la vendan. Pues no... que fácil es así, yo trabajo y ellos ganan. De ninguna manera, mejor la tiro por ahí”.

Mencionó que con los ingresos que le da el recolectar basura ha logrado solventar los gastos de su casa y los estudios de sus tres hijos. “A veces me los llevo a mi casa —los materiales—, sobre todo el cartón, para que se acumule y luego llevarlo a la recicladora para venderlo, igual con los botes de plástico o aluminio”.

Afirmó que en ocasiones la Policía Municipal lo ha parado por sobrepasar las dimensiones de su camioneta, pero todo se arregla porque “a veces les doy para las cocas o solo me regañan y me voy, ya me conocen que ando en toda la ciudad recogiendo cosas, por eso no me hacen nada”.

De acuerdo con el director de DPA, en estos últimos años lograron regularizar a cerca de 40 recolectores privados.

“Una gran mayoría de los recolectores privados se ha venido a regular, tenemos alrededor de 40, había cero en administraciones pasadas. Debe de haber uno que otro que no esté todavía regulado. Se les ha apoyado para que puedan disponer de manera gratuita del basurero municipal”, declaró Pérez.

Estimó que en Tijuana hay unos 600 basureros clandestinos, de los cuales 300 son de los propietarios de los terrenos. Por realizar esa práctica fueron sancionados hasta con 160 mil pesos.

Precisó que las multas van desde los mil hasta los 800 mil pesos. “Todavía existen más, aún no es suficiente lo que hemos hecho, porque nos hemos dado cuenta de que atacamos un basurero clandestino y al poco tiempo la gente reincide y vuelve a reconvertirlo en basurero clandestino, entonces nos cuesta trabajo estar volviendo, nos quita el tiempo porque deberíamos estar trabajando en lo demás”.

Le atribuyó el problema de los basureros clandestinos en la ciudad a una cuestión cultural, ya que a pesar de los esfuerzos que han realizado como gobierno, a través de cursos de educación ambiental en preescolares, primarias, secundarias, preparatorias, universidades y foros, en diversos lugares logran alcanzar alrededor de 40 mil personas, “las personas no ayudan en no tirar basura en los terrenos”.

“En Otay limpiaron alrededor de mil 500 metros cuadrados, se limpia, se levantan toneladas de basura y al poco tiempo ya hay sillones, ya hay perros muertos, ya hay basura. Es increíble, habrá durado unas dos, tres semanas y hay que volverlo a limpiar. No nos dejan avanzar en lo que sigue y la percepción ciudadana luego es de que no se trabaja”, expresó.

Dijo que el servicio de recolección de basura de la ciudad funciona y que hay los suficientes camiones para cumplir con las rutas para que no haya basura tirada.


INCENDIO DE BASUREROS

“Estos sitios una vez que contienen bastantes materiales, son incendiados sin supervisión por algunas personas para poder seguir recibiendo residuos, lo que puede generar problemas para el medio ambiente y las personas aledañas a los cerros o cañones en donde se ubican esos basureros”, indicó el director del Departamento de Bomberos de Tijuana, José Luis Jiménez.

Detalló que la mayoría de esos lugares son de difícil acceso, lo que provoca mayor esfuerzo y uso de personal para poder sofocar las llamas. “Nos genera mucha problemática por la cuestión de cuándo se incendian los cerros de basura o escombros, donde no es muy fácil apagarlo debemos utilizar maquinaria para estar removiendo todo eso, podemos ponerlo encima, pero hay que estar moviendo y escombrando para poder apagar la lumbre”.

Jiménez dijo que estas prácticas provocan un desgaste en la corporación debido a la fuerte demanda de servicios que han tenido en las últimas semanas, llegando a atender más de 500 reportes de incendios cada siete días. “La cuestión es que hemos tenido muchos incendios en lo que va de este año, algunos son basureros clandestinos y otros son zacatales”.

De igual manera comentó que en esos eventos han acudido hasta tres estaciones de bomberos, lo que deja “desprotegidas ciertas partes de la ciudad o del sector en donde fue el incendio”.

Hay colonias cuyo acceso es muy accidentado, como en el Alamar o Sánchez Taboada; esto ocasiona que el ingreso a los lugares sea complicado y por lo mismo han tardado hasta 12 horas en sofocar un incendio.

“Hay algunos que no los podemos apagar bien, porque ya no se puede remover el escombro o la basura. Y hasta ponemos en peligro al personal, porque muchos de los incendios no podemos acceder y tenemos que dejar las unidades sobre la carretera”, comentó.

Local

Posibles lluvias para el fin de semana en BC

Existe probabilidad de lluvias en Tijuana

Policiaca

Se falló en caso de Playas: Sotomayor

El hombre asesinado en Playas fue identificado como Christian Morado Armenta, de 32 años

Local

Se revisó el esquema de VIH: Ginera

En Baja California hay más de dos mil pacientes adultos que viven con VIH

Policiaca

Se falló en caso de Playas: Sotomayor

El hombre asesinado en Playas fue identificado como Christian Morado Armenta, de 32 años

Local

Urge solución por derrame de aguas

En varias ocasiones las playas de Imperial Beach debieron ser cerradas por el derrame de aguas negras desde Tijuana

Local

Se revisó el esquema de VIH: Ginera

En Baja California hay más de dos mil pacientes adultos que viven con VIH

Local

Detectarán conductas de riesgo en jóvenes

El XII Encuentro Estatal de Psicólogos se realiza desde hace 12 años por el Subcomité de Psicología

Local

Posibles lluvias para el fin de semana en BC

Existe probabilidad de lluvias en Tijuana

Local

Protesta, por crisis climática

En distintas partes del mundo se realizan movimientos para hacer conciencia sobre los cambios que vive el planeta