/ jueves 17 de mayo de 2018

Desamparadas, familias de los bomberos caídos

Urge apoyo: Machain Cázares

Uriel Saucedo


Tijuana.- Las familias de los seis bomberos que han muerto en los últimos años en Tijuana han quedado desamparadas, ya que se carece de prestaciones para aquellos que no tengan más de 15 años dentro de la corporación, por lo que se creó a la Fundación de Bomberos de BC AC con la que se busca apoyar a estas familias, así como para realizar capacitaciones para quienes actualmente laboran arriesgando su vida, informó el director de la asociación civil, José Manuel Machain Cázares.

Durante la presentación de dicha asociación, Machain Cázares explicó que un bombero debe tener más de 15 años de base en Issstecali para que, en caso de morir, la esposa de este y sus hijos puedan verse beneficiados recibiendo el sueldo del bombero caído y la atención médica cuando lleguen a necesitarla; sin embargo, los bomberos que no cuenten con este tiempo de base o que sea un supernumerario o personal de confianza, se encuentran completamente desprotegidos.

Detalló que, en estos momentos, apenas se encuentran estableciendo los puntos de trabajo en los que se estarán enfocando, pero entre las prioridades que tienen está el tema de las esposas de los bomberos; de igual manera, se buscará reunirse con la Secretaría de Trabajo para darle valides a todas las capacitaciones que lleguen a impartir a los bomberos activos.

Enfatizó que este tipo de apoyos no solo son para los bomberos de Tijuana, sino para los de todo el estado de Baja California, ya que, en cada uno de los municipios, se cuenta con carencias similares. Además, informó que se estarán acercando a la iniciativa privada para lograr reunir fondos para llevar a cabo las metas que pusieron cumplir.

Cabe mencionar que en la ceremonia estuvieron presentes representantes del cuerpo de Bomberos de San Diego, quienes dijeron tener toda la disposición para apoyar en la construcción de esta fundación, así como en la impartición de los cursos y talleres que pudieran ser necesarios.

Uriel Saucedo


Tijuana.- Las familias de los seis bomberos que han muerto en los últimos años en Tijuana han quedado desamparadas, ya que se carece de prestaciones para aquellos que no tengan más de 15 años dentro de la corporación, por lo que se creó a la Fundación de Bomberos de BC AC con la que se busca apoyar a estas familias, así como para realizar capacitaciones para quienes actualmente laboran arriesgando su vida, informó el director de la asociación civil, José Manuel Machain Cázares.

Durante la presentación de dicha asociación, Machain Cázares explicó que un bombero debe tener más de 15 años de base en Issstecali para que, en caso de morir, la esposa de este y sus hijos puedan verse beneficiados recibiendo el sueldo del bombero caído y la atención médica cuando lleguen a necesitarla; sin embargo, los bomberos que no cuenten con este tiempo de base o que sea un supernumerario o personal de confianza, se encuentran completamente desprotegidos.

Detalló que, en estos momentos, apenas se encuentran estableciendo los puntos de trabajo en los que se estarán enfocando, pero entre las prioridades que tienen está el tema de las esposas de los bomberos; de igual manera, se buscará reunirse con la Secretaría de Trabajo para darle valides a todas las capacitaciones que lleguen a impartir a los bomberos activos.

Enfatizó que este tipo de apoyos no solo son para los bomberos de Tijuana, sino para los de todo el estado de Baja California, ya que, en cada uno de los municipios, se cuenta con carencias similares. Además, informó que se estarán acercando a la iniciativa privada para lograr reunir fondos para llevar a cabo las metas que pusieron cumplir.

Cabe mencionar que en la ceremonia estuvieron presentes representantes del cuerpo de Bomberos de San Diego, quienes dijeron tener toda la disposición para apoyar en la construcción de esta fundación, así como en la impartición de los cursos y talleres que pudieran ser necesarios.

Local

24 casas con etiqueta roja

La mayoría de las familias que resultaron damnificadas eran propietarios de las viviendas