imagotipo

Evita SAT contrabando de partes de autos por El Chaparral

  • Yolanda Caballero Jacobo
  • en Local

La Asociación de Yonkeros de Tijuana reconoció que resulta favorable el decreto de importación de unidades para desarme

Más 50 mil dólares eran las pérdidas para el sector en Tijuana

Tijuana.- La Administración General de la Aduana (AGA) del Servicio de Administración Tributaria (SAT), acordó emitir la próxima semana las reglas para la importación de unidades para desarme, esto permitirá evitar el contrabando de mercancías.

Más 50 mil dólares fueron las pérdidas económicas que enfrentó el sector tan sólo en Tijuana al no lograr importar más mil 500 vehículos por la frontera de Baja California, ante la falta un acuerdo que les permitirá ingresar legalmente la mercancía a territorio nacional, destacó el presidente de la Asociación de Yonkeros de Tijuana José Asunción Rabago Reynoso.

Agregó que con el decreto acordado con el gobierno federal se brindará certidumbre a quienes se dedican a esta actividad y permitirá que las más de 100 unidades para desarme que ingresan diariamente a Baja California para ser comercializadas en el sector, se importarán legalmente.

Puedes leer: Elimina SAT pagos en efectivo en las aduanas

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Tijuana, Mario Escobedo Carignan y el presidente de la Asociación de Yonkeros de Tijuana, José Asunción Rabago Reynoso coincidieron en que es un logro importante para la economía local.

Por otra parte, a través de un comunicado de prensa emitido ayer por Canaco-Servitur,  Escobedo Carignan, indicó que fue durante una reunión sostenida con el titular de la Administración General de la Aduana (AGA)  del  Servicio de Administración Tributaria (SAT) Ricardo Treviño Chapa, el miércoles pasado en la Ciudad de México donde las autoridades federales se mostraron receptivas ante los planteamientos que se le realizaron respecto a la problemática a la que se estaban enfrentando quienes se dedican a importar autos para desarme, por lo que estableció que en breve se publicarían en el Diario Oficial de la Federación dichas reglas.

Puedes leer: Diario sube 8 mdd exportación, con el cambio aduanal

El presidente de Canaco dio a conocer que, tras implementarse las nuevas reglas para la importación de automotores usados en el mes de mayo, se empezaron a complicar los trámites para ingresar unidades para desmantelar.

Explicó que con estas nuevas reglas, a los yonkeros se les estaban pidiendo los mismos requisitos que les pedían a quienes importaban autos para circular, tales como el que se inscribieran en un padrón sectorial, la verificación ambiental, entre otros.

Lo que sucedió, es que ambos giros estaban catalogados bajo la misma nomenclatura, y ello implicaba, que si querían importar debían hacerlo cumpliendo con dichos requisitos, los cuales eran imposible cumplir, razón por la que las importaciones de autos para yonke se frenaron por casi 3 semanas.

Durante este tiempo, se dejaron de importar alrededor de mil 500 unidades de automotores para desmantelar, representando importantes pérdidas para los yonkeros, quienes además de tener su mercancía parada, tenían que pagar para resguardar sus autos en la Unión Americana, puntualizó.

Mencionó que las autoridades de la Aduana, por el momento brindaron una solución temporal para que los yonkeros pudieran importar sus unidades, permitiéndoles ingresar una solicitud para ingresar al Programa Sectorial, para que de esta manera el sistema les permitiera hacer el trámite de importación.

Afortunadamente, planteó que con esta maniobra, por el momento los yonkeros ya pueden importar, pero es importante que se emitan las reglas para que el sector pueda contar con un esquema que atienda sus necesidades y puedan de esta manera ser más competitivos.

Al respecto el líder del comercio organizado en Tijuana, indicó que será la próxima semana cuando se publiquen las reglas en específico para la importación de unidades para desmantelar, según lo acordado con el Administrador General de la Aduana.