imagotipo

Juzgados laborales no son factibles en 2018, no hay dinero

  • Juan Miguel Hernández
  • en Local

Van a sustituir a las las juntas de conciliación y arbitraje

 

Tijuana.- En febrero del 2018, deberán entrar en operación los nuevos juzgados de lo laboral que sustituirán a las juntas de conciliación y arbitraje, sin embargo, no hay dinero para hacerlo, ni las leyes ordinarias para implementar la reforma que han sido aprobadas por el Congreso federal, reconoció el director de la Junta de Conciliación de Arbitraje en Tijuana, Arturo Méndez Preciado.

El funcionario estatal explicó que se requiere que se presente una iniciativa de ley en el Congreso, donde se reforme la ley del trabajo y se conformen los tribunales laborales.

De igual forma, mencionó que se necesita que se expida la ley orgánica del organismo público, que es la que va a regular todos los contratos colectivos de trabajo.

“Se tiene un año y no han presentando la iniciativa de reforma a la ley, por lo cual hay una incertidumbre total. Los estados han manifestado que no tienen recursos para aplicar la reforma y que requiere que el Gobierno Federal haga las aportaciones”, manifestó.

Méndez Preciado indicó que son necesarios al menos cinco mil millones de pesos para implementar la nueva reforma laboral, sin embargo, actualmente no ha habido tal recurso.

“No sabemos cómo viene la reforma a la ley, no sabemos cuántas juntas va haber, no sabemos cuántos expendientes se vayan a mandar, cuántos se vayan a quedar; es dificilísimo, no sabemos ni siquiera hacer el cálculo de cuánto costaría”, comentó.

El director de la Junta De Conciliación y Arbitraje de Tijuana, detalló que, según la reforma a la Constitución, las Juntas actuales seguirán subsistiendo, en tanto no termine con el rezago actual de casos, mientras que los nuevos casos que se generen, pasarán a los nuevos juzgados laborales.

“Esta muy incierta la situación de la reforma. No se ha hecho nada porque no se puede hacer nada mientras no sea expedida la reforma a la Ley Federal del Trabajo y la ley orgánica”, concluyó.