/ sábado 20 de julio de 2019

Los comerciantes en bulevar Benítez, preocupados

A partir de este lunes y durante siete meses, se realizarán trabajos de reubicación del Colector 1-A

Karina Torres

Retrasos para cumplir en tiempo con los horarios de ingreso a los trabajos, recorte de personal y una disminución en las ventas, son los principales temores de los comerciantes establecidos a lo largo del bulevar Federico Benítez en donde a partir de este lunes 22 de julio comenzarán los trabajos de reubicación del Colector Poniente 1-A por parte de la Comisión de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT).

La autoridad informó que los trabajos tendrán una duración de siete meses. Iniciando desde este lunes y hasta el mes de febrero del año 2020 el cuerpo del bulevar en dirección a La Presa permanecerá cerrado totalmente, por lo que se habilitarán dos carriles de ida y dos de regreso, en sentido hacia la Zona Centro, a fin de continuar el flujo vehicular en la zona. Esto sin duda, generará gran congestionamiento vial en el área, lo que se vería reflejado en las ventas de todos los comercios.

“Más o menos tenemos conocimiento del cierre. Sí nos va a perjudicar porque como va a haber mucho tráfico no van a querer venir los clientes a comprar para este lado, más bien van a agarrar otras rutas que sean más accesibles”, expresó Mario Carbajal, encargado de ventas del yonke Cowboy.

Este giro afirmó, requiere la entrada y salida constante de compradores que se acercan a buscar piezas de automóviles. Con la gran concentración de unidades en uno de los sentidos del bulevar intuye que muy pocos compradores quieran tomar esta ruta para buscar autopartes. Caso similar ocurre con don Raúl, encargado de otro yonke ubicado en la zona quién aseguró que las autoridades no les han notificado a la fecha si iniciarían los trabajos en la zona.

“De hecho no nos avisaron, nunca nos avisaron. Que hubieran pasado y nos hubieran dicho en tal tiempo se va a cerrar. Si yo me di cuenta fue por terceras personas pero así directamente por la obra no nos avisaron nada”, afirmó. Respecto a comercio aseguró que si verán un impacto en sus ventas, debido al congestionamiento que se estima se genere en la zona. “Tú sabes que cuando hay tráfico la gente ya no se quiere meter a la zona, va a empezar a mermar, entonces vamos a tener que meterles presión para que se pongan las pilas”, afirmó.

Uno de los principales temores de los locatarios y comerciantes es que las autoridades cumplan con los plazos establecidos para concluir la obra. Los trabajos de reubicación de colector se extenderían a lo largo de 1.8 kilómetros de largo y representa a 11 metros de profundidad.

“Son muchas familias las que se mantienen de muchos negocios, no nada más el mío, hay yonkes, hay restaurantes, maquiladores que se van a ver muy afectadas y que es mucho tiempo la verdad, ocho meses. Creí que iba a ser un tramo grande, pero no va a ser mucho, creo que personal que quisiera trabajar en la obra y que sabe del tema lo hay. Una obra en otras partes, donde han metido tubería lo han hecho hasta en un mes, entonces yo me pregunto aquí por qué van a durar ochos meses”, expresó Octavio Sánchez, comerciante del giro alimenticio sobre el bulevar Federico Benítez.

En el caso del giro de comida, estiman que sus ventas puedan disminuir hasta en un 50%. El flujo de posibles comensales es clave para que las personas lleguen a consumir, pero con el incremento de tráfico, el calor y los trabajos en la zona, dudan que muchas personas opten por comer en la zona.

El llamado de todos quienes cuentan con una fuente de trabajo en las inmediaciones del bulevar Federico Benítez, desde la calle Santa Elena hasta el bulevar Manuel J. Clouthier –que contemplará la extensión de los trabajos- es que haya seriedad y compromiso por parte de las autoridades para que se cumpla en el tiempo establecido la reubicación del colector.

“Sí nos va a perjudicar porque como va a haber mucho tráfico, no van a querer venir los clientes a comprar para este lado” Mario Carbajal Encargado de ventas de Yonke Cowboy

Karina Torres

Retrasos para cumplir en tiempo con los horarios de ingreso a los trabajos, recorte de personal y una disminución en las ventas, son los principales temores de los comerciantes establecidos a lo largo del bulevar Federico Benítez en donde a partir de este lunes 22 de julio comenzarán los trabajos de reubicación del Colector Poniente 1-A por parte de la Comisión de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT).

La autoridad informó que los trabajos tendrán una duración de siete meses. Iniciando desde este lunes y hasta el mes de febrero del año 2020 el cuerpo del bulevar en dirección a La Presa permanecerá cerrado totalmente, por lo que se habilitarán dos carriles de ida y dos de regreso, en sentido hacia la Zona Centro, a fin de continuar el flujo vehicular en la zona. Esto sin duda, generará gran congestionamiento vial en el área, lo que se vería reflejado en las ventas de todos los comercios.

“Más o menos tenemos conocimiento del cierre. Sí nos va a perjudicar porque como va a haber mucho tráfico no van a querer venir los clientes a comprar para este lado, más bien van a agarrar otras rutas que sean más accesibles”, expresó Mario Carbajal, encargado de ventas del yonke Cowboy.

Este giro afirmó, requiere la entrada y salida constante de compradores que se acercan a buscar piezas de automóviles. Con la gran concentración de unidades en uno de los sentidos del bulevar intuye que muy pocos compradores quieran tomar esta ruta para buscar autopartes. Caso similar ocurre con don Raúl, encargado de otro yonke ubicado en la zona quién aseguró que las autoridades no les han notificado a la fecha si iniciarían los trabajos en la zona.

“De hecho no nos avisaron, nunca nos avisaron. Que hubieran pasado y nos hubieran dicho en tal tiempo se va a cerrar. Si yo me di cuenta fue por terceras personas pero así directamente por la obra no nos avisaron nada”, afirmó. Respecto a comercio aseguró que si verán un impacto en sus ventas, debido al congestionamiento que se estima se genere en la zona. “Tú sabes que cuando hay tráfico la gente ya no se quiere meter a la zona, va a empezar a mermar, entonces vamos a tener que meterles presión para que se pongan las pilas”, afirmó.

Uno de los principales temores de los locatarios y comerciantes es que las autoridades cumplan con los plazos establecidos para concluir la obra. Los trabajos de reubicación de colector se extenderían a lo largo de 1.8 kilómetros de largo y representa a 11 metros de profundidad.

“Son muchas familias las que se mantienen de muchos negocios, no nada más el mío, hay yonkes, hay restaurantes, maquiladores que se van a ver muy afectadas y que es mucho tiempo la verdad, ocho meses. Creí que iba a ser un tramo grande, pero no va a ser mucho, creo que personal que quisiera trabajar en la obra y que sabe del tema lo hay. Una obra en otras partes, donde han metido tubería lo han hecho hasta en un mes, entonces yo me pregunto aquí por qué van a durar ochos meses”, expresó Octavio Sánchez, comerciante del giro alimenticio sobre el bulevar Federico Benítez.

En el caso del giro de comida, estiman que sus ventas puedan disminuir hasta en un 50%. El flujo de posibles comensales es clave para que las personas lleguen a consumir, pero con el incremento de tráfico, el calor y los trabajos en la zona, dudan que muchas personas opten por comer en la zona.

El llamado de todos quienes cuentan con una fuente de trabajo en las inmediaciones del bulevar Federico Benítez, desde la calle Santa Elena hasta el bulevar Manuel J. Clouthier –que contemplará la extensión de los trabajos- es que haya seriedad y compromiso por parte de las autoridades para que se cumpla en el tiempo establecido la reubicación del colector.

“Sí nos va a perjudicar porque como va a haber mucho tráfico, no van a querer venir los clientes a comprar para este lado” Mario Carbajal Encargado de ventas de Yonke Cowboy

Local

70% de servicios de Cruz Roja no son emergencias

Se reduce la capacidad de respuesta debido al uso inadecuado del 911, dijo Juan Méndez

Local

Llamadas de ventas podrán evitarse

El Repep está a disposición de todas las personas con línea telefónica

Local

Los cruces peatonales, sin respeto

Los peatones se quejan de automovilistas que no respetan la cultura vial

Local

Pérdida de agua en Mexicali, por mal uso

Hay hectáreas que no tienen permiso de riego y las están regando: Héctor Haros

Local

Denuncian una obra inconclusa de CESPT

Vecinos indican que llevan dos meses esperando a que se reconstruya el pedazo faltante

Local

70% de servicios de Cruz Roja no son emergencias

Se reduce la capacidad de respuesta debido al uso inadecuado del 911, dijo Juan Méndez

Local

Llamadas de ventas podrán evitarse

El Repep está a disposición de todas las personas con línea telefónica

Local

Se requieren 300 mdp para bacheo

El ayuntamiento pondría en principio la mitad para realizar las primeras obras de reparación

Local

Los cruces peatonales, sin respeto

Los peatones se quejan de automovilistas que no respetan la cultura vial