imagotipo

Mueren pacientes en espera de donadores

  • Laura Bueno Medina
  • en Local

Tijuana.- Pacientes con necesidad de donación de órganos mueren, en su mayoría, por la falta de donadores, lo que está asociado directamente a la ignorancia y a las creencias religiosas.

El Dr. José González Muñoz, trasplantólogo de la ciudad, refirió que a pesar de estar a avanzados en tecnología y recursos humanos para la realización de trasplantes, los donadores no han aumentado al ritmo de las necesidades.

Pocos de los trasplantes que se realizan son de donador cadavérico, refirió el médico, ya que este lleva implícito que la familia “tenga el chip de que el ser querido que acaba de fallecer puede ser donador”, expresó, incluso a pesar de que la persona fallecida deje establecido su deseo de ser donador.

Ante la negativa de las familias, es que hay diversas iniciativas de información con adultos, principalmente, para atacar los tabúes que existen sobre la donación, de un paciente que puede tener muerte cerebral, pero que podría salvar hasta 10 personas donando órganos, comentó el trasplantólogo.

“El trasplante en Baja California se ha ido fortaleciendo a través de los años; actualmente, la productividad trasplantológica es mayor, sin embargo, este sigue siendo un problema de salud pública”, mencionó el trasplantólogo.

La patología renal terminal es la enfermedad que encabeza, la lista de necesidades, al igual que encabeza la lista de defunciones de pacientes que esperaban una donación de órgano.

El doctor aseguró que la iniciativa de “bombardeo”, sobre la prevención de la obesidad; enfermedad que desencadena en muchas personas la diabetes, hipertensión arterial y otras que en un futuro causarán necesidades de órganos, es vital para prevenir la progresión de las enfermedades.

“En la cultura vamos a paso lento, a pesar de que se está incidiendo en las escuelas, en los niños desde edad temprana”, refirió el médico, reconociendo que el cambio es generacional, por lo que habrá que esperar a que la semilla dé fruto con los más jóvenes.

Sería la generación que actualmente se encuentra entre los 5 y 12 años de edad, a la que se ha apostado para “ver bien ser donador”, así como cuidar la salud y tener una cultura de la prevención de enfermedades.

Por último, agregó que hay ya criterios extendidos para la donación de órganos, es decir, que se están considerando candidatos que antes no lo eran, debido a la necesidad, ejemplo de ello son los donadores “añosos”, con la condicionante de que el receptor sea de la misma edad o semejante.