/ domingo 26 de julio de 2020

Población, sin cubrebocas en mercados sobreruedas

La medida de utilización de cubrebocas aunque es una recomendación urgente del sector salud, en Tijuana no existe una norma que obligue a la población utilizarlo

A pesar de que el sector salud indicó que el uso de cubrebocas es una recomendación urgente para los vendedores ambulantes y quienes caminen en los mercados sobreruedas, debido a que no hay un distanciamiento social entre la población, muchas de las personas que acuden a estos lugares se niegan a utilizarlo, así lo manifestó Manuel Martínez, quien es un miembro del mercado sobreruedas Margarita Meza de Juárez.

“Estamos ofreciendo de manera gratuita a toda nuestra clientela y amigos, gel para que saniticen sus manos y cubrebocas para los que no tienen uno, se los damos para que se lo pongan, pero desafortunadamente en pleno siglo veintiuno podemos ver un 10, 15 y hasta 30% de la gente que se muestra negativa para atender las medidas del covid-19”, dijo Manuel Martínez.

Foto: Ana Goryoka | El Sol de Tijuana

Manuel Martínez dice que los miembros de la agrupación de ambulantes reunieron dinero para poder entregar gel antibacterial y cubrebocas gratuitos entre población y fueron las condicionantes para permitirles instalarse en semáforo rojo; mencionó que se distribuyen en grupos de tres personas en varios puntos de los mercados sobreruedas de Tijuana.

El fin de semana, en el mercado ambulante de la colonia Francisco Villa, ofrecían gel y cubrebocas, algunos usuarios lo aceptaban, principalmente las madres que iban con niños, pero una parte de la población lo rechazaba, don Manuel Martínez dice que no pueden obligarlos a atender la recomendación sanitaria que evitaría la propagación del virus.

Tan solo el mercado ese sobreruedas conocido como el “Sobreruedas de la Pancho Villa”, y que se instala los domingos, tiene una afluencia de alrededor de ocho mil personas, un lugar donde se pueden presentar cadenas de contagios del coronavirus.

“Este mercado está enorme, estamos hablando de alrededor de 500 o 600 comerciantes contemplados en diversas agrupaciones, yo le estimo que hay una afluencia al menos de ocho mil a cinco mil personas, nada más de un día que nos ponemos, que es el domingo”, dijo Manuel Martínez.

La medida preventiva es acatada por los ambulantes, pues después de tres meses de no permitirles instalar los puestos, su economía aún no se recupera.

“Tuvimos un tiempo, un promedio de cuatro meses en que se frenó completamente la economía y no nada más de mercado sobreruedas, sino a nivel general, ocupamos salir adelante porque hay gastos que no pueden esperar, como son la renta, pagar la luz, más los alimentos, y si se vuelve necesario, reactivar la economía para salir adelante”.

La medida de utilización de cubrebocas, aunque es una recomendación urgente del sector salud, en Tijuana no existe una norma que obligue a la población a usarlo y se queda en recomendación.

Aunque hay una propuesta de reformar el bando de policía de Tijuana para que las personas que se nieguen a utilizar el cubrebocas reciban una multa económica, la pandemia sigue su cauce y tanto autoridades de salud como la policía no pueden obligar a la población a portar el cubrebocas, un hábito sanitario que si lo atendiera la población, detendría los contagios del coronavirus en Baja California.

Algunos sobreruedas, como el de la colonia Francisco Villa, tienen una afluencia de alrededor de ocho mil personas

A pesar de que el sector salud indicó que el uso de cubrebocas es una recomendación urgente para los vendedores ambulantes y quienes caminen en los mercados sobreruedas, debido a que no hay un distanciamiento social entre la población, muchas de las personas que acuden a estos lugares se niegan a utilizarlo, así lo manifestó Manuel Martínez, quien es un miembro del mercado sobreruedas Margarita Meza de Juárez.

“Estamos ofreciendo de manera gratuita a toda nuestra clientela y amigos, gel para que saniticen sus manos y cubrebocas para los que no tienen uno, se los damos para que se lo pongan, pero desafortunadamente en pleno siglo veintiuno podemos ver un 10, 15 y hasta 30% de la gente que se muestra negativa para atender las medidas del covid-19”, dijo Manuel Martínez.

Foto: Ana Goryoka | El Sol de Tijuana

Manuel Martínez dice que los miembros de la agrupación de ambulantes reunieron dinero para poder entregar gel antibacterial y cubrebocas gratuitos entre población y fueron las condicionantes para permitirles instalarse en semáforo rojo; mencionó que se distribuyen en grupos de tres personas en varios puntos de los mercados sobreruedas de Tijuana.

El fin de semana, en el mercado ambulante de la colonia Francisco Villa, ofrecían gel y cubrebocas, algunos usuarios lo aceptaban, principalmente las madres que iban con niños, pero una parte de la población lo rechazaba, don Manuel Martínez dice que no pueden obligarlos a atender la recomendación sanitaria que evitaría la propagación del virus.

Tan solo el mercado ese sobreruedas conocido como el “Sobreruedas de la Pancho Villa”, y que se instala los domingos, tiene una afluencia de alrededor de ocho mil personas, un lugar donde se pueden presentar cadenas de contagios del coronavirus.

“Este mercado está enorme, estamos hablando de alrededor de 500 o 600 comerciantes contemplados en diversas agrupaciones, yo le estimo que hay una afluencia al menos de ocho mil a cinco mil personas, nada más de un día que nos ponemos, que es el domingo”, dijo Manuel Martínez.

La medida preventiva es acatada por los ambulantes, pues después de tres meses de no permitirles instalar los puestos, su economía aún no se recupera.

“Tuvimos un tiempo, un promedio de cuatro meses en que se frenó completamente la economía y no nada más de mercado sobreruedas, sino a nivel general, ocupamos salir adelante porque hay gastos que no pueden esperar, como son la renta, pagar la luz, más los alimentos, y si se vuelve necesario, reactivar la economía para salir adelante”.

La medida de utilización de cubrebocas, aunque es una recomendación urgente del sector salud, en Tijuana no existe una norma que obligue a la población a usarlo y se queda en recomendación.

Aunque hay una propuesta de reformar el bando de policía de Tijuana para que las personas que se nieguen a utilizar el cubrebocas reciban una multa económica, la pandemia sigue su cauce y tanto autoridades de salud como la policía no pueden obligar a la población a portar el cubrebocas, un hábito sanitario que si lo atendiera la población, detendría los contagios del coronavirus en Baja California.

Algunos sobreruedas, como el de la colonia Francisco Villa, tienen una afluencia de alrededor de ocho mil personas

Local

¡Participa en la Carrera Nacional de Día de Muertos!

El Sol de la Laguna, El Sol de Tijuana y ESTO organizan competencia virtual

Local

Esperan termine restricción en cruces para trabajar en EU

Hasta el próximo 21 de octubre se tiene contemplada concluya la restricción en los cruces a Estados Unidos

Policiaca

Asesinan a seis en lapso de seis horas

Además, este domingo se reportó un ataque armado contra dos hombres en la colonia Los Laureles

Doble Vía

Crean cubrebocas con orejeras para asistir a conciertos

Con este artefacto, los asistentes a los conciertos podrán percibir un sonido más cálido y nítido, asegura el inventor

Gossip

Río Roma se une al ritmo del regional mexicano

Río Roma y Horacio Palencia rindieron homenaje a los grandes de la música en concierto virtual

Local

Paro laboral, en Hospital General

Denuncian exceso de trabajo por la falta de personal y que no han recibido un bono por el Covid-19

Local

Habría una precarización salarial, dice J. Contreras

La mayoría de los trabajadores se ocupan en el sector servicios

Local

Acosan a gasoliner independiente: Borja

Las estaciones en manos de familias y particulares, fueron vendidas, traspasadas o rentadas

Política

Morena busca militarizar la ciberseguridad

La iniciativa forma parte de la agenda que diputados impulsarán en el periodo legislativo que inició este mes