/ sábado 19 de septiembre de 2020

Psicomóvil ayuda a comunidad migrante

Personas en tránsito padecen de problemas psicológicos al enfrentar situaciones de violencia

Tijuana.- La comunidad migrante en nuestra ciudad es una constante. Tanto connacionales, centroamericanos, sudamericanos y de otras latitudes arriban a Tijuana con miras a cruzar a Estados Unidos ya sea de forma legal o ilegal.

Muchos de estas personas en tránsito padecen de problemas psicológicos al enfrentar situaciones de violencia, inestabilidad económica, salud, entre otras por lo que la Clínica Móvil de Salud Mental de Families Belong Together México, el cual se conoce como el Psicomóvil, busca aportar junta a una serie de profesionales atención psicológica.

Christian Romero, psicólogo y coordinador del proyecto, platicó en entrevista sobre la labor que desarrollan.

¿Cómo inicia la idea del psicomóvil?

“Todo inició el año anterior, entre septiembre y noviembre con mi compañera la psicóloga Gabriela Sánchez, por la necesidad de atender a la población migrante en contexto de movilidad, solicitantes de asilo para Estados Unidos”.

“Ellos vivían en albergues, pero había un gran volumen de personas, se puede decir que había sobrecupo y en algunos hasta hacinamiento, de tal manera que no había forma de tener una conversación con cierto nivel de privacidad dentro del albergue, se tenía que sacar a la gente e irse caminando para hacer la intervención”.

“Entonces surgió la idea en el equipo de crear un espacio alternativo móvil, donde puedas trasladarte a los diferentes albergues de la ciudad donde trabajamos y así surge básicamente, se crea un proyecto y viene el financiamiento del extranjero en noviembre”.

“A partir de julio, agosto y septiembre de este año es cuando ya hemos estado trabajando en campo con el Psicomóvil, aunque no al 100%, porque mucha de la intervención sigue siendo remota (por la pandemia), pero ya hemos estado en Camino de Salvación, Agape y vamos empezar a ir a Embajadores de Jesús, nos enfocamos en eso albergues”.


¿Cómo es el acercamiento con la comunidad migrante?

“Lo primero son los talleres grupales, esto sirve para crear cierta conexión y confianza entre las personas y los psicólogos, porque parte de los síntomas que traen por el desplazamiento forzado o por la violencia en sus lugares de origen se presenta como una desconfianza absoluta ante mucha gente, entonces ganarse la confianza de ellos cuesta”.

“La gran mayoría de ellos jamás ha ido al psicólogo, no sabe cómo funciona, entonces el hecho de que vayamos a presentarnos y ofrecer los servicios es como parte de la metodología. Poco a poco con el avance de las sesiones se van soltando y eso hace que haya mayor conexión”.

“Al pasar las sesiones algunos dicen que les gustaría platicar en privado y ahí es cuando los llevamos al Psicomóvil. Básicamente tenemos tres intervenciones, la grupal para adultos, para niños y niñas grupales, y la individual en el Psicomóvil”.

¿Qué síntomas son los que padecen los migrantes al llegar a la frontera?

“En su gran mayoría presentan síntomas de depresión, ansiedad también, algunos otros de estrés postraumático, pero son síntomas, el hecho de que los tengan para diagnosticarlos con esas enfermedades son pocos, lo que traen son rasgos de ciertos padecimientos, eso cuando llegan”.

“Pero ahorita con la cuarentena y el hecho de que se suspendieron las cortes de Estados Unidos, y muchos estaban esperando su última fecha de corte y no se ha dado, y esa espera es la que los investigadores como los del Colef (Colegio de la Frontera Norte) han estado mencionando que es el ‘atrapamiento’ o el estar atrapados en Tijuana”.

“Muchos se han desesperado, algunos han cruzado la frontera por otros lugares, algunos se han regresado a sus lugares de origen, pero la gran mayoría todavía tiene esa esperanza, entonces lo que nosotros hacemos es trabajar sobre esa esperanza, sobre lo que es esperar, lo que es estar de manera tranquila, hacemos técnicas de relajación, toda la intervención va en ese sentido, en que todavía están ellos dentro de un proceso que no deben echar por la borda, es reducir los niveles de malestar, por así decirlo”.


¿A la par de lo psicológico qué más realizan?

“Trabajamos en conjunto con lo social, donde las personas obtienen beneficios como la canalización a un médico, o hacer un estudio, esos pequeños detalles que a lo mejor damos por sentado para los que vivimos aquí, para ellos es un gran avance… esas cuestiones tienen un gran impacto en el bienestar emocional de las personas”.


Por último ¿Qué tanto cambió la pandemia la modalidad de trabajo?

“Tuvimos como organización que desarrollar algo que no teníamos, que era la intervención de manera remota, básicamente fue diseñar como una forma de Google para que las personas solicitaran la atención psicológica remota, esto en llamadas o vídeo llamadas en los que tenían la posibilidad, todo gratuito”.

“Ahí ya no era exclusivamente para los vivían en albergues, eso nos permitió ampliar el espectro de la atención psicológica, entonces atendíamos a las personas que solicitaban la atención, pero que ya no vivían en los albergues, servicios que siguen disponibles”.

“Hemos atendido personas de Rosarito, de Mexicali, aquí en Tijuana, nos permitió ampliar demasiado la cobertura”.

Tijuana.- La comunidad migrante en nuestra ciudad es una constante. Tanto connacionales, centroamericanos, sudamericanos y de otras latitudes arriban a Tijuana con miras a cruzar a Estados Unidos ya sea de forma legal o ilegal.

Muchos de estas personas en tránsito padecen de problemas psicológicos al enfrentar situaciones de violencia, inestabilidad económica, salud, entre otras por lo que la Clínica Móvil de Salud Mental de Families Belong Together México, el cual se conoce como el Psicomóvil, busca aportar junta a una serie de profesionales atención psicológica.

Christian Romero, psicólogo y coordinador del proyecto, platicó en entrevista sobre la labor que desarrollan.

¿Cómo inicia la idea del psicomóvil?

“Todo inició el año anterior, entre septiembre y noviembre con mi compañera la psicóloga Gabriela Sánchez, por la necesidad de atender a la población migrante en contexto de movilidad, solicitantes de asilo para Estados Unidos”.

“Ellos vivían en albergues, pero había un gran volumen de personas, se puede decir que había sobrecupo y en algunos hasta hacinamiento, de tal manera que no había forma de tener una conversación con cierto nivel de privacidad dentro del albergue, se tenía que sacar a la gente e irse caminando para hacer la intervención”.

“Entonces surgió la idea en el equipo de crear un espacio alternativo móvil, donde puedas trasladarte a los diferentes albergues de la ciudad donde trabajamos y así surge básicamente, se crea un proyecto y viene el financiamiento del extranjero en noviembre”.

“A partir de julio, agosto y septiembre de este año es cuando ya hemos estado trabajando en campo con el Psicomóvil, aunque no al 100%, porque mucha de la intervención sigue siendo remota (por la pandemia), pero ya hemos estado en Camino de Salvación, Agape y vamos empezar a ir a Embajadores de Jesús, nos enfocamos en eso albergues”.


¿Cómo es el acercamiento con la comunidad migrante?

“Lo primero son los talleres grupales, esto sirve para crear cierta conexión y confianza entre las personas y los psicólogos, porque parte de los síntomas que traen por el desplazamiento forzado o por la violencia en sus lugares de origen se presenta como una desconfianza absoluta ante mucha gente, entonces ganarse la confianza de ellos cuesta”.

“La gran mayoría de ellos jamás ha ido al psicólogo, no sabe cómo funciona, entonces el hecho de que vayamos a presentarnos y ofrecer los servicios es como parte de la metodología. Poco a poco con el avance de las sesiones se van soltando y eso hace que haya mayor conexión”.

“Al pasar las sesiones algunos dicen que les gustaría platicar en privado y ahí es cuando los llevamos al Psicomóvil. Básicamente tenemos tres intervenciones, la grupal para adultos, para niños y niñas grupales, y la individual en el Psicomóvil”.

¿Qué síntomas son los que padecen los migrantes al llegar a la frontera?

“En su gran mayoría presentan síntomas de depresión, ansiedad también, algunos otros de estrés postraumático, pero son síntomas, el hecho de que los tengan para diagnosticarlos con esas enfermedades son pocos, lo que traen son rasgos de ciertos padecimientos, eso cuando llegan”.

“Pero ahorita con la cuarentena y el hecho de que se suspendieron las cortes de Estados Unidos, y muchos estaban esperando su última fecha de corte y no se ha dado, y esa espera es la que los investigadores como los del Colef (Colegio de la Frontera Norte) han estado mencionando que es el ‘atrapamiento’ o el estar atrapados en Tijuana”.

“Muchos se han desesperado, algunos han cruzado la frontera por otros lugares, algunos se han regresado a sus lugares de origen, pero la gran mayoría todavía tiene esa esperanza, entonces lo que nosotros hacemos es trabajar sobre esa esperanza, sobre lo que es esperar, lo que es estar de manera tranquila, hacemos técnicas de relajación, toda la intervención va en ese sentido, en que todavía están ellos dentro de un proceso que no deben echar por la borda, es reducir los niveles de malestar, por así decirlo”.


¿A la par de lo psicológico qué más realizan?

“Trabajamos en conjunto con lo social, donde las personas obtienen beneficios como la canalización a un médico, o hacer un estudio, esos pequeños detalles que a lo mejor damos por sentado para los que vivimos aquí, para ellos es un gran avance… esas cuestiones tienen un gran impacto en el bienestar emocional de las personas”.


Por último ¿Qué tanto cambió la pandemia la modalidad de trabajo?

“Tuvimos como organización que desarrollar algo que no teníamos, que era la intervención de manera remota, básicamente fue diseñar como una forma de Google para que las personas solicitaran la atención psicológica remota, esto en llamadas o vídeo llamadas en los que tenían la posibilidad, todo gratuito”.

“Ahí ya no era exclusivamente para los vivían en albergues, eso nos permitió ampliar el espectro de la atención psicológica, entonces atendíamos a las personas que solicitaban la atención, pero que ya no vivían en los albergues, servicios que siguen disponibles”.

“Hemos atendido personas de Rosarito, de Mexicali, aquí en Tijuana, nos permitió ampliar demasiado la cobertura”.

Local

Realizarán búsqueda de Danna Sugey este sábado

Iniciarán la búsqueda en las inmediaciones de la colonia Casa Homex

Local

Urge resolver transporte público

Transitan mil 600 unidades en tres bulevares de Tijuana; antes solo transitaban 900, dijo Gabriel Lemus

Local

Colonias que tendrán corte de agua este sábado 24 de octubre

Paraíso, A. Valenzuela y Reforma de la sección 1B regresan a la pausa programada

Local

Buscarán hacer obligatorio uso de cubrebocas en transporte público

En el estado hay 468 casos activos de Covid-19, de los cuáles Mexicali y Tijuana, están a la cabeza

Local

Realizarán búsqueda de Danna Sugey este sábado

Iniciarán la búsqueda en las inmediaciones de la colonia Casa Homex

Aderezo

Qué es la comfort food

Es real que existen platillos que nos levantan el ánimo; te contamos de este término culinario

Policiaca

Queda prensado hombre en choque sobre carretera a Tijuana

La victima es un hombre de aproximadamente 35 años de edad

Policiaca

Unidad de bomberos se vuelca en avenida Internacional

El accidente fue provocado por un derrame de diésel sobre la vialidad

Local

Colonias que tendrán corte de agua este sábado 24 de octubre

Paraíso, A. Valenzuela y Reforma de la sección 1B regresan a la pausa programada