/ domingo 18 de octubre de 2020

Se complica aún más lucha contra el cáncer

De colectas, donaciones y medicamentos tardíos viven las pacientes en Baja California

Las familias de mujeres con cáncer han sostenido el tratamiento de las pacientes, debido a las vicisitudes derivadas, en principio de la desaparición del Seguro Popular para darle paso al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), y posteriormente, a la pandemia por el virus Sars-Cov-2.

Pacientes y sus familias pagan hasta 100 mil pesos por medicamentos, para los cuales han tenido que crear una red de alerta entre las mujeres y sus parientes que tienen como tarea localizar las farmacias especializadas que comercializan los medicamentos para el cáncer de mama, y tener acceso a ellos antes que otros posibles compradores, esto debido al desabasto nacional que ha marcado el 2020.

La señora Guilliana Zamora mencionó que afortunadamente ella pudo concluir su tratamiento, sin embargo, tuvo que pasar los últimos meses con dificultades por la falta de medicamento.

“Sí hizo falta y era muy estresante, porque aparte de caro se batalla para encontrarlo”, comentó.

Refirió que con las consultas nunca batalló, “estoy muy agradecida con los médicos y enfermeras porque siempre estuvieron ahí cuando los necesité, estoy muy agradecida con el Seguro Popular”, de no haber tenido este servicio, mencionó que seguramente no habría podido pagar su tratamiento.

La inquietud de las pacientes es constante por la aplicación tardía de los medicamentos a razón del desabasto nacional.

“Desafortunadamente somos el estado más alejado, el medicamento de por sí está escaso y cuando hay tarda mucho en llegarnos”, dijo la señora Irma Cordero, quien preocupada ha cuestionado sobre el impacto que eso tiene en la efectividad de su tratamiento.

Elizabeth Bautista, otra paciente, tiene cáncer de mama con metástasis en corazón y pulmón, diagnosticada en el mes de junio de 2019.

En pleno tratamiento, recibió la noticia de la falta de medicamento; “imagínate que te digan eso cuando estás luchando por tu vida”, destacó.

Elizabeth, al describir la situación por la que ha pasado desde que inició su tratamiento oncológico en el Hospital General de Tijuana, narró que la atención del personal de salud es muy humana, sin embargo, está limitada.

“Sí hemos batallado bastante, nuestras familias ya no pueden en algunos casos sostener más la falta de medicamento”, enfatizó.

Las pacientes han tenido que pagar de su bolsillo los exámenes de laboratorio mensuales y las tomografías que cada cuatro o seis meses requieren los médicos para valorar la evolución del cáncer y ajustar el tratamiento.

Los estudios clínicos sencillos en promedio oscilan en los 600 pesos mensuales y las tomografías en los nueve mil pesos, ya que los servicios en el hospital civil están temporalmente suspendidos debido a la conversión del Hospital General para atención prioritaria Covid.

“Los medicamentos desafortunadamente son muy caros, yo ocupo varios que rondan entre los 50 y 100 mil pesos”, dijo Elizabeth Bautista.

Estos biológicos han estado escasos en los meses de la pandemia, por lo que en conjunto con otras pacientes de oncología han hecho un grupo para “rastrearlos” en las farmacias especializadas y comprar al menos uno.

“Los compramos entre varios, porque solo así nos alcanza el dinero y nos beneficiamos todos, es mucho dinero para poder solventarlo en una sola familia”, dijo Elizabeth, de 43 años de edad.

Las familias hacen colectas, rifas, ventas, de todo un poco para juntar no solo para medicamentos, sino también para gasas, jeringas, catéteres especiales y batas.

“Con la pandemia también hemos tenido que invertir bastante en los equipos de protección para poder asistir a nuestros tratamientos y consultas”, mencionó Elizabeth.

El Hospital General de Tijuana atiende a 546 mujeres con cáncer de mama, de las cuales 76 se encuentran en tratamiento activo y 470 en vigilancia.

Pero cerró sus puertas a los pacientes no Covid-19 y transfirió a las pacientes de cáncer de mama a la Unidad de Especialidades Médicas (Uneme), a un costado del nosocomio.

No obstante, el servicio entró en caos, por la falta de medicamentos e insumos, manifestó Elizabeth.

El 24 de septiembre de 2020, alrededor de 20 pacientes se manifestaron afuera del hospital para evidenciar y exigir a las autoridades de Salud una solución a la falta de medicamentos.

Se han realizado protestas ante la falta de medicamento. Foto: José Luis Camarillo | El Sol de Tijuana

El secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, manifestó que los medicamentos empezarían a llegar a la entidad, sin embargo, pacientes refirieron que lo que había llegado no era suficiente para las 76 mujeres en tratamiento.

“Sí claro, 20 frascos de medicamento oncológico que viene, y vamos a tener un poquito más de medicamento la siguiente semana, a razón de que pudiéramos cubrir todo el ejercicio del 2020”, aseguró el secretario la mañana del viernes 3 de octubre sobre el tema; 10 días después, y ante la noticia nacional de un supuesto robo de 35 mil unidades de medicamento oncológico, el mismo titular informó que la secretaría que podría comprar el medicamento en Estados Unidos para que cada una de las pacientes tuviera su tratamiento completo y nuevamente justificaron el desabasto como una situación presente a nivel nacional.

La falta de medicamento no es exclusiva de las unidades de la Secretaría de Salud, también la padecen los pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Sin embargo, en este caso, se ha centrado la atención en los pacientes pediátricos, ya que son la población más numerosa.

LA PREVENCIÓN EMPIEZA DESDE LOS 25 AÑOS DE EDAD

Por ser la primera causa oncológica de muerte en la mujer, los médicos hacen hincapié en su educación desde temprana edad para que a los 25 años inicien la autoexploración de las mamas una vez al mes.

Desde esa edad deben acudir a una exploración clínica cada año, y si tiene entre 40 y 69 años de edad, realizarse una mastografía cada dos años.

Para quienes tienen antecedentes hereditarios de cáncer de mama, la edad se reduce a los 35 años para iniciar las mastografías.

En caso de identificar algo irregular, en forma y tono en la piel de la mama, la mujer debe acudir a la consulta médica especializada.

En la mastografía, cualquier irregularidad será notificada a la paciente y esta será derivada directamente al médico correspondiente, de acuerdo con el protocolo de atención.

En el IMSS la campaña es constante en la clínica de mama, que está por cumplir un año de operaciones a un costado del Hospital General Regional 1 (HGR), en esta ciudad.

Alrededor del 15% de los casos tiene factor hereditario. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

El secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, detalló que la campaña de detección de cáncer de mama por parte de los servicios de salubridad estará vigente durante los meses de octubre, noviembre y diciembre con el propósito de llegar a 10 mil mujeres examinadas.

Ya que durante la pandemia por el virus SARS-CoV-2 los servicios de salud, las jornadas de mastografías, se redujeron, generando así un rezago en la detección de cáncer de mama en la entidad.

El jefe del Servicio de Imagenología del HGT, Irán Moisés García Ruiz, informó que la unidad hospitalaria cuenta con un mastógrafo con tecnología de punta que, además de realizar las tomas básicas del tejido, tiene un sistema denominado tomosíntesis, el cual permite realizar un estudio avanzado digital que facilita la identificación de lesiones y sus características (bordes y dimensiones).

Señaló que la mastografía es realizada por personal capacitado, en su mayoría mujeres, quienes cuentan con una vasta experiencia en esta área de la salud.

Aunado a ello, indicó que en el servicio de Imagenología labora personal médico para interpretar los estudios y entregan los resultados al término de dos días.

García Ruiz agregó que en el año 2019 se realizaron tres mil 685 mastografías en el servicio de Imagenología del Hospital General de Tijuana, mientras que de enero a septiembre de 2020 la Secretaría de Salud detalló que se han realizado mil 864 mastografías a pacientes de entre 40 a 69 años de edad.

Hay unidades móviles para realizar mastografías. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

En lo que respecta a exploraciones clínicas de mama, para pacientes de 25 a 39 años de edad, de enero al 12 de octubre se han concertado mil 714 exploraciones en las clínicas de la secretaría.

Por su parte, la técnica radióloga especialista en mastografía del HGT, María de los Ángeles Arauz, comentó que aún existen mitos en la comunidad que podrían interferir en solicitar este estudio. Entre ellos, que la radiación o la compresión de las mamas son causantes de cáncer.

“Es importante que la comunidad se mantenga informada a través del personal de la Secretaría de Salud, quienes les podrán mencionar que el estudio es totalmente seguro para las usuarias”, expresó.

Asimismo, indicó que el mastógrafo del nosocomio a partir de finales de septiembre también beneficia a las mujeres en tratamiento de cáncer de mama, o a quienes ya se encuentran en vigilancia, ya que se les realiza el estudio de manera periódica para supervisar que estas lesiones o tumores no afecten a la otra mama, todo mediante cita previamente concertada para proteger a la paciente.

Las familias de mujeres con cáncer han sostenido el tratamiento de las pacientes, debido a las vicisitudes derivadas, en principio de la desaparición del Seguro Popular para darle paso al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), y posteriormente, a la pandemia por el virus Sars-Cov-2.

Pacientes y sus familias pagan hasta 100 mil pesos por medicamentos, para los cuales han tenido que crear una red de alerta entre las mujeres y sus parientes que tienen como tarea localizar las farmacias especializadas que comercializan los medicamentos para el cáncer de mama, y tener acceso a ellos antes que otros posibles compradores, esto debido al desabasto nacional que ha marcado el 2020.

La señora Guilliana Zamora mencionó que afortunadamente ella pudo concluir su tratamiento, sin embargo, tuvo que pasar los últimos meses con dificultades por la falta de medicamento.

“Sí hizo falta y era muy estresante, porque aparte de caro se batalla para encontrarlo”, comentó.

Refirió que con las consultas nunca batalló, “estoy muy agradecida con los médicos y enfermeras porque siempre estuvieron ahí cuando los necesité, estoy muy agradecida con el Seguro Popular”, de no haber tenido este servicio, mencionó que seguramente no habría podido pagar su tratamiento.

La inquietud de las pacientes es constante por la aplicación tardía de los medicamentos a razón del desabasto nacional.

“Desafortunadamente somos el estado más alejado, el medicamento de por sí está escaso y cuando hay tarda mucho en llegarnos”, dijo la señora Irma Cordero, quien preocupada ha cuestionado sobre el impacto que eso tiene en la efectividad de su tratamiento.

Elizabeth Bautista, otra paciente, tiene cáncer de mama con metástasis en corazón y pulmón, diagnosticada en el mes de junio de 2019.

En pleno tratamiento, recibió la noticia de la falta de medicamento; “imagínate que te digan eso cuando estás luchando por tu vida”, destacó.

Elizabeth, al describir la situación por la que ha pasado desde que inició su tratamiento oncológico en el Hospital General de Tijuana, narró que la atención del personal de salud es muy humana, sin embargo, está limitada.

“Sí hemos batallado bastante, nuestras familias ya no pueden en algunos casos sostener más la falta de medicamento”, enfatizó.

Las pacientes han tenido que pagar de su bolsillo los exámenes de laboratorio mensuales y las tomografías que cada cuatro o seis meses requieren los médicos para valorar la evolución del cáncer y ajustar el tratamiento.

Los estudios clínicos sencillos en promedio oscilan en los 600 pesos mensuales y las tomografías en los nueve mil pesos, ya que los servicios en el hospital civil están temporalmente suspendidos debido a la conversión del Hospital General para atención prioritaria Covid.

“Los medicamentos desafortunadamente son muy caros, yo ocupo varios que rondan entre los 50 y 100 mil pesos”, dijo Elizabeth Bautista.

Estos biológicos han estado escasos en los meses de la pandemia, por lo que en conjunto con otras pacientes de oncología han hecho un grupo para “rastrearlos” en las farmacias especializadas y comprar al menos uno.

“Los compramos entre varios, porque solo así nos alcanza el dinero y nos beneficiamos todos, es mucho dinero para poder solventarlo en una sola familia”, dijo Elizabeth, de 43 años de edad.

Las familias hacen colectas, rifas, ventas, de todo un poco para juntar no solo para medicamentos, sino también para gasas, jeringas, catéteres especiales y batas.

“Con la pandemia también hemos tenido que invertir bastante en los equipos de protección para poder asistir a nuestros tratamientos y consultas”, mencionó Elizabeth.

El Hospital General de Tijuana atiende a 546 mujeres con cáncer de mama, de las cuales 76 se encuentran en tratamiento activo y 470 en vigilancia.

Pero cerró sus puertas a los pacientes no Covid-19 y transfirió a las pacientes de cáncer de mama a la Unidad de Especialidades Médicas (Uneme), a un costado del nosocomio.

No obstante, el servicio entró en caos, por la falta de medicamentos e insumos, manifestó Elizabeth.

El 24 de septiembre de 2020, alrededor de 20 pacientes se manifestaron afuera del hospital para evidenciar y exigir a las autoridades de Salud una solución a la falta de medicamentos.

Se han realizado protestas ante la falta de medicamento. Foto: José Luis Camarillo | El Sol de Tijuana

El secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, manifestó que los medicamentos empezarían a llegar a la entidad, sin embargo, pacientes refirieron que lo que había llegado no era suficiente para las 76 mujeres en tratamiento.

“Sí claro, 20 frascos de medicamento oncológico que viene, y vamos a tener un poquito más de medicamento la siguiente semana, a razón de que pudiéramos cubrir todo el ejercicio del 2020”, aseguró el secretario la mañana del viernes 3 de octubre sobre el tema; 10 días después, y ante la noticia nacional de un supuesto robo de 35 mil unidades de medicamento oncológico, el mismo titular informó que la secretaría que podría comprar el medicamento en Estados Unidos para que cada una de las pacientes tuviera su tratamiento completo y nuevamente justificaron el desabasto como una situación presente a nivel nacional.

La falta de medicamento no es exclusiva de las unidades de la Secretaría de Salud, también la padecen los pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Sin embargo, en este caso, se ha centrado la atención en los pacientes pediátricos, ya que son la población más numerosa.

LA PREVENCIÓN EMPIEZA DESDE LOS 25 AÑOS DE EDAD

Por ser la primera causa oncológica de muerte en la mujer, los médicos hacen hincapié en su educación desde temprana edad para que a los 25 años inicien la autoexploración de las mamas una vez al mes.

Desde esa edad deben acudir a una exploración clínica cada año, y si tiene entre 40 y 69 años de edad, realizarse una mastografía cada dos años.

Para quienes tienen antecedentes hereditarios de cáncer de mama, la edad se reduce a los 35 años para iniciar las mastografías.

En caso de identificar algo irregular, en forma y tono en la piel de la mama, la mujer debe acudir a la consulta médica especializada.

En la mastografía, cualquier irregularidad será notificada a la paciente y esta será derivada directamente al médico correspondiente, de acuerdo con el protocolo de atención.

En el IMSS la campaña es constante en la clínica de mama, que está por cumplir un año de operaciones a un costado del Hospital General Regional 1 (HGR), en esta ciudad.

Alrededor del 15% de los casos tiene factor hereditario. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

El secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, detalló que la campaña de detección de cáncer de mama por parte de los servicios de salubridad estará vigente durante los meses de octubre, noviembre y diciembre con el propósito de llegar a 10 mil mujeres examinadas.

Ya que durante la pandemia por el virus SARS-CoV-2 los servicios de salud, las jornadas de mastografías, se redujeron, generando así un rezago en la detección de cáncer de mama en la entidad.

El jefe del Servicio de Imagenología del HGT, Irán Moisés García Ruiz, informó que la unidad hospitalaria cuenta con un mastógrafo con tecnología de punta que, además de realizar las tomas básicas del tejido, tiene un sistema denominado tomosíntesis, el cual permite realizar un estudio avanzado digital que facilita la identificación de lesiones y sus características (bordes y dimensiones).

Señaló que la mastografía es realizada por personal capacitado, en su mayoría mujeres, quienes cuentan con una vasta experiencia en esta área de la salud.

Aunado a ello, indicó que en el servicio de Imagenología labora personal médico para interpretar los estudios y entregan los resultados al término de dos días.

García Ruiz agregó que en el año 2019 se realizaron tres mil 685 mastografías en el servicio de Imagenología del Hospital General de Tijuana, mientras que de enero a septiembre de 2020 la Secretaría de Salud detalló que se han realizado mil 864 mastografías a pacientes de entre 40 a 69 años de edad.

Hay unidades móviles para realizar mastografías. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

En lo que respecta a exploraciones clínicas de mama, para pacientes de 25 a 39 años de edad, de enero al 12 de octubre se han concertado mil 714 exploraciones en las clínicas de la secretaría.

Por su parte, la técnica radióloga especialista en mastografía del HGT, María de los Ángeles Arauz, comentó que aún existen mitos en la comunidad que podrían interferir en solicitar este estudio. Entre ellos, que la radiación o la compresión de las mamas son causantes de cáncer.

“Es importante que la comunidad se mantenga informada a través del personal de la Secretaría de Salud, quienes les podrán mencionar que el estudio es totalmente seguro para las usuarias”, expresó.

Asimismo, indicó que el mastógrafo del nosocomio a partir de finales de septiembre también beneficia a las mujeres en tratamiento de cáncer de mama, o a quienes ya se encuentran en vigilancia, ya que se les realiza el estudio de manera periódica para supervisar que estas lesiones o tumores no afecten a la otra mama, todo mediante cita previamente concertada para proteger a la paciente.

Policiaca

Traía dosis de cristal y cigarrillos de marihuana

Lo detuvo la Policía Municipal en posesión de alrededor de 20 cigarrillos de marihuana y varias dosis de “cristal”

Local

Regresa el espectáculo “Classic Monster Burlesque” de Di Notte Nel Cabaret

El espectáculo rinde homenaje a varios monstruos y fantasmas clásicos de la literatura y el cine

Local

BC se mantiene en primer lugar nacional en homicidios y cuarto en secuestros: CCSPBC

El presidente del CCSPBC destacó que Baja California ocupa ya diez lugares a nivel nacional en el Semáforo Delictivo

Local

Se prevé un rebrote de Covid-19: Index

Se esperaban para mediados de noviembre, pero están llegando antes, confirmó Luis Hernández González

Local

Aumenta número de migrantes retornados

comunidad salvadoreña, nicaragüense, hondureña, costarricense y venezolana es la que ha llegado retornada

Local

Urge resolver transporte público

Transitan mil 600 unidades en tres bulevares de Tijuana; antes solo transitaban 900, dijo Gabriel Lemus

Local

Panteones, cerrados: Pérez

Un semáforo regional se mantendrá en Baja California y las aperturas o cierres serán dependiendo del comportamiento epidémico de cada ciudad

Política

Alianza Federalista alista mega pronunciamiento contra autoritarismo

Los diez estados que conforman la Alianza alistan un mega pronunciamiento simultáneo en defensa del presupuesto de cada entidad y exigiendo respeto y trato justo

Sociedad

Hacienda y Tabasco firman convenio para combatir delitos fiscales y financieros

Entre los principales beneficios del acuerdo están el combate a los delitos financieros y fiscales y el fortalecimiento de las finanzas públicas