imagotipo

Trump nos mintió; separa madres e hijos

  • Juan Miguel Hernández
  • en Local

Condenan deportaciones de madres y jóvenes

Tijuana.- Activistas defensores de los migrantes en Estados Unidos condenaron las deportaciones de madres de familia y jóvenes hechas por el presidente Donald Trump.

La directora de Dreamer’s Moms Tijuana- San Diego, Yolanda Varona, acusó al magnate de haber mentido, ya que este dijo que solo deportaría a criminales y no a mujeres y jóvenes.

“Dijeron que ni iban a separar a mujeres de sus hijos ciudadanos, pero veo que no lo están respetando. Creo que es una injusticia, es una falta de respeto a los ciudadanos norteamericanos en su derecho de permanecer con sus familias, pero no será la única ni la última, desgraciadamente. No están cumpliendo con su palabra de deportar solo a criminales”, expresó Yolanda Varona

La activista explicó que, para un joven o madre que fue deportado de los Estados Unidos, el proceso para regresar al vecino país resulta muy complicado.

“Todo depende de si es su única deportación, de cómo entró al país, si tiene algún ‘feloni’, tickets que deba, en fin, y mínimo deben ser cinco años más el proceso de petición y esperar la discreción del Cónsul que le atienda el caso de llegar con su petición, pero la vida te cambia dramáticamente en un abrir y cerrar de ojos”, expresó.

Por su parte, el fundador de Ángeles Sin Frontera, Enrique Morones, pidió respeto para la comunidad migrante de los Estados Unidos. Además, calificó a Donald Trump como una persona “peligrosa”.

“Es algo muy triste lo que está pasando con Donald Trump, y se está viendo ahora que está haciendo cosas que dijo que no iba a ser, y una de las cosas que dijo era que iba a proteger a los ‘soñadores’, a los que tenían DACA, pero una vez más es una mentira de él, es algo muy triste ¡Cómo es posible que estén haciendo eso! Tenemos que alzar la voz contra el muro, no queremos más muertes y deportaciones”, manifestó.

Las autoridades estadounidenses deportaron a una mexicana indocumentada que vivía en Ohio con sus cuatro hijos nacidos en Estados Unidos. Asimismo, a Juan Manuel Montes, que tenía permiso para trabajar y vivir en la Unión Americana por medio del programa de los “dreamers”.