imagotipo

Vital, frenar tráfico de drogas a EU y armas a México

  • Yolanda Caballero Jacobo
  • en Local

Tijuana.- Tras la reunión de los secretarios mexicanos de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con sus homólogos estadounidenses, John Kelly, de Seguridad, y Rex Tillerson, de Estado México y Estados Unido se estableció que van a explorar nuevos esquemas de combate al narcotráfico para hacerlo en todos sus eslabones: desde producción, distribución y consumo, para reducir la violencia que genera este negocio en ambos lados de la frontera. En Baja California, el presidente de Alianza Civil, lanzó un llamado a las autoridades para también sean revisadas las estructuras financieras de los cárteles y frenar el lavado de dinero.

Explicó que resulta positivo que México y Estados Unidos, acuerden programas que permitan reducir la violencia en ambos países, particularmente en zonas fronterizas, como el caso de Baja California donde a la fecha ante la ola de inseguridad suma 550 personas ejecutadas.

“Es también importante se frene el tráfico de armas de Estados Unidos a México, por otra parte es el tráfico de drogas, creemos que Estados Unidos alentó a la producción y trasiego, lamentablemente esa enfermedad norteamericana ahora está carcomiendo a México porque también ya somos consumidores”, indicó Alberto Sandoval, presidente de Alianza Civil.

Lamentó que ahora México también se ha convertido en importadores de mariguana de California, “una mariguana con capacidad de drogar a los consumidores de una manera más fuerte que la mariguana que se produce en México”.

Ante la escalada de consumo y adicción en ambos países, resulta positivo que se establezcan reuniones de trabajo para que en conjunto ambos países, enfrenten y erradiquen la problemática.

El presidente de Alianza Civil, agregó que la corrupción es uno de los temas importantes para enfrentar, “hay ocasiones que las cumbres no siempre permean y sólo se quedan en el discurso, en la espectacularidad de la difusión mediática pero no se materializan acciones”.

Explicó que la participación ciudadana es importante para hacer frente a la inseguridad, “de nada sirven los acuerdos de altos niveles si no se involucra la participación social”.

Por último, comentó que para lograr enfrentar a las organizaciones delictivas resulta urgente erradicar las estructuras financieras.

Recordó que, en Tijuana, durante el 2010 el éxito en el tema de seguridad fue ante los golpes directos contra “los operadores en el aspecto financiero”.