/ viernes 25 de septiembre de 2020

El Taj Mahal reabre mientras los contagios suben

Para entrar, es necesario reservar la visita por internet, usar cubrebocas y mantener la distancia

El Taj Mahal, monumento emblemático de India, reabrió el lunes sus puertas tras seis meses de cierre debido al coronavirus, en un país que busca recuperar una cierta normalidad pese al aumento de contagios.

India, con mil 300 millones de habitantes, ha registrado hasta la fecha más de 5.4 millones de casos de coronavirus, convirtiéndose en el segundo país más golpeado por la enfermedad después de Estados Unidos. El gigante asiático registra cerca de 100 mil nuevos casos cada día.

Pero tras el confinamiento nacional decretado a finales de marzo, y suavizado a partir de junio, el primer ministro, Narendra Modi, no quiere volver a imponer restricciones estrictas, como sí lo están haciendo otros países.

En un intento de relanzar la economía, el gobierno indio suprime poco a poco las limitaciones impuestas.

En este sentido, autorizó a abrir de nuevo, a partir del lunes, el Taj Mahal, cerrado desde el 17 de marzo.

"Tanta gente perdió su trabajo durante el confinamiento. La gente ha sufrido mucho y ya es hora de que el país reabra", dijo Ayub Cheikh, de 35 años, que fue a visitar el monumento, con su esposa y su bebé. "No tenemos miedo del virus. Si tenemos que contagiarnos, nos contagiará".

Esta foto tomada en octubre de 2018, muestra la popularidad del mausoleo entre los turistas / Foto: AFP

5.000 VISITANTES POR DÍA

Construido en el siglo XVII en el norte de India, en Agra (a unos 180 kilómetros al sur de Nueva Delhi), este mausoleo es el monumento más popular del país, con siete millones de visitantes anuales.

Joya arquitectónica del arte indoislámico, fue creado por el emperador mongol Shah Jahan en memoria de su esposa Mumtaz Mahal, muerta en 1631. Forma parte del patrimonio mundial de la Unesco.

Para permitir su reapertura, se ha instaurado un protocolo estricto que incluye el uso obligatorio de la mascarilla y la distancia física, según las autoridades.

Los visitantes no pueden tocar el mármol y el famoso banco donde todos se sientan para tomar la fotografía más conocida del lugar fue plastificado para que pueda ser desinfectado sin dañarlo.

El lunes por la mañana, había unos 200 visitantes. Los guardias de seguridad les recordaban que tenían que volver a ponerse la mascarilla después de su sesión de fotos.

El número de visitantes fue limitado a cinco mil por día -una cuarta parte de la capacidad habitual- en dos horarios diferentes, y con reservaciones en línea.

"Hay tanta gente que depende del Taj para vivir", apunta un responsable local, Satish Joshi.

"El coronavirus está presenten en cada país", constata una española, Ainhoa Parra, que vive en Delhi (los visados de turismo internacionales siguen por ahora suspendidos). "Tomamos todas las precauciones. Debemos ser prudentes, pero si tenemos que contagiarnos, nos tocará".

Estas precauciones no siempre son respetadas, especialmente en las zonas rurales, donde los contagios se multiplican a mayor velocidad.

"En India, y en todo el mundo, se está produciendo un cansancio con respecto a las medidas extremas impuestas para contener el avance del coronavirus", explica Gautam Menon, profesor de Física y Biología en la Universidad Ashoka.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El Taj Mahal, monumento emblemático de India, reabrió el lunes sus puertas tras seis meses de cierre debido al coronavirus, en un país que busca recuperar una cierta normalidad pese al aumento de contagios.

India, con mil 300 millones de habitantes, ha registrado hasta la fecha más de 5.4 millones de casos de coronavirus, convirtiéndose en el segundo país más golpeado por la enfermedad después de Estados Unidos. El gigante asiático registra cerca de 100 mil nuevos casos cada día.

Pero tras el confinamiento nacional decretado a finales de marzo, y suavizado a partir de junio, el primer ministro, Narendra Modi, no quiere volver a imponer restricciones estrictas, como sí lo están haciendo otros países.

En un intento de relanzar la economía, el gobierno indio suprime poco a poco las limitaciones impuestas.

En este sentido, autorizó a abrir de nuevo, a partir del lunes, el Taj Mahal, cerrado desde el 17 de marzo.

"Tanta gente perdió su trabajo durante el confinamiento. La gente ha sufrido mucho y ya es hora de que el país reabra", dijo Ayub Cheikh, de 35 años, que fue a visitar el monumento, con su esposa y su bebé. "No tenemos miedo del virus. Si tenemos que contagiarnos, nos contagiará".

Esta foto tomada en octubre de 2018, muestra la popularidad del mausoleo entre los turistas / Foto: AFP

5.000 VISITANTES POR DÍA

Construido en el siglo XVII en el norte de India, en Agra (a unos 180 kilómetros al sur de Nueva Delhi), este mausoleo es el monumento más popular del país, con siete millones de visitantes anuales.

Joya arquitectónica del arte indoislámico, fue creado por el emperador mongol Shah Jahan en memoria de su esposa Mumtaz Mahal, muerta en 1631. Forma parte del patrimonio mundial de la Unesco.

Para permitir su reapertura, se ha instaurado un protocolo estricto que incluye el uso obligatorio de la mascarilla y la distancia física, según las autoridades.

Los visitantes no pueden tocar el mármol y el famoso banco donde todos se sientan para tomar la fotografía más conocida del lugar fue plastificado para que pueda ser desinfectado sin dañarlo.

El lunes por la mañana, había unos 200 visitantes. Los guardias de seguridad les recordaban que tenían que volver a ponerse la mascarilla después de su sesión de fotos.

El número de visitantes fue limitado a cinco mil por día -una cuarta parte de la capacidad habitual- en dos horarios diferentes, y con reservaciones en línea.

"Hay tanta gente que depende del Taj para vivir", apunta un responsable local, Satish Joshi.

"El coronavirus está presenten en cada país", constata una española, Ainhoa Parra, que vive en Delhi (los visados de turismo internacionales siguen por ahora suspendidos). "Tomamos todas las precauciones. Debemos ser prudentes, pero si tenemos que contagiarnos, nos tocará".

Estas precauciones no siempre son respetadas, especialmente en las zonas rurales, donde los contagios se multiplican a mayor velocidad.

"En India, y en todo el mundo, se está produciendo un cansancio con respecto a las medidas extremas impuestas para contener el avance del coronavirus", explica Gautam Menon, profesor de Física y Biología en la Universidad Ashoka.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Fallece un motociclista en choque

Un vehículo Ford Fiesta, modelo 2012, lo embistió por alcance; el conductor huyó

Local

Concluyen obra Puente Machado en cinco años

Tome precauciones por modificación en la circulación del Puente Machado con el inicio de operaciones de un semáforo inteligente

Gossip

Ben Carrillo busca trascender

El artista logra su primer EP ‘Crecimiento demos’ de donde se desprende ‘Espinas’.

Finanzas

La inversión española no se va de México: Antonio Basagoiti

Mejorar el clima de negocios en México puede acelerar la llegada de capital europeo, dice Antonio Basagoiti

Sociedad

Maquilas de la frontera, en alerta roja por rebrote de Covid

En la compañía DataProducts en Mexicali, se han registrado 22 personas contagiadas

Finanzas

ASA le quita a Interjet el crédito para comprar turbosina

Desde abril, la aerolínea tiene que pagar por adelantado el combustible, debido a su deuda con la paraestatal

Política

El PRI no está muerto: Alejandro Moreno

El presidente del partido destacó las victorias electorales que tuvieron en Coahuila e Hidalgo

Sociedad

Aumenta migración de mujeres por violencia de género

De acuerdo con datos de la Comar, la mayoría procede de países como Honduras, El Salvador y Guatemala

Sociedad

Medicina personalizada, un sueño lejano en México

El camino hacia la digitalización de los expedientes médicos tiene casi 30 años, pero en este sexenio la Agenda de Inclusión Digital no prevé avances en este programa