imagotipo

Renuncian oficiales tras doble asesinato en Ensenada

  • El Sol de Tijuana
  • en Policíaca

El Vigía

Ante el posible temor de más ataques a policías, dos agentes municipales adscritos en Camalú se dieron de baja

Ensenada.- Tras el asesinato del comandante de la delegación Camalú, así como otro agente, derivado de un ataque cometido por un comando armado, renunciaron dos elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), también adscritos a esa demarcación.

Personal de la corporación policiaca, dio a conocer que el primer agente presentó su renuncia formal el pasado miércoles 12 de julio, mientras que al día siguiente, un segundo efectivo hizo lo mismo, sin que alguno manifestara sus motivos. Como se informó con oportunidad, durante la tarde del pasado 7 de julio, un grupo de sicarios ingresó a las instalaciones de la Estación de Policía en Camalú, donde realizaron numerosos disparos con armas de fuego de grueso calibre.

En el edificio perdió la vida con un impacto visible en la cabeza, el comandante de dicha zona, Antonio García García. Mientras permanecía hospitalizado con heridas en la región abdominal, producidas en el ataque armado, el 10 de julio falleció el agente, Nacoa Roberto Gutiérrez Martínez.

Trascendió que los responsables, al parecer, se llevaron el equipo de radiocomunicación Matra, así como el arma de cargo de Nacoa.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), indicó que fue localizado un vehículo, al parecer utilizado en este hecho, junto a una pistola calibre 9 milímetros. En las instalaciones de la delegación Camalú se embalaron 10 casquillos percutidos de calibre 40 milímetros, cuatro balas deformadas y trece casquillos percutidos de calibre 7.62 por 39 milímetros, estos últimos de rifle AK-47 o “cuerno de chivo”.

A esto se le suma el primer atentado en contra de policías municipales, cometido el pasado 29 de marzo, por el cual murió el comandante de la delegación El Mármol, Sergio Enrique Chavarría Solís y resultaron heridos los elementos Galed “N” y Ulises “N”. Después de terminar su guardia, los tres agentes viajaban a bordo de un vehículo particular, cuando fueron emboscados por integrantes del crimen organizado sobre la carretera Transpeninsular, a la altura de la delegación El Rosario.

No han enviado apoyo

Por su parte, el alcalde, Marco Antonio Novelo Osuna, anunció luego de la despedida con honores del comandante fallecido, que habría un cambio de estrategia en la zona sur del municipio, en coordinación con las demás órdenes de gobierno.

El primer edil afirmó que enviarían permanentemente 20 unidades de la Policía Municipal con 40 agentes. De manera simultánea se instalarían retenes en distintas demarcaciones, para reforzar la seguridad. Sin embargo, datos obtenidos por El Vigía refieren que hasta la fecha los oficiales adscritos a esa demarcación, no han recibido apoyo con más patrullas o elementos, misma situación ocurrida antes en la delegación El Mármol, tras el homicidio del comandante que estaba ahí adscrito.