/ sábado 16 de mayo de 2020

Covid-19 y crimen golpean a transporte en Guerrero

Miles de trabajadores del volante están a un paso de perderlo todo por falta de pasaje debido a la pandemia

ACAPULCO. La prolongación de la cuarentena por el Covid-19, que ha paralizado toda actividad del sector productivo y el turismo, principal fuente de ingresos del puerto de Acapulco, ha acelerado la crisis económica de miles de trabajadores del volante que, por falta de pasajeros, así como por las extorsiones del crimen organizado, no les alcanza para llevar alimentos a sus familias y están a un paso de perderlo todo.

Líderes de diversas organizaciones del transporte público coinciden en que la situación es verdaderamente desesperante, en virtud de que, desde hace mes y medio, se redujo drásticamente el número de usuarios y esto ha propiciado el desplome de su economía, y otro factor es que también tienen que seguir pagando el derecho de piso a los grupos de delincuentes vinculados con el crimen organizado.

No hacerlo no sólo se exponen al llamado “levantón” y que les incendien sus unidades automotrices y, en el peor de los casos. es que sean asesinados, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones; además, de dar la clásica “mordida” a inspectores de Transportes y a los policías viales, estos últimos responsables de vigilar que se respete el programa Hoy no Circula.

El presidente de la organización Un Nuevo Horizonte para Guerrero, Rogelio Hernández Cruz, refirió que este panorama se padece en todos los municipios del estado, pero se acentúa en el puerto de Acapulco, en donde más del 80 por ciento del transporte paró por la cuarentena y sobreviven con lo poco que logran reunir durante su turno.

Mientras que el dirigente de la Organización de Permisionarios y Transportistas del Estado de Guerrero (Octraeg), Ruperto Rodríguez González, coincidió que son cientos los transportistas que están sufriendo la falta de ingresos económicos y que a la fecha no han recibido ningún tipo de apoyo por parte de las autoridades “y se la tienen que rifar para llevar el alimento a su familia”.

Admitió que algunos han puesto en venta sus concesiones y hasta han dejado en empeño sus vehículos para tener recursos y paliar un poco la crisis económica; otros salen a buscar al poco pasaje que hay en la ciudad, con el riesgo de ser contagiados por el coronavirus.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

ACAPULCO. La prolongación de la cuarentena por el Covid-19, que ha paralizado toda actividad del sector productivo y el turismo, principal fuente de ingresos del puerto de Acapulco, ha acelerado la crisis económica de miles de trabajadores del volante que, por falta de pasajeros, así como por las extorsiones del crimen organizado, no les alcanza para llevar alimentos a sus familias y están a un paso de perderlo todo.

Líderes de diversas organizaciones del transporte público coinciden en que la situación es verdaderamente desesperante, en virtud de que, desde hace mes y medio, se redujo drásticamente el número de usuarios y esto ha propiciado el desplome de su economía, y otro factor es que también tienen que seguir pagando el derecho de piso a los grupos de delincuentes vinculados con el crimen organizado.

No hacerlo no sólo se exponen al llamado “levantón” y que les incendien sus unidades automotrices y, en el peor de los casos. es que sean asesinados, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones; además, de dar la clásica “mordida” a inspectores de Transportes y a los policías viales, estos últimos responsables de vigilar que se respete el programa Hoy no Circula.

El presidente de la organización Un Nuevo Horizonte para Guerrero, Rogelio Hernández Cruz, refirió que este panorama se padece en todos los municipios del estado, pero se acentúa en el puerto de Acapulco, en donde más del 80 por ciento del transporte paró por la cuarentena y sobreviven con lo poco que logran reunir durante su turno.

Mientras que el dirigente de la Organización de Permisionarios y Transportistas del Estado de Guerrero (Octraeg), Ruperto Rodríguez González, coincidió que son cientos los transportistas que están sufriendo la falta de ingresos económicos y que a la fecha no han recibido ningún tipo de apoyo por parte de las autoridades “y se la tienen que rifar para llevar el alimento a su familia”.

Admitió que algunos han puesto en venta sus concesiones y hasta han dejado en empeño sus vehículos para tener recursos y paliar un poco la crisis económica; otros salen a buscar al poco pasaje que hay en la ciudad, con el riesgo de ser contagiados por el coronavirus.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

Local

Ya opera el centro para sanitización

Se contempla atender diariamente 100 unidades del parque vehicular municipal

Local

Escuelas regresarán a nueva normalidad

Al iniciar el próximo ciclo escolar, los alumnos deberán usar cubrebocas, detalla Catalino Zavala

Local

Invitan a platica virtual sobre bienestar emocional en tiempos de Covid-19

La conversación se estará llevando este viernes 5 de junio a partir de las 19:00 horas

Salud

Cubrebocas de tela, la mejor opción cuando no se pueda mantener sana distancia

La OMS recomendó que en lugares donde la gente no puede mantener sana distancia como el transporte público, tiendas o espacios cerrados, es mejor el uso de mascarillas de tela

Local

Pronostican cielo parcialmente cubierto para este sábado

Se espera una temperatura máxima de 20° centígrados en Tijuana

México

Cristóbal se aleja de México pero dejará fuertes lluvias en QRoo y Yucatán

Se prevé que este domingo la tormenta tropical Cristóbal toque tierra en Luisiana, Estados Unidos

Mundo

"No puedo respirar", protestan en Londres y Sydney por George Floyd

La muerte de George Floyd provocó un movimiento de protesta histórico que cruzó las fronteras de su país y reaviva las aspiraciones de cambio

Gossip

"Be My Quarantine" ayuda a encontrar el amor

Mau Nieto y Romina Sacre conducen un show romántico online

Deportes

Jake Sánchez, renovado tras gran adversidad

El lanzador Jake Sánchez ve la luz al final del túnel tras un complicado proceso de recuperación en su codo