/ jueves 16 de julio de 2020

¡Así se ve el Sol de cerca! Solar Orbiter revela imágenes

La fotografías también han revelado la presencia, cerca de su superficie, de innumerables minierupciones solares, llamadas de manera informal "hogueras"

Solar Orbiter, la sonda europea que viaja en dirección al Sol, desveló hoy sus primeras imágenes, tomadas a solo 77 millones de kilómetros del astro, las cuales han revelado la presencia, cerca de su superficie, de innumerables minierupciones solares, llamadas de manera informal "hogueras".

La misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) con colaboración de la NASA y una importante contribución española ha realizado ya su primer paso cercano al Sol, a aproximadamente la mitad de la distancia entre la Tierra.


Daniel Müller, científico del proyecto Solar Orbiter de la ESA, señaló al inicio de una rueda de prensa para presentar los primeros resultados que "nunca hemos estado tan cerca del Sol con una cámara" y este es "solo el inicio del épico viaje" de la sonda que en dos años llegará "incluso más cerca" de nuestro astro.

Entre los logros realizados ya por Solar Orbiter también destaca que ha trazado el primer mapa del campo magnético de nuestra estrella sin intervención humana y desde el espacio, gracias al magnetógrafo SO/PHI, instrumento coliderado por España.


El campo magnético solar es responsable de casi toda la actividad del Sol, desde las manchas a las tormentas solares o el viento solar, que es un flujo continuo de partículas energéticas que emite la corona solar.

Las minuerupciones solares u "hogueras", que fueron fotografiadas por la Cámara de Imagen del Ultravioleta Extremo (EUI), se ven por todas las partes en la estrella y son como parientes menores de las fulguraciones solares que pueden observarse desde la Tierra.


Los científicos aún no saben si son versiones minúsculas de grandes fulguraciones o si se deben a mecanismos diferentes, pero ya existen teorías de que podrían contribuir a uno de los fenómenos más enigmáticos del Sol: el calentamiento de la corona, según la documentación facilitada por la ESA.

Una misión llena de desafíos a los que se ha sumado la pandemia de coronavirus y el confinamiento, que obligó a hacer desde casa parte de las operaciones de su puesta en servicio en órbita, un proceso que, en circunstancias normales, requiere del trabajo conjunto de decenas de personas.


El subdirector de Operaciones de la nave espacial Orbitador Solar, José Luis Pellón-Balión, indicó en la rueda de prensa que en principio estuvieron "preocupados" por esta situación" y que "fue difícil", pero finalmente "funcionó bastante bien, mejor de lo esperado."

La sonda, que ha entrado ya en fase de crucero, es la primera que ha tomado imágenes tan cercanas de la superficie de la estrella y, a lo largo de su misión, las conseguirá desde solo 42 millones de kilómetros.

Aunque Solar Orbiter no será la misión que más se acerque al Sol, pues Parker Solar Probe de la Nasa, lanzada en 2018, llegará a algo más de seis millones de kilómetros, la gran diferencia es que la sonda europea dispone entre sus diez instrumentos de varias cámaras para mirar directamente a nuestra estrella como nunca antes.

Lanzada en febrero pasado, Solar Orbiter intentará responder a las grandes preguntas de la ciencia sobre el Sol, del que tomará las primeras imágenes de sus regiones polares.

Foto: @ESASolarOrbiter


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Solar Orbiter, la sonda europea que viaja en dirección al Sol, desveló hoy sus primeras imágenes, tomadas a solo 77 millones de kilómetros del astro, las cuales han revelado la presencia, cerca de su superficie, de innumerables minierupciones solares, llamadas de manera informal "hogueras".

La misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) con colaboración de la NASA y una importante contribución española ha realizado ya su primer paso cercano al Sol, a aproximadamente la mitad de la distancia entre la Tierra.


Daniel Müller, científico del proyecto Solar Orbiter de la ESA, señaló al inicio de una rueda de prensa para presentar los primeros resultados que "nunca hemos estado tan cerca del Sol con una cámara" y este es "solo el inicio del épico viaje" de la sonda que en dos años llegará "incluso más cerca" de nuestro astro.

Entre los logros realizados ya por Solar Orbiter también destaca que ha trazado el primer mapa del campo magnético de nuestra estrella sin intervención humana y desde el espacio, gracias al magnetógrafo SO/PHI, instrumento coliderado por España.


El campo magnético solar es responsable de casi toda la actividad del Sol, desde las manchas a las tormentas solares o el viento solar, que es un flujo continuo de partículas energéticas que emite la corona solar.

Las minuerupciones solares u "hogueras", que fueron fotografiadas por la Cámara de Imagen del Ultravioleta Extremo (EUI), se ven por todas las partes en la estrella y son como parientes menores de las fulguraciones solares que pueden observarse desde la Tierra.


Los científicos aún no saben si son versiones minúsculas de grandes fulguraciones o si se deben a mecanismos diferentes, pero ya existen teorías de que podrían contribuir a uno de los fenómenos más enigmáticos del Sol: el calentamiento de la corona, según la documentación facilitada por la ESA.

Una misión llena de desafíos a los que se ha sumado la pandemia de coronavirus y el confinamiento, que obligó a hacer desde casa parte de las operaciones de su puesta en servicio en órbita, un proceso que, en circunstancias normales, requiere del trabajo conjunto de decenas de personas.


El subdirector de Operaciones de la nave espacial Orbitador Solar, José Luis Pellón-Balión, indicó en la rueda de prensa que en principio estuvieron "preocupados" por esta situación" y que "fue difícil", pero finalmente "funcionó bastante bien, mejor de lo esperado."

La sonda, que ha entrado ya en fase de crucero, es la primera que ha tomado imágenes tan cercanas de la superficie de la estrella y, a lo largo de su misión, las conseguirá desde solo 42 millones de kilómetros.

Aunque Solar Orbiter no será la misión que más se acerque al Sol, pues Parker Solar Probe de la Nasa, lanzada en 2018, llegará a algo más de seis millones de kilómetros, la gran diferencia es que la sonda europea dispone entre sus diez instrumentos de varias cámaras para mirar directamente a nuestra estrella como nunca antes.

Lanzada en febrero pasado, Solar Orbiter intentará responder a las grandes preguntas de la ciencia sobre el Sol, del que tomará las primeras imágenes de sus regiones polares.

Foto: @ESASolarOrbiter


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Pronostican cielo despejado para este domingo

Se espera una temperatura máxima de 25° centígrados en Tijuana

Policiaca

Tres ejecuciones la tarde de este sábado

Dos hombres fueron baleados con proyectiles de arma de fuego en la colonia El Rubi

Policiaca

Hallan tres bolsas y una caja de cartón con restos humanos

El hecho se registró a las 14:30 horas en la colonia Cerro Colorado

Política

Estado de México también buscará restringir la comida chatarra

Legisladores locales pretenden emular las reformas que se han hecho en Oaxaca

Local

Pronostican cielo despejado para este domingo

Se espera una temperatura máxima de 25° centígrados en Tijuana

Futbol

Chivas despide a Luis Fernando Tena

“El Club Deportivo Guadalajara anuncia que a partir de hoy, el profesor Luis Fernando Tena y su cuerpo técnico dejan de formar parte de la institución”, señalaron en un comunicado

Mundo

Tras explosión en Beirut, renuncia ministra de información del Líbano

La explosión del puerto el martes ha causado al menos 158 muertos y más de 6 mil heridos, de los que 120 están en estado crítico, según el ministerio de Salud

Mundo

Explosión de Beirut generó un cráter de 43 metros de profundidad

La gran explosión del martes devastó barrios enteros dejando a más de 300 mil personas sin hogar y causó más de 150 muertos y 6 mil heridos y decenas de desaparecidos

Mundo

Nagasaki conmemora 75 años del lanzamiento de la bomba atómica

Nagasaki vivió un infierno el 9 de agosto de 1945, tres días después de Hiroshima, devastada por "Little Boy", la primera bomba atómica