/ miércoles 3 de noviembre de 2021

Arturo y Roy Ambriz logran posicionarse en HBO Max con “Frankelda”

Frankelda es una escritora fantasma, quien con ayuda de su libro encantado, narra historias de criaturas espeluznantes

Diez años atrás los hermanos Roy y Arturo Ambriz fundaron la compañía de animación Cinema Fantasma, enfocada en producciones creadas con stop motion. Hoy celebran este aniversario dando vida a Frankelda, la primera serie que Cartoon Network Latinoamerica realiza para HBO Max.

En entrevista externaron su alegría por este logro, pues confían en que será el primer paso para que más productoras experimenten con esta técnica.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Esta serie rompe muchos mitos que hay de la animación y el stop motion en México, porque lo logramos en el estudio que creamos con apoyo de nuestros papás, que también están metidos como productores”, platicó Arturo a El Sol de México. “Hay un boom en el stop motion mexicano también en otras zonas, pero hablando de nosotros, demostramos que estas producciones son factibles en Latinoamérica”.

CREAN UN NUEVO PROCESO

Materializar ese proyecto no les resultó fácil, pues al no haber un precedente de éxito, les costó trabajo conseguir el presupuesto adecuado. Fue gracias al mediometraje Revoltoso (2015), el cual contó además con el financiamiento de Guillermo del Toro, que su trabajo empezó a ganar notoriedad, llevándolos más adelante a trabajar de la mano de Cartoon Network.

En charlas con los ejecutivos de dicha cadena surgió la propuesta de desarrollar una historia de terror, y así se gestó la idea inicial. El proceso de realización tomó alrededor de 18 meses, pero debido a que se atravesó la pandemia, tuvieron que improvisar para tener todo listo en tiempo y forma.

Arturo señaló que incluso recurrieron a servicios de mensajería para transportar las marionetas, pues cada quien trabajaba en su propia casa la parte que les correspondía, y gracias a ello descubrieron nuevas maneras de llegar al resultado.

“La pandemia nos dio la oportunidad de reorganizarnos y pensar afuera de la caja. En Estados Unidos están acostumbrados a ciertos formatos que tardan mucho y son costosos, nosotros encontramos la forma de producir en México, y ahora podemos ofrecer a producciones mexicanas e internacionales la oportunidad de hacer cosas con los procesos que descubrimos”.

Foto: Cortesía

TERROR PARA NIÑOS

Frankelda, que se estrenó el fin de semana pasado en HBO Max y ya consiguió posicionarse en el top ten de lo más visto de la plataforma de streaming.

La historia sigue a una escritora fantasma, quien con ayuda de su gruñón libro encantado, cuenta historias aterradoras sobre gnomos, brujas, monstruos, sirenas y demás criaturas espeluznantes, que enfrentarán a los niños con sus miedos más profundos.

Los creadores reconocieron que se identifican con el personaje principal, pues ellos también tuvieron que esperar mucho tiempo para contar sus historias, y hoy celebran poder hacerlo, y sobre todo explorar la rama infantil del terror, que aseguran tendrá una repercusión positiva en el público hispano.

Antes de conocer el éxito de Frankelda, los hermanos Ambriz veían potencial en su creación porque para ellos los niños de México y Latinoamérica consumen de manera diferente las historias de terror.

“Me he dado cuenta desde mi propia experiencia con otros niños y familias, que aquí hay menos miedo y más ganas de encontrarse con estos temas”, comentó Roy.

El animador agregó que las historias de susto son parte de la realidad de Latinoamérica, y esta serie cae como anillo al dedo para las chicas y chicos que ya se aburrieron de las caricaturas de siempre, y están en busca de algo más terrorífico que los deje pensando en la noche. “Las mejores historias son las que nos desafían, y eso es lo que está haciendo está producción y el terror para público juvenil”.

Jaime Jiménez, Jefe de Contenido y Producciones Originales de WarnerMedia Kids en Latinoamérica, reconoció la labor de Cinema Fantasma desde el ámbito empresarial, pues más allá de su aporte a la animación mexicana, considera digno de aplaudirse el hecho de que dos emprendedores mexicanos abran puertas a futuras generaciones.

“Son jóvenes que generan empleos, desde mi posición al pendiente de sus equipos, esa segunda faceta de las industrias creativas a veces pasa a segundo término, y es igual de admirable que la creativa”, finalizó.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Diez años atrás los hermanos Roy y Arturo Ambriz fundaron la compañía de animación Cinema Fantasma, enfocada en producciones creadas con stop motion. Hoy celebran este aniversario dando vida a Frankelda, la primera serie que Cartoon Network Latinoamerica realiza para HBO Max.

En entrevista externaron su alegría por este logro, pues confían en que será el primer paso para que más productoras experimenten con esta técnica.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Esta serie rompe muchos mitos que hay de la animación y el stop motion en México, porque lo logramos en el estudio que creamos con apoyo de nuestros papás, que también están metidos como productores”, platicó Arturo a El Sol de México. “Hay un boom en el stop motion mexicano también en otras zonas, pero hablando de nosotros, demostramos que estas producciones son factibles en Latinoamérica”.

CREAN UN NUEVO PROCESO

Materializar ese proyecto no les resultó fácil, pues al no haber un precedente de éxito, les costó trabajo conseguir el presupuesto adecuado. Fue gracias al mediometraje Revoltoso (2015), el cual contó además con el financiamiento de Guillermo del Toro, que su trabajo empezó a ganar notoriedad, llevándolos más adelante a trabajar de la mano de Cartoon Network.

En charlas con los ejecutivos de dicha cadena surgió la propuesta de desarrollar una historia de terror, y así se gestó la idea inicial. El proceso de realización tomó alrededor de 18 meses, pero debido a que se atravesó la pandemia, tuvieron que improvisar para tener todo listo en tiempo y forma.

Arturo señaló que incluso recurrieron a servicios de mensajería para transportar las marionetas, pues cada quien trabajaba en su propia casa la parte que les correspondía, y gracias a ello descubrieron nuevas maneras de llegar al resultado.

“La pandemia nos dio la oportunidad de reorganizarnos y pensar afuera de la caja. En Estados Unidos están acostumbrados a ciertos formatos que tardan mucho y son costosos, nosotros encontramos la forma de producir en México, y ahora podemos ofrecer a producciones mexicanas e internacionales la oportunidad de hacer cosas con los procesos que descubrimos”.

Foto: Cortesía

TERROR PARA NIÑOS

Frankelda, que se estrenó el fin de semana pasado en HBO Max y ya consiguió posicionarse en el top ten de lo más visto de la plataforma de streaming.

La historia sigue a una escritora fantasma, quien con ayuda de su gruñón libro encantado, cuenta historias aterradoras sobre gnomos, brujas, monstruos, sirenas y demás criaturas espeluznantes, que enfrentarán a los niños con sus miedos más profundos.

Los creadores reconocieron que se identifican con el personaje principal, pues ellos también tuvieron que esperar mucho tiempo para contar sus historias, y hoy celebran poder hacerlo, y sobre todo explorar la rama infantil del terror, que aseguran tendrá una repercusión positiva en el público hispano.

Antes de conocer el éxito de Frankelda, los hermanos Ambriz veían potencial en su creación porque para ellos los niños de México y Latinoamérica consumen de manera diferente las historias de terror.

“Me he dado cuenta desde mi propia experiencia con otros niños y familias, que aquí hay menos miedo y más ganas de encontrarse con estos temas”, comentó Roy.

El animador agregó que las historias de susto son parte de la realidad de Latinoamérica, y esta serie cae como anillo al dedo para las chicas y chicos que ya se aburrieron de las caricaturas de siempre, y están en busca de algo más terrorífico que los deje pensando en la noche. “Las mejores historias son las que nos desafían, y eso es lo que está haciendo está producción y el terror para público juvenil”.

Jaime Jiménez, Jefe de Contenido y Producciones Originales de WarnerMedia Kids en Latinoamérica, reconoció la labor de Cinema Fantasma desde el ámbito empresarial, pues más allá de su aporte a la animación mexicana, considera digno de aplaudirse el hecho de que dos emprendedores mexicanos abran puertas a futuras generaciones.

“Son jóvenes que generan empleos, desde mi posición al pendiente de sus equipos, esa segunda faceta de las industrias creativas a veces pasa a segundo término, y es igual de admirable que la creativa”, finalizó.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Anuncian millonaria inversión para sanear el Río Tijuana

Serán 474 millones de dólares, recursos aportados entre México y EUA, informó la SRE

Local

AMLO en Tijuana: minuto a minuto de la agenda del presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador, llegará este viernes a Tijuana para encabezar la Mesa de Seguridad a una semana de los hechos violentos de hace una semana que semipalizaron gran parte de la actividad económica de la región

Política

Detención de Murillo Karam responde más a un tema político, asegura el PRI

Murillo Karam fue detenido hoy por su presunta responsabilidad en los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de la justicia en el caso Ayotzinapa

Deportes

Los Chargers reciben a Vaqueros de Dallas

Los voltios comienzan su segunda temporada con el entrenador en jefe Brandon Staley

Local

Recuperable, 80% de la zona dañada en Camino Verde, según estudio geotécnico

Tras estabilizar el terreno las familias podrían regresar y construir, sería un precedente para otros deslizamientos.

Local

Anuncian millonaria inversión para sanear el Río Tijuana

Serán 474 millones de dólares, recursos aportados entre México y EUA, informó la SRE

Moda

Balenciaga lo hace otra vez: lanza unos aretes de agujeta que valen miles de pesos

Es un diseño con cordones de poliéster negro con acentos en blanco que recrean el clásico moño de una agujeta amarrada