/ sábado 23 de marzo de 2024

Colosio: 30 años del crimen que transformó a Lomas Taurinas

No deja de ser un evento traumático en la memoria colectiva de los vecinos, opina el profesor de la UABC, Luis López Ulloa

Tijuana.- Lomas Taurinas podría ser la colonia más conocida en México, al menos por nombre, desde que en 1994 el candidato presidencial Luis Donaldo Colosio recibió allí los dos disparos que le quitaron la vida.

El magnicidio, la estigmatización que le ganó y todo lo que hoy representa, la condenan a la memoria nacional aunque se resista.

La prueba está en que personas como Bernardo López, atraídas por aquel episodio, acuden a conocer el sitio donde hace 30 años cayó sangrante el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Originario de Ciudad de México, Bernardo había estado antes en Tijuana, pero es la primera vez que se adentraba en Lomas Taurinas para buscar la Plaza de la Unidad y la Esperanza.

Apenas llegó, fotografió con su celular la enorme figura de Colosio que todas los días saluda con la mano izquierda en alto a las casas escalonadas en una de las laderas.

Bernardo López acudió a la colonia Lomas Taurinas. Foto: Daniel Ángel Rubio/El Sol de Tijuana

“Estar en el lugar donde se dieron los hechos sí impresiona un poco”, dice el visitante.

Con él está un amigo originario de Puebla radicado en Tijuana. Él lo llevó pero también es la primera vez que visita esa plaza sobre la que gira la vida cotidiana en Lomas Taurinas.

El fundador de la colonia, Agustín Pérez Rivero, afirma que visitas como estas, para ver y saludar a Colosio, son bastante comunes.

Puede asegurarlo porque a sus 93 años de edad aún habita junto al lugar que por una combinación de sugerencias, logística y estrategia de campaña, fue elegido por el PRI para el mitin que transformó a Lomas Taurinas por siempre.

“Voy a pensar, con mucho respeto, que la muerte de Luis Donaldo vino a engrandecer la colonia”, dice Pérez Rivero.

Los vecinos, en cambio, con la costumbre de lo cotidiano asisten a la plaza cívica para descansar en sus bancas y la atraviesan sin muchos ánimos de hablar sobre aquel día que tal vez vivieron sus familias o ellos mismos siendo pequeños.

“No deja de ser un evento traumático en la memoria colectiva de los residentes”, opina Luis Carlos López Ulloa, profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Pero los residentes no son los únicos que prefieren no dar entrevistas.

Varios personajes públicos que hoy siguen en la política también se niegan argumentando que en el pasado eso les ha ganado nuevos citatorios desde la hoy Fiscalía General de la República (FGR).

LOMAS TAURINAS EN 1994

La propuesta de Lomas Taurinas para acoger el mitin presidencial surgió por primera vez durante una asamblea general del PRI Tijuana, aunque su entonces dirigente, Antonio Cano Jiménez, declaró no recordarlo de esa forma.

Al menos eso dicen las conclusiones de “El crimen y sus circunstancias”, el tomo número uno de los cuatro que componen el informe de la investigación acerca del magnicidio.

Aún queda una fachada pintada de la campaña de Colosio. Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

Según ese recuento, hubo dos personas que nominaron a la colonia: Jorge Boruel Higuera, excoordinador del Movimiento Territorial Urbano Popular del PRI en Tijuana, y Jaime Martínez Veloz, en aquel momento subdelegado en Tijuana de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Pero quien tenía la facultad de aprobarla, y así lo hizo según el informe de la subprocuraduría especial de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), fue Guillermo Hopkins, subcoordinador de logística de la campaña de Colosio.

Las razones de la elección del sitio son conocidas: está cerca del aeropuerto, era “eminentemente priísta”, representativa de la precariedad de muchas otras colonias de Tijuana, la habían visitado otros candidatos del partido y era beneficiaria de la Sedesol.

Como líder de vecinos, Agustín Pérez Rivero asegura que antes el candidato presidencial solo había visitado las instalaciones del partido, donde él también acudía.

“Nunca llevaba yo gente al PRI cuando venía Luis Donaldo, porque guardaba yo la esperanza de que se interesara por ir a una colonia, salirse del PRI”, cuenta.

En su declaración del 1 de enero de 1997, casi tres años después del crimen, Martínez Veloz dijo que además de Lomas Taurinas propuso una colonia aledaña y los diversos testimonios recabados por la PGR mencionan El Florido, el auditorio municipal e incluso “El Terrenazo”, pero ninguna de esas opciones prosperó.

“Lomas Taurinas era un lugar que, bajo ninguna óptica, reunía las condiciones adecuadas de seguridad”, concluyó la PGR.

El Sol de Tijuana publicó en su portada de 1994 el magnicidio.Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE AQUÍ

Para la historia de un asentamiento nacido en parte de invasiones en el lecho de un arroyo, por donde pasaba a cielo abierto un canal de agua sucia, la etiqueta de “escena del crimen” se volvió una carga muy pesada, dice el profesor Ulloa López.

“No puedes hablar de la historia de Tijuana sin hablar de este suceso lamentable, por supuesto. No sé si valdría la pena, quizá tendría que valorarse bajo qué acciones o estrategias podríamos trabajar en subsanar este momento traumático”, comenta.

Bernardo López y su amigo tomaron las precauciones de cualquier otro turista para visitar una colonia que no conoce fuera del primer cuadro de una ciudad, pero no la encontraron particularmente peligrosa.

“¿Ahorita dónde no es inseguro en el país?”, pregunta Bernardo.

LA PLAZA DE LA POLÉMICA

Sentado a la sombra de uno de los frondosos árboles de la Plaza de la Unidad y la Esperanza, un vecino dice que no cree en la culpabilidad de Mario Aburto.

“Como miré el caso, hay una película más o menos basada en este señor. Más o menos la película está basada en lo que yo pensé: Fueron dos pistolas y nomás le cargaron la muerte a este muchacho”, platica.

La conocida teoría del “Segundo Tirador”, revivida por el actual gobierno federal este mismo año, es solo una de las inagotables suspicacias en torno al asesinato que no pueden ser eludidas por quienes visitan la plaza.

Mucho menos cuando la probable liberación de Mario Aburto espera decisión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Pienso, en lo personal, Mario Aburto si lo sentenciaron a 100 años, allá ellos. Porque no vino a enmendar nada, nada ganaron en venir a meter al bote a Aburto”, dice Pérez Rivero.

La colonia tiene la Plaza de la Unidad y la Esperanza. Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

El hijo de Colosio Murrieta, Luis Donaldo Colosio Riojas, visitó la plaza por primera vez en febrero de 2021 y publicó en su cuenta de Facebook un mensaje videograbado.

“Este lugar en vez de representar una tragedia hasta el fin de los tiempos, tiene que ser reivindicado y servir como el inicio de una nueva etapa para este país”, dijo.

Ahora desde las filas del partido Movimiento Ciudadano (MC), con quien está buscando una diputación federal, Colosio Riojas pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador indultar a Mario Aburto.

Posteriormente también le pidió al ejecutivo federal por Morena no politizar la violenta muerte de su padre.

Un señalamiento como ese, a decir de la dirigente del PRI en Tijuana, no alcanza al revolucionario institucional que en su sede de esta ciudad.

“Luis Donaldo Colosio se hizo aquí en el PRI, no es que se use su imagen, es un personaje que fue presidente del partido”, apuntó Dulce Valdez.

Ahora, con motivo del 30 aniversario luctuoso, la fundación Colosio Baja California, de filiación priísta, anunció un acto conmemorativo para este sábado 23 de marzo en la Plaza de la Unidad y la Esperanza.

Y así ha sido cada año, con mayor o menor presencia según haya o no proceso electoral, cada tanto el PRI acude para recordar a su frustrado candidato presidencial.

Después de esta fecha, los días en Lomas Taurinas seguramente volverán a ser los mismos, muy parecidos a los de cualquier otra colonia trabajadora de Tijuana, al menos durante un año más.

Tijuana.- Lomas Taurinas podría ser la colonia más conocida en México, al menos por nombre, desde que en 1994 el candidato presidencial Luis Donaldo Colosio recibió allí los dos disparos que le quitaron la vida.

El magnicidio, la estigmatización que le ganó y todo lo que hoy representa, la condenan a la memoria nacional aunque se resista.

La prueba está en que personas como Bernardo López, atraídas por aquel episodio, acuden a conocer el sitio donde hace 30 años cayó sangrante el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Originario de Ciudad de México, Bernardo había estado antes en Tijuana, pero es la primera vez que se adentraba en Lomas Taurinas para buscar la Plaza de la Unidad y la Esperanza.

Apenas llegó, fotografió con su celular la enorme figura de Colosio que todas los días saluda con la mano izquierda en alto a las casas escalonadas en una de las laderas.

Bernardo López acudió a la colonia Lomas Taurinas. Foto: Daniel Ángel Rubio/El Sol de Tijuana

“Estar en el lugar donde se dieron los hechos sí impresiona un poco”, dice el visitante.

Con él está un amigo originario de Puebla radicado en Tijuana. Él lo llevó pero también es la primera vez que visita esa plaza sobre la que gira la vida cotidiana en Lomas Taurinas.

El fundador de la colonia, Agustín Pérez Rivero, afirma que visitas como estas, para ver y saludar a Colosio, son bastante comunes.

Puede asegurarlo porque a sus 93 años de edad aún habita junto al lugar que por una combinación de sugerencias, logística y estrategia de campaña, fue elegido por el PRI para el mitin que transformó a Lomas Taurinas por siempre.

“Voy a pensar, con mucho respeto, que la muerte de Luis Donaldo vino a engrandecer la colonia”, dice Pérez Rivero.

Los vecinos, en cambio, con la costumbre de lo cotidiano asisten a la plaza cívica para descansar en sus bancas y la atraviesan sin muchos ánimos de hablar sobre aquel día que tal vez vivieron sus familias o ellos mismos siendo pequeños.

“No deja de ser un evento traumático en la memoria colectiva de los residentes”, opina Luis Carlos López Ulloa, profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Pero los residentes no son los únicos que prefieren no dar entrevistas.

Varios personajes públicos que hoy siguen en la política también se niegan argumentando que en el pasado eso les ha ganado nuevos citatorios desde la hoy Fiscalía General de la República (FGR).

LOMAS TAURINAS EN 1994

La propuesta de Lomas Taurinas para acoger el mitin presidencial surgió por primera vez durante una asamblea general del PRI Tijuana, aunque su entonces dirigente, Antonio Cano Jiménez, declaró no recordarlo de esa forma.

Al menos eso dicen las conclusiones de “El crimen y sus circunstancias”, el tomo número uno de los cuatro que componen el informe de la investigación acerca del magnicidio.

Aún queda una fachada pintada de la campaña de Colosio. Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

Según ese recuento, hubo dos personas que nominaron a la colonia: Jorge Boruel Higuera, excoordinador del Movimiento Territorial Urbano Popular del PRI en Tijuana, y Jaime Martínez Veloz, en aquel momento subdelegado en Tijuana de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Pero quien tenía la facultad de aprobarla, y así lo hizo según el informe de la subprocuraduría especial de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), fue Guillermo Hopkins, subcoordinador de logística de la campaña de Colosio.

Las razones de la elección del sitio son conocidas: está cerca del aeropuerto, era “eminentemente priísta”, representativa de la precariedad de muchas otras colonias de Tijuana, la habían visitado otros candidatos del partido y era beneficiaria de la Sedesol.

Como líder de vecinos, Agustín Pérez Rivero asegura que antes el candidato presidencial solo había visitado las instalaciones del partido, donde él también acudía.

“Nunca llevaba yo gente al PRI cuando venía Luis Donaldo, porque guardaba yo la esperanza de que se interesara por ir a una colonia, salirse del PRI”, cuenta.

En su declaración del 1 de enero de 1997, casi tres años después del crimen, Martínez Veloz dijo que además de Lomas Taurinas propuso una colonia aledaña y los diversos testimonios recabados por la PGR mencionan El Florido, el auditorio municipal e incluso “El Terrenazo”, pero ninguna de esas opciones prosperó.

“Lomas Taurinas era un lugar que, bajo ninguna óptica, reunía las condiciones adecuadas de seguridad”, concluyó la PGR.

El Sol de Tijuana publicó en su portada de 1994 el magnicidio.Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

ACCEDE A NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE AQUÍ

Para la historia de un asentamiento nacido en parte de invasiones en el lecho de un arroyo, por donde pasaba a cielo abierto un canal de agua sucia, la etiqueta de “escena del crimen” se volvió una carga muy pesada, dice el profesor Ulloa López.

“No puedes hablar de la historia de Tijuana sin hablar de este suceso lamentable, por supuesto. No sé si valdría la pena, quizá tendría que valorarse bajo qué acciones o estrategias podríamos trabajar en subsanar este momento traumático”, comenta.

Bernardo López y su amigo tomaron las precauciones de cualquier otro turista para visitar una colonia que no conoce fuera del primer cuadro de una ciudad, pero no la encontraron particularmente peligrosa.

“¿Ahorita dónde no es inseguro en el país?”, pregunta Bernardo.

LA PLAZA DE LA POLÉMICA

Sentado a la sombra de uno de los frondosos árboles de la Plaza de la Unidad y la Esperanza, un vecino dice que no cree en la culpabilidad de Mario Aburto.

“Como miré el caso, hay una película más o menos basada en este señor. Más o menos la película está basada en lo que yo pensé: Fueron dos pistolas y nomás le cargaron la muerte a este muchacho”, platica.

La conocida teoría del “Segundo Tirador”, revivida por el actual gobierno federal este mismo año, es solo una de las inagotables suspicacias en torno al asesinato que no pueden ser eludidas por quienes visitan la plaza.

Mucho menos cuando la probable liberación de Mario Aburto espera decisión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Pienso, en lo personal, Mario Aburto si lo sentenciaron a 100 años, allá ellos. Porque no vino a enmendar nada, nada ganaron en venir a meter al bote a Aburto”, dice Pérez Rivero.

La colonia tiene la Plaza de la Unidad y la Esperanza. Foto: Carlos Luna/ El Sol de Tijuana

El hijo de Colosio Murrieta, Luis Donaldo Colosio Riojas, visitó la plaza por primera vez en febrero de 2021 y publicó en su cuenta de Facebook un mensaje videograbado.

“Este lugar en vez de representar una tragedia hasta el fin de los tiempos, tiene que ser reivindicado y servir como el inicio de una nueva etapa para este país”, dijo.

Ahora desde las filas del partido Movimiento Ciudadano (MC), con quien está buscando una diputación federal, Colosio Riojas pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador indultar a Mario Aburto.

Posteriormente también le pidió al ejecutivo federal por Morena no politizar la violenta muerte de su padre.

Un señalamiento como ese, a decir de la dirigente del PRI en Tijuana, no alcanza al revolucionario institucional que en su sede de esta ciudad.

“Luis Donaldo Colosio se hizo aquí en el PRI, no es que se use su imagen, es un personaje que fue presidente del partido”, apuntó Dulce Valdez.

Ahora, con motivo del 30 aniversario luctuoso, la fundación Colosio Baja California, de filiación priísta, anunció un acto conmemorativo para este sábado 23 de marzo en la Plaza de la Unidad y la Esperanza.

Y así ha sido cada año, con mayor o menor presencia según haya o no proceso electoral, cada tanto el PRI acude para recordar a su frustrado candidato presidencial.

Después de esta fecha, los días en Lomas Taurinas seguramente volverán a ser los mismos, muy parecidos a los de cualquier otra colonia trabajadora de Tijuana, al menos durante un año más.

Local

Invitan a terminar primaria y secundaria en un solo examen: INEA

Este próximo jueves y viernes habrá otra jornada de aplicación de exámenes en las instalaciones del Auditorio Municipal.

Local

Inicia martes con nubes matinales; se despejará por la tarde

Se espera una temperatura máxima de 24° centígrados en Tijuana

Local

Crece entre comerciantes el temor para denunciar “cobro de piso”

La delincuencia “ya brincó un cerco que antes no se había cruzado”, mencionó la dirigente de Canacope

Policiaca

Tres heridos en ataque armado frente la base de Guardia Nacional

Dos sujetos a bordo de un vehículo dispararon contra más de 40 personas que hacían fila, según testigos

Local

Difieren, por sexta ocasión, sesión de Cabildo para comprar terreno a Bomberos

La primera edil ha convocado a seis sesiones extraordinarias de Cabildo y todas fueron frustradas

Local

IEEBC resolverá esta semana diputaciones proporcionales para Congreso de BC

En total, el IEEBC recibió 65 impugnaciones derivadas de los cómputos distritales de la jornada electoral.