/ miércoles 4 de julio de 2018

Ni de México ni de EU, ella tiene la llave del muro

Eloísa Tamez, lipan apache, lamenta que su terreno este atravesado por la valla fronteriza

VALLE DEL RÍO GRANDE, EU. No se identifica como mexicana ni como estadounidense.

Eloísa Tamez es lipan apache y sus antepasados eran dueños de esta tierra un siglo antes de que una guerra impusiera el límite entre Texas y México.

Ahora su patio trasero está atravesado por un muro fronterizo que ella siente como una "violación".

El fondo de su casa, en el fronterizo poblado de El Calaboz, en el sureste de Texas, es un terreno baldío partido al medio por una oxidada valla de hierro de 5.5 metros de altura.

Como no era posible levantar un muro en medio del Río Grande que delimita la frontera natural entre Estados Unidos y México, las autoridades federales lo erigieron a un par de kilómetros al norte de la orilla.

Eso causó que algunas de las tierras por donde pasa el muro -y pasará, si sigue construyéndose, gracias a la iniciativa de Trump- fuera propiedad de tribus nativas o de granjeros privados.

Es lo que sucedió casi diez años atrás a Támez, profesora de enfermería de la Universidad de Texas en el Valle Del Río Grande y activista de los derechos de la tribu lipan apache.

"Es muy triste ver lo que sucedió a mi propiedad, que era valorada por mis padres no por el dinero, sino por lo que la tierra producía para nosotros, porque mi padre era granjero", dijo la mujer de 83 años.

"La violaron", añadió. "Me pone muy triste ver que esto esté sucediendo y me alegra que mis padres no hayan llegado a verlo".

Las autoridades federales le dieron una clave para abrir el portón que le permite acceder al otro lado de su tierra ancestral: 1.2 hectáreas de desierto salpicado de cactus y mezquites.

Eso es lo que queda de las cinco hectáreas que pertenecían a sus antepasados Lipan Apaches desde el siglo XVIII, gracias a una concesión de tierra de la Corona española.

En 2009, después de perder una demanda del gobierno federal, Támez se vio "coaccionada" a recibir una compensación de 56 mil dólares, que donó a becas de enfermería en nombre de sus padres.

Otros granjeros, cuyos terrenos quedaron en su totalidad al sur del muro, también recibieron códigos de acceso a sus propiedades.

Pero la mayoría de los casos se dirimieron con apropiaciones del gobierno federal estadounidense por valores que promediaron los 12 mil 600 dólares, según una investigación de la radio pública NPR, tras analizar 320 "casos de vallas" entablados entre 2008 y 2016 en la zona del Valle del Río Grande, algunos de los cuales siguen en litigio.

Situaciones como ésta pueden multiplicarse si Trump tiene éxito en su proyecto de amurallar toda la frontera, un tercio de la cual ya está vallada gracias a una ley de 2006 del entonces presidente George W. Bush.

VALLE DEL RÍO GRANDE, EU. No se identifica como mexicana ni como estadounidense.

Eloísa Tamez es lipan apache y sus antepasados eran dueños de esta tierra un siglo antes de que una guerra impusiera el límite entre Texas y México.

Ahora su patio trasero está atravesado por un muro fronterizo que ella siente como una "violación".

El fondo de su casa, en el fronterizo poblado de El Calaboz, en el sureste de Texas, es un terreno baldío partido al medio por una oxidada valla de hierro de 5.5 metros de altura.

Como no era posible levantar un muro en medio del Río Grande que delimita la frontera natural entre Estados Unidos y México, las autoridades federales lo erigieron a un par de kilómetros al norte de la orilla.

Eso causó que algunas de las tierras por donde pasa el muro -y pasará, si sigue construyéndose, gracias a la iniciativa de Trump- fuera propiedad de tribus nativas o de granjeros privados.

Es lo que sucedió casi diez años atrás a Támez, profesora de enfermería de la Universidad de Texas en el Valle Del Río Grande y activista de los derechos de la tribu lipan apache.

"Es muy triste ver lo que sucedió a mi propiedad, que era valorada por mis padres no por el dinero, sino por lo que la tierra producía para nosotros, porque mi padre era granjero", dijo la mujer de 83 años.

"La violaron", añadió. "Me pone muy triste ver que esto esté sucediendo y me alegra que mis padres no hayan llegado a verlo".

Las autoridades federales le dieron una clave para abrir el portón que le permite acceder al otro lado de su tierra ancestral: 1.2 hectáreas de desierto salpicado de cactus y mezquites.

Eso es lo que queda de las cinco hectáreas que pertenecían a sus antepasados Lipan Apaches desde el siglo XVIII, gracias a una concesión de tierra de la Corona española.

En 2009, después de perder una demanda del gobierno federal, Támez se vio "coaccionada" a recibir una compensación de 56 mil dólares, que donó a becas de enfermería en nombre de sus padres.

Otros granjeros, cuyos terrenos quedaron en su totalidad al sur del muro, también recibieron códigos de acceso a sus propiedades.

Pero la mayoría de los casos se dirimieron con apropiaciones del gobierno federal estadounidense por valores que promediaron los 12 mil 600 dólares, según una investigación de la radio pública NPR, tras analizar 320 "casos de vallas" entablados entre 2008 y 2016 en la zona del Valle del Río Grande, algunos de los cuales siguen en litigio.

Situaciones como ésta pueden multiplicarse si Trump tiene éxito en su proyecto de amurallar toda la frontera, un tercio de la cual ya está vallada gracias a una ley de 2006 del entonces presidente George W. Bush.

Local

Anunciate gratis en El Sol de Tijuana, porque #JuntosCrecemos

Ponemos a tu disposición todas sus plataformas para que puedas encontrar un empleo

Local

Han egresado 147 pacientes de Covid-19 de las unidades hospitalarias auxiliares en Tijuana

Los espacios que atienden a personas diagnosticadas con Covid-19 son: El Albergue para personas en Situación de Calle, Hospital Auxiliar Zonkyes y la Unidad de SEDENA

Local

El burro-cebra, un ícono que no quiere ser olvidado

La pandemia del Covid-19 ha perjudicado al turismo, entre los afectados están los propietarios de burro-cebra

Local

Han egresado 147 pacientes de Covid-19 de las unidades hospitalarias auxiliares en Tijuana

Los espacios que atienden a personas diagnosticadas con Covid-19 son: El Albergue para personas en Situación de Calle, Hospital Auxiliar Zonkyes y la Unidad de SEDENA

Futbol

Sufre reinicio de la MLS: posponen D.C United vs Toronto FC por caso de Covid-19

El duelo fue suspendido luego de que un futbolista diera positivo por coronavirus

Sociedad

Decomisan 162 kilos de presunta cocaína en Lázaro Cárdenas, Michoacán

Luego de una búsqueda se encontraron enterrados tres sacos con 140 paquetes envueltos en forma de ladrillos

Justicia

Vinculan a proceso a integrante del cártel de Tijuana por secuestro

En 2019 se inició la carpeta de investigación en atención a una denuncia en contra de diversos miembros de una organización delictiva

Política

PRD también exige renuncia de Jorge Alcocer y López-Gatell

Días antes el coordinador panista en el Senado, Mauricio Kuri, también planteó la renuncia de López-Gattel ante lo que calificó un "pésimo" desempeño

Local

Confinamiento es una oportunidad para reconectarse con adultos mayores

Muchas de estas actividades se pueden realizar organizándose en casa, con lo cual se da pie a la actividad y se dejan de lado preocupaciones