/ sábado 27 de abril de 2019

UABC, ante posible crisis

La máxima casa de estudios en Baja California se vio obligada a concretar el Plan de Austeridad, Ahorro y Racionalización del Gasto

Laura Bueno Medina

La situación financiera de la Universidad Autónoma de Baja California, si bien se mantienen estable, de acuerdo con la rectoría, no está exenta de una crisis si continúa con el adeudo por parte del gobierno estatal, ya que se ha suspendido el programa de obras con recursos propios, el mantenimiento y el remozamiento de los campus.

Como resultado del adeudo que mantiene el Gobierno del Estado de Baja California con la UABC, de 988 millones 568 mil 397 pesos, la universidad se dio a la tarea de crear un plan de ahorro, el cual se dio a conocer el pasado miércoles, 24 de abril, pero empezó a aplicarse desde el 12 de abril del presente año.

El Plan de Austeridad, Ahorro y Racionalización del Gasto en la UABC fue firmado por el rector Daniel Valdez Delgadillo y Gustavo De Hoyos Walther, presidente del Patronato Universitario.

El plan tiene el objetivo de extremar medidas que mitiguen los efectos por la falta de pago del adeudo estatal aplicando múltiples medidas, como la racionalización y ahorro en gastos de alimentación, combustibles y traslados a reuniones en caso de que estas no se puedan solventar a través de tecnologías de comunicación. Asimismo, se restringirán las remodelaciones, ampliaciones y construcciones de bienes inmuebles.

Informaron que la racionalización del gasto impactará en la adquisición de vehículos, mobiliario y equipo de oficina, así como equipo de cómputo, que se realizará solo después de exhaustivo análisis de necesidad y obsolescencia una vez que sea determinado que son indispensables como apoyo para las tareas académicas y administrativas. De igual manera, no se cubrirá el pago de telefonía celular a ningún directivo o funcionario universitario y, por excepción, solo se autorizará para el personal que requiera establecer enlaces de telecomunicación de los sistemas institucionales.

Al ser cuestionado sobre la cantidad que se estima podrían ahorrar, el rector Daniel Valdez Delgadillo detalló que, por las características del plan, no es posible estimar el monto específico de lo que se ahorrará, por lo que todas las unidades académicas, vicerrectorías, y la administración central deberán desarrollar y aplicar estrategias de ahorro y racionalización del gasto.

La prioridad para la UABC son los requerimientos académicos y culturales, sobre los administrativos, para la disposición presupuestal sin descuidar los pagos de nominas a los trabajadores.

Sobre la compra de mobiliario y equipo, el rector especificó que se dará prioridad a los gastos de operación básica que permita el funcionamiento de las unidades académicas.

La UABC continuará con sus programas de ahorro en energía eléctrica, agua y uso de papel y cartón como estrategia de austeridad y con el objeto de reducir en mayor medida el impacto en el ambiente en congruencia con la responsabilidad social que ha caracterizado históricamente a esta institución educativa.

En adición a las medidas de austeridad, el Patronato Universitario, en acuerdo con el rector, está evaluando diversas acciones para hacer frente a la emergencia financiera derivada de la falta de pago de los convenios celebrados por el gobierno estatal enfocadas a salvaguardar la continuidad y calidad de las funciones primarias de la UABC, ya que, hasta la fecha, no hay plazo determinado para el pago por parte del Gobierno del Estado, lo que ya ha causado incertidumbre sobre algunos programas académicos, como el de movilidad estudiantil, los de becas, y diversos proyectos de investigación, y otros más, ya que la prioridad es pagar la nómina.

El atraso en el pago comprende desde octubre del pasado año 2018 hasta abril de 2019 pagando solo algunas parcialidades principalmente para cubrir el pago de las nóminas.

Durante el primer trimestre del año 2019, la UABC recurrió al fondo de contingencia que la institución tiene para poder cubrir los salarios, el cual ya se habría agotado, del siguiente mes.

Por todo lo anterior, considera justo el llamado de apoyo a la universidad, que lo merece por su gran labor realizada en beneficio de la educación superior, la cual ha tenido reconocimiento nacional como una de las mejores universidades del país, y merece que pueda seguir materializando la grandeza de su lema: “Por la realización plena del hombre”.

En esta semana, la sociedad de alumnos de la UABC anunciaba la cancelación del “Unifest 2019”, un evento de celebración para el estudiante, a consecuencia del adeudo que el Gobierno de Baja California mantiene con la máxima casa de estudios del estado.

La rectoría confirmó que, en 2019, no habrá celebraciones y gastos para fecha conmemorativas, lo que podría incluir algunas importantes para la comunidad universitaria.

Un mes antes, un grupo de alumnos se manifestó fuera de las oficinas del Centro de Gobierno estatal en Tijuana con la consigna de exigir a la autoridad el pago completo de adeudo y no parcialidades de todo lo que se debe anunciando que, de ser necesario, saldrían nuevamente a las calles para exigir al Gobierno de Baja California el pago a la universidad, la institución pública de nivel superior que recibe a la mayoría de los estudiantes que deciden continuar sus estudios.

Una de las principales actividades que la universidad realiza para generar recursos propios son los dos sorteos anuales que realiza en verano e invierno entregando millones de pesos en premios; pero, a la vez, recaudando una cantidad considerable para financiar principalmente las becas que otorga la Fundación UABC.

Estos apoyos financieros son esenciales para miles de jóvenes que requieren no solo ayuda con la inscripción, sino también de alimentación o transporte, y hacer posible el sueño de muchos de participar en la movilidad estudiantil nacional o internacional.

La situación con la universidad es uno de los principales parámetros para medir la estabilidad de la administración del Gobierno de Baja California, indican especialistas de El Colef, por lo que habrá que seguirle la pista a la evolución del adeudo.

Si la Universidad Autónoma de Baja California se va a la crisis financiera, será en su mayoría responsabilidad de la administración del gobierno estatal repercutiendo en la educación de miles de estudiantes de nivel superior.

Laura Bueno Medina

La situación financiera de la Universidad Autónoma de Baja California, si bien se mantienen estable, de acuerdo con la rectoría, no está exenta de una crisis si continúa con el adeudo por parte del gobierno estatal, ya que se ha suspendido el programa de obras con recursos propios, el mantenimiento y el remozamiento de los campus.

Como resultado del adeudo que mantiene el Gobierno del Estado de Baja California con la UABC, de 988 millones 568 mil 397 pesos, la universidad se dio a la tarea de crear un plan de ahorro, el cual se dio a conocer el pasado miércoles, 24 de abril, pero empezó a aplicarse desde el 12 de abril del presente año.

El Plan de Austeridad, Ahorro y Racionalización del Gasto en la UABC fue firmado por el rector Daniel Valdez Delgadillo y Gustavo De Hoyos Walther, presidente del Patronato Universitario.

El plan tiene el objetivo de extremar medidas que mitiguen los efectos por la falta de pago del adeudo estatal aplicando múltiples medidas, como la racionalización y ahorro en gastos de alimentación, combustibles y traslados a reuniones en caso de que estas no se puedan solventar a través de tecnologías de comunicación. Asimismo, se restringirán las remodelaciones, ampliaciones y construcciones de bienes inmuebles.

Informaron que la racionalización del gasto impactará en la adquisición de vehículos, mobiliario y equipo de oficina, así como equipo de cómputo, que se realizará solo después de exhaustivo análisis de necesidad y obsolescencia una vez que sea determinado que son indispensables como apoyo para las tareas académicas y administrativas. De igual manera, no se cubrirá el pago de telefonía celular a ningún directivo o funcionario universitario y, por excepción, solo se autorizará para el personal que requiera establecer enlaces de telecomunicación de los sistemas institucionales.

Al ser cuestionado sobre la cantidad que se estima podrían ahorrar, el rector Daniel Valdez Delgadillo detalló que, por las características del plan, no es posible estimar el monto específico de lo que se ahorrará, por lo que todas las unidades académicas, vicerrectorías, y la administración central deberán desarrollar y aplicar estrategias de ahorro y racionalización del gasto.

La prioridad para la UABC son los requerimientos académicos y culturales, sobre los administrativos, para la disposición presupuestal sin descuidar los pagos de nominas a los trabajadores.

Sobre la compra de mobiliario y equipo, el rector especificó que se dará prioridad a los gastos de operación básica que permita el funcionamiento de las unidades académicas.

La UABC continuará con sus programas de ahorro en energía eléctrica, agua y uso de papel y cartón como estrategia de austeridad y con el objeto de reducir en mayor medida el impacto en el ambiente en congruencia con la responsabilidad social que ha caracterizado históricamente a esta institución educativa.

En adición a las medidas de austeridad, el Patronato Universitario, en acuerdo con el rector, está evaluando diversas acciones para hacer frente a la emergencia financiera derivada de la falta de pago de los convenios celebrados por el gobierno estatal enfocadas a salvaguardar la continuidad y calidad de las funciones primarias de la UABC, ya que, hasta la fecha, no hay plazo determinado para el pago por parte del Gobierno del Estado, lo que ya ha causado incertidumbre sobre algunos programas académicos, como el de movilidad estudiantil, los de becas, y diversos proyectos de investigación, y otros más, ya que la prioridad es pagar la nómina.

El atraso en el pago comprende desde octubre del pasado año 2018 hasta abril de 2019 pagando solo algunas parcialidades principalmente para cubrir el pago de las nóminas.

Durante el primer trimestre del año 2019, la UABC recurrió al fondo de contingencia que la institución tiene para poder cubrir los salarios, el cual ya se habría agotado, del siguiente mes.

Por todo lo anterior, considera justo el llamado de apoyo a la universidad, que lo merece por su gran labor realizada en beneficio de la educación superior, la cual ha tenido reconocimiento nacional como una de las mejores universidades del país, y merece que pueda seguir materializando la grandeza de su lema: “Por la realización plena del hombre”.

En esta semana, la sociedad de alumnos de la UABC anunciaba la cancelación del “Unifest 2019”, un evento de celebración para el estudiante, a consecuencia del adeudo que el Gobierno de Baja California mantiene con la máxima casa de estudios del estado.

La rectoría confirmó que, en 2019, no habrá celebraciones y gastos para fecha conmemorativas, lo que podría incluir algunas importantes para la comunidad universitaria.

Un mes antes, un grupo de alumnos se manifestó fuera de las oficinas del Centro de Gobierno estatal en Tijuana con la consigna de exigir a la autoridad el pago completo de adeudo y no parcialidades de todo lo que se debe anunciando que, de ser necesario, saldrían nuevamente a las calles para exigir al Gobierno de Baja California el pago a la universidad, la institución pública de nivel superior que recibe a la mayoría de los estudiantes que deciden continuar sus estudios.

Una de las principales actividades que la universidad realiza para generar recursos propios son los dos sorteos anuales que realiza en verano e invierno entregando millones de pesos en premios; pero, a la vez, recaudando una cantidad considerable para financiar principalmente las becas que otorga la Fundación UABC.

Estos apoyos financieros son esenciales para miles de jóvenes que requieren no solo ayuda con la inscripción, sino también de alimentación o transporte, y hacer posible el sueño de muchos de participar en la movilidad estudiantil nacional o internacional.

La situación con la universidad es uno de los principales parámetros para medir la estabilidad de la administración del Gobierno de Baja California, indican especialistas de El Colef, por lo que habrá que seguirle la pista a la evolución del adeudo.

Si la Universidad Autónoma de Baja California se va a la crisis financiera, será en su mayoría responsabilidad de la administración del gobierno estatal repercutiendo en la educación de miles de estudiantes de nivel superior.

Policiaca

Activan Alerta Amber para localizar a Isabella Piña

Se tiene temor de que la menor sufra algún tipo de daño o la comisión de un ilícito en su persona

Policiaca

Detienen a hombre con arma de fuego en Urbi Villa del Prado

Se le aseguró un arma de fuego tipo pistola calibre 9 mm, la cual se encontraba abastecida con cuatro cartuchos útiles

Local

Trastorno de déficit de atención, difícil de tratar en adultos

No existe un estudio a detalle en Baja California, sobre la cantidad de pacientes adultos con este trastorno

Local

Llegan tres mujeres migrantes somalíes

Junto a un bebé que nació en territorio mexicano

Local

Cien familias se apoyarían con Banco de Alimentos

De acuerdo con su portal digital, además de Tijuana atienden también a comunidades e instituciones en Tecate y Playas de Rosarito

Local

Promoción docente, hasta finalizar mes

Aún se están revisando todas las solicitudes de los participantes para determinar a la mejor opción

Local

Benefician estancias infantiles con apoyo

El DIF Municipal entregó un total de 3 millones de pesos para fortalecer el servicio

Local

Jóvenes Canaco, con impulso a emprendedores

Se brindan mentorías uno a uno sobre diferentes temas relacionados a los negocios

Deportes

Xolos visita a Puebla en el primer duelo del Apertura 2017 de Liga MX

Tijuana ha visitado nueve veces el Cuauhtémoc con un saldo de una victoria, cuatro empates y mismo número de derrotas