/ domingo 23 de agosto de 2020

El SITT, un fracaso de más 2,800 mdp

En este sistema se mueven 208 mil personas al mes, de las cuales, cerca de 150 mil, son usuarios de la ruta troncal

Tijuana.- En Tijuana es más fácil ver un cometa, que circular un camión del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT). Las estaciones de ese servicio, son perfectas para una cita romántica, pues en medio de la dinámica fronteriza, ese sitio es de los pocos en donde se puede gozar de un espacio de intimidad, sin temor a ser molestado o interrumpido por algún usuario.

Más allá de los chistes malos que se escuchan sobre el SITT, este sistema BRT (Bus Rapid Transit) se ha convertido en un auténtico “elefante blanco” que requirió de una inversión de 509 millones de pesos por parte del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) y 262 millones de pesos a través de Banobras, que sumados a los fondos aportados por el gobierno local y la iniciativa privada, detonaron un total de dos mil 800 millones.

UN PROYECTO QUE SE REMONTA A 2008

Jorge Alberto Gutiérrez Topete, formaba parte en 2008, de la administración municipal encabezada por Jorge Ramos Hernández.

Fue en aquel año, cuando iniciaron las gestiones para que tanto Tijuana como Mexicali, se inscribieran al programa de apoyo al transporte masivo, que ofrecía el gobierno federal. El proyecto de un Sistema BRT avanzó y se dieron los primeros trazos, sin embargo, en 2010 los trámites para la obtención de los recursos, registraron una pausa, por la oposición del gobierno del estado.

“Se tuvo que dejar. La administración de Bustamante continuó el proyecto, avanzó bastante, continuó con las gestiones y se autorizó el recurso en 2012. El proyecto modificado en 2012, aún tenía sentido. La administración de Astiazarán les tocó bajar el dinero y ejecutar la obra, pero sufrió muchos cambios y modificaciones, tanto en quién participaría, como el de la ruta. Hubo intereses políticos”, explicó el excoordinador del Eje de Movilidad del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT).

El SITT podría ser acreedor a una sanción por parte de la federación. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

LA BANDERA DE ASTIAZARÁN

El SITT fue la obra emblemática de la administración de Jorge Astiazarán. Cada cierto tiempo, aprovechaba el aparato de comunicación municipal para presumir la llegada de los camiones, la construcción de las estaciones e incluso celebraba que el sistema contara con servicio de Wi-Fi.

“No se puede dar marcha atrás al progreso de Tijuana, todos queremos una mejor ciudad. Si queremos una ciudad competitiva, tenemos que tener un transporte digno. En eso estamos trabajando y estoy seguro que la mayoría de los transportistas nos van a apoyar”, decía el alcalde priista, en un evento del 27 de abril de 2016.


TEMAS POLÍTICOS LLEVARON AL FRACASO

Las últimas cifras hechas públicas por el SITT, en junio pasado, señalan que el sistema mueve 208 mil personas al mes, de las cuales, cerca de 150 mil, son usuarios de la ruta troncal. Cuenta con 46 estaciones y dos terminales que forman parte de la ruta troncal. Estos números representan un promedio de seis mil 933 pasajeros al día. Menos de 288 cada hora.

Hay que remontarse casi cuatro años atrás, para que estas cifras muestren el fracaso que ha resultado el SITT. Fue el 17 de noviembre de 2016, cuando el entonces director general de Banobras, Abraham Zamora Torres, visitó las obras del Sistema Integral de Transporte de Tijuana.

Aquella fecha, solo 13 días antes de que concluyera la administración de Jorge Astiazarán, el funcionario federal presumía que las obras llevaban 94% de avance, además, prometían que movilizaría a unos 300 mil pasajeros al día, beneficiando a casi dos millones de habitantes de esa ciudad fronteriza. En agosto de 2020, el SITT apenas traslada 2% de la meta trazada en el proyecto original.

“No pinta nada absolutamente nada el SITT. Hay desinterés de los transportistas en cambiar su modelo de negocio, los liderazgos, entre sindicales y dueños de rutas tienen secuestrado el sistema de transporte de la ciudad para seguir defendiendo sus intereses que lo han tenido ahí en medio de los transportistas y el gobierno haciendo muchas cosas, entre la política y dinero”, expresó Jorge Gutiérrez Topete.

Para el experto en movilidad, el SITT podría ser acreedor a una sanción por parte de la federación, por no cumplir con las metas establecidas en el proyecto. El especialista citó el ejemplo del Metrobús Laguna, obra similar al SITT que está bajo la lupa del gobierno federal.

“El riesgo que corremos es que si fracasa el proyecto, como ocurrió en Torreón que también hubo lana federal, allá están en un proceso en que le están exigiendo que regrese la subvención que recibieron, porque fracasó el proyecto. Pudieran estarse dando las condiciones para que el futuro cercano sucediera eso aquí en Tijuana”, concluyó.

Tijuana.- En Tijuana es más fácil ver un cometa, que circular un camión del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT). Las estaciones de ese servicio, son perfectas para una cita romántica, pues en medio de la dinámica fronteriza, ese sitio es de los pocos en donde se puede gozar de un espacio de intimidad, sin temor a ser molestado o interrumpido por algún usuario.

Más allá de los chistes malos que se escuchan sobre el SITT, este sistema BRT (Bus Rapid Transit) se ha convertido en un auténtico “elefante blanco” que requirió de una inversión de 509 millones de pesos por parte del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) y 262 millones de pesos a través de Banobras, que sumados a los fondos aportados por el gobierno local y la iniciativa privada, detonaron un total de dos mil 800 millones.

UN PROYECTO QUE SE REMONTA A 2008

Jorge Alberto Gutiérrez Topete, formaba parte en 2008, de la administración municipal encabezada por Jorge Ramos Hernández.

Fue en aquel año, cuando iniciaron las gestiones para que tanto Tijuana como Mexicali, se inscribieran al programa de apoyo al transporte masivo, que ofrecía el gobierno federal. El proyecto de un Sistema BRT avanzó y se dieron los primeros trazos, sin embargo, en 2010 los trámites para la obtención de los recursos, registraron una pausa, por la oposición del gobierno del estado.

“Se tuvo que dejar. La administración de Bustamante continuó el proyecto, avanzó bastante, continuó con las gestiones y se autorizó el recurso en 2012. El proyecto modificado en 2012, aún tenía sentido. La administración de Astiazarán les tocó bajar el dinero y ejecutar la obra, pero sufrió muchos cambios y modificaciones, tanto en quién participaría, como el de la ruta. Hubo intereses políticos”, explicó el excoordinador del Eje de Movilidad del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT).

El SITT podría ser acreedor a una sanción por parte de la federación. Foto: Ángeles García | El Sol de Tijuana

LA BANDERA DE ASTIAZARÁN

El SITT fue la obra emblemática de la administración de Jorge Astiazarán. Cada cierto tiempo, aprovechaba el aparato de comunicación municipal para presumir la llegada de los camiones, la construcción de las estaciones e incluso celebraba que el sistema contara con servicio de Wi-Fi.

“No se puede dar marcha atrás al progreso de Tijuana, todos queremos una mejor ciudad. Si queremos una ciudad competitiva, tenemos que tener un transporte digno. En eso estamos trabajando y estoy seguro que la mayoría de los transportistas nos van a apoyar”, decía el alcalde priista, en un evento del 27 de abril de 2016.


TEMAS POLÍTICOS LLEVARON AL FRACASO

Las últimas cifras hechas públicas por el SITT, en junio pasado, señalan que el sistema mueve 208 mil personas al mes, de las cuales, cerca de 150 mil, son usuarios de la ruta troncal. Cuenta con 46 estaciones y dos terminales que forman parte de la ruta troncal. Estos números representan un promedio de seis mil 933 pasajeros al día. Menos de 288 cada hora.

Hay que remontarse casi cuatro años atrás, para que estas cifras muestren el fracaso que ha resultado el SITT. Fue el 17 de noviembre de 2016, cuando el entonces director general de Banobras, Abraham Zamora Torres, visitó las obras del Sistema Integral de Transporte de Tijuana.

Aquella fecha, solo 13 días antes de que concluyera la administración de Jorge Astiazarán, el funcionario federal presumía que las obras llevaban 94% de avance, además, prometían que movilizaría a unos 300 mil pasajeros al día, beneficiando a casi dos millones de habitantes de esa ciudad fronteriza. En agosto de 2020, el SITT apenas traslada 2% de la meta trazada en el proyecto original.

“No pinta nada absolutamente nada el SITT. Hay desinterés de los transportistas en cambiar su modelo de negocio, los liderazgos, entre sindicales y dueños de rutas tienen secuestrado el sistema de transporte de la ciudad para seguir defendiendo sus intereses que lo han tenido ahí en medio de los transportistas y el gobierno haciendo muchas cosas, entre la política y dinero”, expresó Jorge Gutiérrez Topete.

Para el experto en movilidad, el SITT podría ser acreedor a una sanción por parte de la federación, por no cumplir con las metas establecidas en el proyecto. El especialista citó el ejemplo del Metrobús Laguna, obra similar al SITT que está bajo la lupa del gobierno federal.

“El riesgo que corremos es que si fracasa el proyecto, como ocurrió en Torreón que también hubo lana federal, allá están en un proceso en que le están exigiendo que regrese la subvención que recibieron, porque fracasó el proyecto. Pudieran estarse dando las condiciones para que el futuro cercano sucediera eso aquí en Tijuana”, concluyó.

Local

Migrantes buscan amparo ante la suspensión de tarjetas por razones humanitarias

Sin embargo, el proceso jurídico puede tardar de seis meses a un año y medio, dijo Paola Robles

Local

Activan Alerta Amber para localizar a Mónica Virginia Cruz Millán

De acuerdo al reporte, Mónica Virginia Cruz Millán fue vista por última vez el 14 de Julio de 2024, en la ciudad de Mérida, Yucatán.

Local

Inicia jueves con nubes; se despejará por la tarde

Se espera una temperatura máxima de 25° centígrados en Tijuana

Local

Tijuanenses realizan vigilia por la paz; exigen a las autoridades un alto a la violencia

La manifestación inició alrededor de las 7:30 de la noche en la glorieta Cuauhtémoc, donde se congregaron poco más de 200 personas con ropa negra y veladoras blancas

Local

Choferes de aplicaciones digitales consiguen parar el remolque de autos sin QR [VIDEO]

Nadie ha dicho que no queremos pagar; nos están cazando como si fuéramos delincuentes: A. Ramírez

Local

Multas de más de 50 mil pesos a conductores de plataformas que operen sin permiso

Imos mencionó que existen grupos de operadores en Facebook, donde realizan la compra y venta de cuentas y documentos para trabajar como conductores.